lunes, 29 de diciembre de 2008

Brindis



Por el ayer... por el hoy... por el mañana...

Por los que se fueron pero no abandonaron mi alma...

Por los amigos, los que dejaron de serlo y los que lo serán...

Por los que amo y los que amé...



Por todos vosotros...


¡FELIZ 2009!


Con todo mi cariño.


Malena

martes, 16 de diciembre de 2008

Las otras caras de la navidad


Es la Navidad
De los niños pobres.
Agujeros en las mangas,
Mugre entre los dedos,
Hambre de animal herido,
Festejan el nacimiento.
No hay globos
Ni regalos.
Una hoguera
De cuatro leños mojados
Calienta sin ganas
La navidad de los niños
Pobres.
No muy lejos,
Las risas y los juegos
Alumbran el pesebre.
Nadie pregunta
Cómo son los niños
Pobres.
No gusta
Que les muestren
Sus miserias.
Prefieren,
En la misa de
Medianoche,
Iluminar el sagrario
Con velas de colores.

Fernando Giucich (De su poemario: Clara)


Las viejas maderas crepitan junto a los cartones ardiendo. La noche es fría, y allá en el limpio cielo, las estrellas titilan, componiendo un mágico decorado.

Manos con guantes rotos, dejan ver unos pequeños dedos que se extienden acercándose a la fogata, buscando el calor.

En los bolsillos, un trozo de pan mordisqueado, con olor al queso, que hace tiempo desapareció.

Se oyen canciones que rompen el silencio de la noche, y la curiosidad infantil, le hace ir en pos del lugar donde suenan.

En aquella vieja calle hay una luz encendida que sale de un escaparate.

Junta su nariz al frío cristal, que se humedece con el vaho de su boquita, y contempla maravillado, todo lo que en sus sueños, cada noche imagina poseer.

Malena



Bajarás la calle con los pies helados
Llevando en tus manos el trozo de pan
Y en la plaza vieja del árbol de fuego
El cielo y los sueños
Te harán capitán
De un barco velero con alas de seda
Repleto de cuentos donde navegar
Siguiendo la estela de la luna blanca
Lograrás el puerto
Es
La Navidad.

El Viento en la Isla.


Alguien mira sonriente al niño, sentado en el cuerno blanco de la luna.

Durante un buen rato, ha estado soplando suavemente, para que el aire llevase al pequeño, sus palabras disfrazadas en los copos de nieve que caen, en las notas musicales de las risas y en el pentagrama de las canciones que resuenan por la calle.

El chicuelo no sabe por qué, pero mientras encamina sus pasos a la plaza vieja, lleva grabada en su retina, la imagen de un barco velero que vio en el escaparate, casi oculto entre mil juguetes.

Sus ojos se abren con infinito asombro, al ver junto al árbol de fuego, un enorme barco, réplica perfecta del otro.

El hombre de la luna, sopla de nuevo, y la nave se eleva, una vez el niño a bordo, surcando aires y nubes, alto, alto, cada vez más alto.

La cola de un cometa estrellado, aparece repentinamente ante la proa, y por ella, desciende la nave hasta aterrizar frente a un humilde pesebre.

Sobre una sabanita, entre pajas, duerme un bebé al cuidado amoroso de sus padres, de un buey y una mula que con su aliento, intentan defender el cuerpecito infantil del frío intenso.

La temperatura es muy baja, no hay juguetes, ni globos, ni velas de colores, ni el bebé, ni sus padres, visten ropas bonitas y abrigadas, pero los labios del niñito dormido, se curvan en la más bella sonrisa que nadie haya visto, y la de sus padres, al contemplarlo, no lo es menos.

El barco comienza a balancearse, y el pequeño se apresura a subir. De regreso, en la plaza del árbol de fuego, corre apresurado hacia el escaparate. Su vista escudriña cada uno de los mil juguetes que se muestran ante él, pero… por ningún lado ve lo que busca: una sonrisa.

No hay ninguna en la tienda. De repente, repara en el reflejo de su propio rostro en el cristal, y es entonces, cuando advierte que sus labios dibujan una sonrisa, y que era tan bonita como la de aquel bebé.

Por alguna razón, cuando el pequeño se alejaba del escaparate, el frío era menos intenso en la noche.


Calle Quimera




Por las frías avenidas van caminando, pero no les preguntes, ni de dónde vienen, ni a donde van.

Caminan por sobrevivir. Mientras caminan, saben que están vivos.

Sus pasos les llevan, y un instinto casi animal, les hace buscar cobijo.

Una chabola destartalada les llama la atención. Dentro hay luz y cuando llegan a la puerta del chamizo, se les ensancha la sonrisa.

La luz proviene de una hoguera encendida, y en torno a ella, niños y adultos extienden las manos. No es necesario insistir, dónde caben cinco caben siete y todos se apretujan un poco más, que de cuerpo con cuerpo nace el calor.

Las trémulas llamas ponen en sus mejillas color, mientras sus ojos brillan con un oscuro calor.

Atraviesan con su mirada las llamas y descubren el silencio que impera allá: Una mujer muy joven y tímida, mece en sus brazos a un rorro mientras los demás, le acunan con su silencio a su alrededor.

Lo envuelve en una raída toquilla, y cerca del fuego, lo deposita en un amplio cesto de mimbre.

Es Navidad.

Federico (Quizá soñar)



Sigue la noche, el frío arreció y las estrellas juegan con el crepitar de las maderas, pero alrededor de la hoguera, no hay nadie ya.

El barco no vuela atravesando el cielo, los niños de la calle continúan en aquella chabola dando su calor al bebé que nació y que duerme tranquilamente en los brazos de su madre que lo mira con amor.

Calor junto a calor. El padre saca de su vieja mochila, embutidos y pan, que comparten con ilusión.

Las barrigas agradecidas, hacen que los ojos se vayan lentamente cerrando. Cuerpos contra cuerpos dan siempre calor.

En sus mentes hay barcos que cruzan el espacio. Jóvenes capitanes que los tripulan por un camino cuajado de estrellas.

Sonrisas inocentes en sus labios y corazones llenos de emoción.

No hay luces en sus árboles, ni bolas de colores, ni espumillón.

Sólo una vida por delante y un futuro en el que creen que serán capitanes de veleros, y lo conseguirán, y nosotros lucharemos para que algún día puedan decir a sus hijos con un barco de juguete en las manos:

- “Uno de éstos, en una fría noche de diciembre, tripulé yo”.

- “Hijo mío: ¡Feliz Navidad!”

Malena (El Tintero de China)




Fernando Giucich, Elsa(El Viento en la Isla), Avalon y Etinarcadia(Calle Quimera), Federico y yo, Malena(El Tintero de China), con nuestras manos unidas, a pesar de las distancias, os abrazamos con calidez y os deseamos una Feliz Navidad, con todo nuestro corazón

sábado, 13 de diciembre de 2008

Reflexiones a media tarde


Hay momentos, en los que no teniendo ninguna obligación urgente por atender, se te apetece coger el libro aquel que estás leyendo, y permitirte un rato de asueto.

Buscas el lugar más confortable, en donde nada ni nadie, pueda interrumpir esa comunicación que estableces con el libro.

Hoy me ha sucedido a mí.Lo he cogido de mi mesilla de noche, y me he ido a sentarme al sofá del salón. La tarde está tranquila y no hay nada que la disturbe.

Lo he abierto por donde me indicaba el punto de libro, y sólo restaba ponerme a leer.

Pero... no sé por qué regla de tres, no lo he hecho. Quizá no era el momento. Lo único que sé, es que sin intención previa, me he puesto a filosofar.

¿Sobre qué? Cuando filosofas, no lo haces sobre un tema determinado, simplemente, te dejas llevar por los pensamientos que van surgiendo, y los ves de una forma más profunda.

Y mi mente se ha puesto a comparar la vida con una novela, en la que nosotros, somos los protagonistas, pero con una serie de problemas que no tiene un libro.

Sabemos el principio, pero no sabemos el final por mucha imaginación que le pongamos, y te sientes totalmente impotente, cuando quieres hacer desaparecer pensamientos.

Y en esos momentos, te das cuenta, de que la vida no es un libro, en el que puedes saltarte la página porque no te resulta agradable.

Tienes que enfrentarte a ella y escribirla de la mejor manera que sabes, porque no puedes evadirla, y es que tu vida tiene eso, que afortunada o desafortunadamente, eres el protagonista. Y no hay nada más difícil que escribir el libro de tu propia vida.

Y después de llegar a esa conclusión, he cerrado el libro y me he ido a regar mis plantas. Al fin y al cabo, ellas también tienen su protagonismo en esos capítulos que se van escribiendo sin letras.


Malena

(Dedicado a mi amigo Salitre que me hizo amar la música de Mascagni)

martes, 9 de diciembre de 2008

Luna llena


He salido a buscar la noche. Me llamaba y sentía su voz como tiraba de mí. He obedecido y he salido en busca de su llamada.


Las calles estaban desiertas, pero apenas me fijé en ellas. Sólo sabía que mis pasos llevaban ya un rumbo fijo, como si supieran de antemano, la dirección a seguir.Y llegué. La puerta del parque estaba abierta y entré. Lentamente, bebiéndome los olores de la noche. El silencio me arropaba. Caminé y sentí la necesidad de sentarme en un banco para observar todo aquello que me rodeaba.


Encogí mis piernas, las rodeé con los brazos, y observé todo lo que se puede observar en una noche de luna llena.


Sentí paz, sentí plenitud, sentí como si algo fueses a estallar dentro de mi pecho. Olí la tierra mojada y mi mirada se prendió en un charco en el que se reflejaba la luna. Quise cantar. Algo suave, algo dulce, pero mi voz había enmudecido.


Cerré los ojos para sentirme viva y un escalofrío recorrió mi cuerpo. ¿El relente de la noche?.Abrí los ojos impulsada por algo y vi a lo lejos como se acercaban luces, como pequeñas luciérnagas, y a medida que con un ritmo cadencioso se aproximaban, iban tomando la forma de figuras etéreas que no se posaban en aquella tierra mojada por la humedad de la noche.


Figuras cada vez más parecidas a las humanas pero rodeadas de un halo especial.


Y paseaban. Unas solas, otras cogidas de la mano, pero todas a un ritmo lento, casi se podría decir que se movían siguiendo una melodía.


No llegaron a acercarse a mí, creo que permanecí invisible para ellas, que se habían adueñado por completo del parque. No oí sus voces, pero hablaban. No oí sus risas, pero reían. No vi sus besos, pero se besaban.


Me sentí feliz, afortunada de poder vivir una situación tan inexplicable como la que estaba viviendo.


Miré hacia aquella luna llena que parecía guiñarme un ojo, y comprendí que habia sido ella la que me había llamado, la que había traido mis pasos hacia aquí, para hacerme partícipe de una vivencia que sólo ocurre en el parque, en las noches de luna llena.

Malena

(Publicado en Terra en el 2007)

jueves, 4 de diciembre de 2008

Abriendo puertas


Todos los poetas al versificar, se permiten a veces, alguna licencia, y yo, sin serlo, también quiero hacer uso de esa prerrogativa.

Esta noche he querido abrir aquella puerta que no se debe de abrir, bajo el riesgo de que salga algún recuerdo que no haya cicatrizado.

Miro un calendario... Igual que todos los calendarios, con sus meses, con sus días, pero ... no es verdad que sean iguales. Quizá si, en que existen los dias laborables de color negro, y los festivos con su color rojo.

Pero... para el que lo mira... las fechas tienen distinto significado.

Y lo voy mirando... y paso mis dedos suavemente por el papel y me voy deteniendo...

Veintinueve de Noviembre, diez de Enero, cuatro de Febrero, dos de Marzo... Todas tienen un significado para mí. Un significado que no puedo olvidar aunque lo intente.

Hadas que vuelan por las noches... silencios incomprensibles (¿Quién dijo que no habían estrellas en Madrid?), lugares que se engalanaron y se quedaron vacíos, huérfanos. (¿Te puedo llamar?), el MOnte de las Hadas, aquel al que quise ir, quedo desierto, nadie me llevó.

Palabras que vuelan por el firmamento, estrellas que llevan un nombre, jaimas que caen por la terrible tormenta de arena, palabras que causan dolor, que hieren, que matan el alma...

Ya dije que no se debía de abrir la puerta de los recuerdos, pero hoy necesitaba hacerlo para soltar lastre.

Y es que todos tenemos unas fechas en el calendario que no son iguales, que tienen su historia y que a veces queremos huir de ellas y no podemos.

Lentamente... cierro la puerta... y van quedando atrás los recuerdos que esta noche me han acompañado. Y ha de ser así, porque la vida nunca retrocede, siempre camina hacia adelante.


Malena

lunes, 1 de diciembre de 2008

Comentario al post de Etinarcadia (Calle Quimera)


Mi querido Etinarcadia: He pasado por tu blog para saludarte y me he encontrado con un post que hace tiempo esperaba. Como no me cabría el comentario, he decidido dejártelo aquí.

Cariño, Ella, siempre está presente en nuestra vida, no lo podemos remediar. Como decía Miguel Hernández: "Compañera siempre fiel pero inoportuna". Lo que sucede es que nosotros la vencemos continuamente, cada vez que besamos a nuestros padres, a nuestra pareja, a nuestros hijos; cada vez que acariciamos a las Rosas de Siria, que nos prometen futuras primaveras.

Cada vez que la lluvia nos moja purificando nuestro rostro. Cuando el sol de invierno nos lanza cálidos rayos, que llegan hasta nuestra alma.

Las únicas puertas que podemos abrir, son las de la esperanza, esa amiga que nos sonríe tímidamente cada mañana y a la que debemos coger de la mano y aferrarnos, porque nunca nos engañará.

Pueden haber días de tormenta, con rayos, truenos, vientos huracanados, pero incluso esos días, salimos a la calle porque la vida sigue, no se para. Sabemos que la atmósfera se está purificando y que es algo pasajero. Por eso, cuando sale el sol, lo disfrutamos doblemente.

¿Quién puede decir que no ha tenido problemas en su vida y muchas veces graves? ¡Nadie Etinarcadia! Pero superarlos nos hace fuertes, muy fuertes.

Ella ahora, no tiene ni voz ni voto. No puede hacer nada, no sirve. Ella es lo oscuro, lo cobarde.Ella se puede hacer la amable, la salvadora, pero todo es puro engaño.

¿Te acuerdas? Hace mucho tiempo, te ofrecí mi mano y dudaste de la veracidad de mi ofrecimiento y casi, nos enfadamos. Hoy no vengo sola. Mi claro del bosque está abierto y sus habitantes, a dos de los cuales ya conoces, están barriendo las hojas que han caído a la tierra, y se han puesto sus mejores galas porque quieren abrazarte.

Eres su amigo.Eres el habitante que los comprende y los acaricia y yo, te necesito allí para poner orden. Y eso que las hadas y las ninfas, todavía no se han quejado. ¿Qué les das, picarón?

No oigas cantos de sirenas, donde no las hay. Oye la voz de los amigos que se están reuniendo en torno a tí, diciéndote que hace tiempo que entraste en sus corazones.

Yo, como siempre, te doy mis manos y te digo que eres un ser excepcional y que estoy muy orgullosa de ser tu amiga.

Miles de besos, mi Caballero Etinarcadia.

Malena

viernes, 28 de noviembre de 2008

Nocturno


Allí donde la Barcelona moderna deja de serlo. Allí donde el ruido de los coches apenas llega, empieza la Plaza de la Catedral y el Barrio Gótico.

Es adentrarse en una ciudad antigua y hermosa, llena de recuerdos, y de fantasmas que no quisieron marchar del encanto que se respira cada día.

La gente camina más lenta, como si allí no existiera el tiempo y la Plaza va adaptándose a la próxima Fira de Sta. Llúcia (Santa Lucía), donde los abetos, belenes y adornos de Navidad, unido a las melodías de "les nadales" (Villancicos), conforman un ambiente especial en el que los adultos se convierten en niños y las figuras del belén, toman vida.

Las lavanderas se acercan al río con su canasta llena de ropa, las ovejas van pastando mezclando el blanco de su lana con la hierba verde, los pastores almuerzan y en los ríos de plata, saltan los peces.

Los ángeles cantan la Buena Nueva, y los niños con los ojos bien abiertos de ilusión, tiran de la mano de sus padres que continuan enganchados delante de las paradas. Tantos recuerdos de la infancia...

La Catedral se eleva erguida, queriendo tocar el cielo con sus agujas, y cientos de turistas y barceloneses, entran a gozar de la vista interior del claustro y sus capillas.

Delante del Cristo de Lepanto, ejércitos de velas votivas, arden pidiéndole milagros.

Y fuera, en la noche, se elevan un coro de melodiosas voces cantando Gospel. Se les oye, pero apenas se les ve, por la multitud de personas que los rodean , gozando del espectáculo.

Tocan palmas, bailan y lanzan al cielo estrellado, sus armoniosas voces. Todo es distinto.La alegría entra en los corazones y tocamos las palmas al mismo ritmo que ellos.

Los ventanales y ventanucos del Barrio Gótico, iluminados nos contemplan. Y allí, por encima de todas las cabezas, de las notas del gospel y las campanas de la Catedral,dando las horas... Barcelona... nos contempla enamorada.

Malena

Dedicado a Ali Montero con todo mi cariño, por la alegría tan grande que me ha dado al venir a visitarme.Gracias por ser como eres, Ali.

lunes, 24 de noviembre de 2008

En mitad de la noche


Me he despertado en mitad de la noche,sin motivo en principio aparente. He apartado el edredón, y sin hacer ruido, me he ido a buscar mi bata para dirigirme a la cocina.

Allí, me he dado cuenta de que el viento azotaba, de manera violenta, las palmeras del jardín, y se me ha apetecido un vaso de leche caliente que me haga recuperar el sueño.

Con él me he dirigido al salón y así a oscuras, beberme el líquido caliente, pero estaba visto que el sonido huracanado del viento, no era el único en la noche.

He oído la voz de un hombre que hablaba sin que nadie le contestara, y mi curiosidad, me ha hecho salir a la terraza, para ver quién era y que decía.

Estaba solo, allí, en mitad de la calle, con algo que no identifiqué y resultó ser una botella. ¿Qué hacía allí?... Su voz sonó con más fuerza, y acompañado del ulular del viento, se oyó como decía: ¡Ulises!...¡Ulises!...¿Dónde está Itaca?... y mi corazón se estremeció.

¿Qué razón le había impulsado a beber en esta noche desapacible? ¿Dónde está su Itaca? ¿Qué sufrimiento quería esconder con la bebida?

Y allí, solo, seguía su monólogo en el que volcaba su angustia, o sus sueños truncados.

Una voz desde algún balcón, le gritó que callara. Una voz que no oyó, que no llegó a ese mundo irreal en el que se había sumergido.

Me cerré mejor la bata mientras le miraba y pensaba que no era, él, el único que esta noche en Barcelona, echaba al gélido viento sus penas, y sentí dolor por el sufrimiento ajeno tantas veces injusto.

Siguió poco a poco, con paso cansino subiendo la calle... Quizá buscando su camino hacia Ítaca.Y yo recordé los viejos versos de Kaváfis:

" Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca, debes rogar que el viaje sea largo...que sean muchos los días de verano, que te vean arribar con gozo, alegremente, los puertos que tú antes ignorabas"

¡Buen viaje, compañero! Todos en esta vida, caminamos hacia Ítaca...


Barcelona, 4 de la madrugada del viernes 21 de Noviembre.


Malena

jueves, 20 de noviembre de 2008

Y es que le amo... (Ya somos tres)


Mi amiga y compañera de Blogs: "El Viento en la Isla" y yo, hemos vuelto a unir nuestras inspiraciones. Indistintamente ella me envía un poema y sobre él, yo me inpiro, o al contrario, yo le hago "la faena" de enviarle un escrito, y ella se ve en la "obligación" de escribir un poema. La verdad es que nos complementamos muy bien y pasamos buenos momentos preparando nuestro trabajo conjunto. Aquí lo teneis. Sed benevolentes.
......................
Parecía que iba a quedar aquí el asunto de nuestro trabajo conjunto, pero ha aparecido nuestro amigo de "La Tierra de Gengi" aportando su inspiración, y ya...¡somos tres! Leedlo, merece la pena y estamos las dos sumamente agradecidas. Gracias, Jesús.

................................

Y yo vibro entre sus brazos... No somos más que dos que se convierten en uno, jugando al juego de la vida. La locura del amor me hace hablar sola... No sé si me escucha, pero escucharme a mí misma, diciéndole que le amo, ya llena mi alma.

Y digo su nombre... le llamo y él acude con sus brazos abiertos y me toma.

Y somos dos que se separan en un instante, para volverse a fundir al siguiente.

Y es que le amo... Y es que... él también me ama.


Malena

..................


Acudo a tí cada vez que me nombras

Y juntos paseamos el bosque imaginado

No hay miedo de perderse

No hay temor en los pasos.

Y si entre la arboleda

De tu mano distraigo

Nómbrame de nuevo

Llámame muy alto

Que el amor no extravía

Si brota de tus labios.

El Viento en la Isla

............................
Si embuida en mi amor, ese que te hace estar un poquito loca,.hablas sola.

No temas, pues toda tu voz, a mi llega, tan alta, tan clara, atronadora.

Como la catarata que une lo viejo y lo nuevo.

Como el rayo de sol que unge a todos los seres, a todo lo bello.

Esa voz es; aunque no estés presente, la que me guia y da forma.

A mi ser, a mi vida a nuestro destino, a este bello sueño.

La Tierra de Genji

lunes, 17 de noviembre de 2008

Gracias


Mis queridos amigos y compañeros: Os agradezco de todo corazón vuestros comentarios, tan llenos de cariño y delicadeza, máxime, cuando después de colgar la entrada, me entró arrepentimiento de haber expuesto mis sentimientos más íntimos, que en algún momento, podían haber sido crudos.

Al comentarlo con mi amigo y compañero de blogs Fernando Giucich, me hizo ver que exponerlos, era también una forma de desdramatizar una enfermedad que cogida a tiempo, tiene un porcentaje muy alto de curación.

Dinobat, Adolfo Payés, Amaya, Baubo, Ocasiones, Mary, Adrisol, Jesús (El Sueño de Genji), Juan, Pablete, Jesús Arroyo, Prometeo, Noelplebeyo, Mucha de la Torre, Manuel de la Rosa, FGiucich, Gárgola, Sol, El Viento en la Isla, Raquel, Tea Cup Club, Digler, Salvochea, Cava, José Javier, Antifaz, Manny, Alkerme, Lunática(Joselyn), Runner48, Goathemala y Mariella.

Gracias de todo corazón por todo lo que me dais.

Estos días, no he podido visitaros en vuestros blogs por motivos profesionales, mañana mismo, empiezo a visitaros. Sé que tengo mucho y bueno para leer.

Mil besos.

Malena

jueves, 13 de noviembre de 2008

Impulsos.


El día está gris y las nubes van cargadas de un agua que les cuesta soltar, como si quisieran acapararla para su uso y disfrute.

Estaba mirando a través de la cristalera del salón, y un impulso, de aquellos que en mí son tan frecuentes, me ha hecho ir a mi armario y ponerme la gabardina, el sombrero de la lluvia y salir a la calle.

No tengo que preguntarme a donde quiero ir a pasear, es tan evidente... Y es que el parque es una constante en mi vida. Allí paseo a mi buen Wiper y mientras, me pongo a pensar, a solucionar asuntos, a inspirarme...

He entrado en el parque, y apenas he visto a nadie...algún señor con ropa deportiva corriendo y algún viejecillo que seguramente va hilvanando recuerdos, al igual que yo.

Ha empezado a llover, pero sin demasiada fuerza... acariciando tanto el rostro como el alma. Gotas que alguna vez se confundieron con lágrimas, pero hoy no. Afortunadamente, la lluvia del alma también cesa y vuelve a lucir el sol.

No quiero pensar, quiero sentir. Sentir como el agua cae sobre las hojas, y algunas, muchas, caen al suelo formando un manto amarillento sobre el que camino.

Ver los árboles centenarios haciendo soliloquios un día más. Tomar una hoja del rosal de mis rosas de Siria. Mis rosas de Siria...Una vez me preguntaron el por qué salen a relucir en mis escritos, cuando hablo del parque.Es tan fácil de explicar...

Cuando hace siete años tuve el cáncer, me iba a pasear con mi tristeza al parque y descubrí los rosales en flor, y acaricié las rosas, porque me ofrecían la belleza de la que carecía mi vida en esos momentos, y así día tras día, estableciéndose una invisible relación entre ellas y yo.

Cuando marchitaron, fui esperando durante un año, su floración, acariciando sus hojas durante el invierno. Cuando volvieron a salir, les dije, con el alma mucho más serena y abriéndome a la esperanza...¡un año más y estamos aquí! y este hecho se repite año tras año.

Yo acaricio el arbusto durante el invierno y le hablo, y ellas, me ofrecen su belleza al llegar la primavera. Ellas son mis rosas de Siria.

Me he sentado en un banco, y he levantado el rostro para que la lluvia lo mojara y me he sentido bien porque mi alma sonríe una vez más.

Es el momento de volver a casa. Camino lentamente...terminando de saborear estos instantes tan íntimos y sinceros. Allí me esperan unos brazos que me confortan siempre, en las alegrías y las penas que yo procuro que sean las menos.

La lluvia...sigue cayendo.


Malena

lunes, 10 de noviembre de 2008

Los niños de Huang Shi


Este fin de semana he visto la película basada en hechos reales: "Los niños de Huang shi" y este es mi pequeño y humilde homenaje a aquellos niños y a los adultos que hicieron posible su salvación.

Una historia entre muchas más que hablan de los horrores de la humanidad, y como de entre ellas, surge el milagro de una pizca de belleza. Minúscula, pero belleza, y esperanza, en que vendrán tiempos mejores, en los que el hombre no sea el peor enemigo para el hombre ¿Utopia? Ojalá, no.
.......................................


Suena un violín... En medio de la miseria, la injusticia, y la crueldad, como un canto de esperanza... como recordando a los hombres, que una flor puede crecer en un erial, y que la belleza puede renacer, en cualquier momento... esperando la llamada, para resurgir de entre las cenizas.

Ojos de niño, que no comprenden lo que sucede... que no han conocido más que el horror, la tristeza y el odio, pero son capaces de amar a la tierra, de aferrarse a un hilo, que aunque tenso, es lo más parecido a la vida.

Que saben del sacrificio, y de la fortaleza. Que pueden volver a amar, si se les ofrece cariño.

Suena un violín, mientras una cometa elevándose en el cielo, anuncia que un compañero ha muerto. Mientras el mayor, abraza al pequeño, y mientras yo, me uno a ellos con mi corazón, en la ofrenda del incienso.

Hacia los cuatro puntos cardinales, con humildad, sin molestarles, con mis manos unidas en señal de recogimiento y plegaria.

Vuela la cometa, y a pesar del cansancio y de la nieve, que cae lentamente, vistiéndolos de armiño, a pesar de todo, como un canto de esperanza, suena un violín dulcemente...


Malena

jueves, 6 de noviembre de 2008

Cualquier día en la estación.


El gran reloj de la estación, marca las horas, acompañando las idas y venidas. Impasible, ante la alegría o el dolor, del que allí llega.

Las escaleras mecánicas... llevan maletas que acompañan a sus dueños, y los paneles eléctricos... se iluminan y van cambiando los destinos, mientras la multitud se acerca, para asegurarse de que no se equivocará.

Las librerías ofrecen al viajero revistas y libros, que harán más llevadero el camino de vuelta a casa, o hacia un destino, del que sólo se conoce el nombre.

Cada día es distinto, pero cada día es igual. El decorado no cambia: el reloj, los paneles, la librería, el bar...

La estación...testigo mudo de las emociones del que llega con una maleta llena de ilusiones e incertidumbres.

Y también de aquellas manos, que enlazadas, hasta hacerse daño, no se quieren separar.

Los ojos en los ojos... el latido dolorido de dos corazones al unísono, y miradas al reloj, deseando que las manecillas no avancen.

Ante ellos,la estación se borra... las voces se oyen lejanas, y el mundo deja de existir. Se beben el uno al otro, intentando dejar impregnadas las retinas con la figura amada ...

El tren emite un silbido, avisando que va a partir...las manos se van separando hasta rozarse solamente la yema de los dedos... mientras quedamente... intentando aparentar firmeza sin conseguirlo... se oye una voz que en un susurro dice ... Te amo...Te amo...


Malena

domingo, 2 de noviembre de 2008

Reflexión: Olvidar...


Olvidar...no es fácil, porque para olvidar, primero tienes que darte cuenta de que es lo que ha pasado, y tu mente se niega a aceptarlo.

Vives en una especie de limbo, en donde el pasado sigue reinando, sometiendo a un presente que quiere emerger, pero no encuentra espacio. Y entre pasado y presente, hay océanos de lágrimas.

Quieres odiarlo y no puedes. ¿Cómo odiarlo si le entregaste tu vida y tus ilusiones? Quieres justificarlo pero sabes que no existe la justificación.

Y te empequeñeces, y abres el armario para vestirte y cualquier ropa te da igual y acabas poniéndote lo que jamás te hubieras puesto en otra ocasión.

Y sales a la calle, y ya no miras tu imagen en los escaparates. Lo único que quieres es que pase el tiempo. Que se borre todo de tu memoria. Que te puedas echar a dormir y su imagen no aparezca.

Pero llega un día, en el que empiezas a reaccionar, y eres capaz de coger un libro y de salir a pasear con alguna amiga, de escuchar música sin ponerte a llorar, y cada vez menos, aparece su imagen, y cuando te das cuenta de ese hecho, comienzas a sonreir.

Y tu vida se va normalizando poco a poco, y te atreves cada vez, con más actividades, hasta que llega el día en que abres el armario y no coges lo primero que ves, sino que te vas probando una y otra cosa para ver con cual estás más atractiva, y cuando te miras en el espejo, sonríes porque te das cuenta de que ha vuelto a nacer la Mujer.

No aquella a la que hicieron sufrir, sino la nueva Mujer, que volverá a pisar fuerte.


Malena

jueves, 30 de octubre de 2008

Sin quorum familiar



Según mi querida familia, este post no debería de ver la luz... Las razones: muchas y variadas.Pero yo diría que todas se centraban en lo mismo, en que este no es mi estilo, y que debería de guardarlo pero no publicarlo.

¿Qué no es mi estilo? ¿Pero cuál es mi estilo? Yo escribo lo que va saliendo del tintero y esta vez, esos pensamientos me rondaban la cabeza hace tiempo, y necesitaba plasmarlos en un papel.Las personas no somos iguales siempre.Un día podemos estar supersensibles, otros humorísticos y otros, simplemente serios o "normales".

Por eso he decidido publicarlo.Sed benevolentes conmigo, y es que hoy necesitaba ser "respondona".

...................................



Hace ya tantos años...pero creo que debo de hablar. No sólo por mí, sino por todos los que me quisieron y me confortaron.

No puedo decir que fuera rica. Mis padres eran humildes y sólo pudieron darme su cariño y sus consejos. Lo necesario para vivir rectamente en esta vida.

No fui a la escuela, pero la mejor escuela para mí, fue la Naturaleza. Paseé entre los campos y ví como todo nacía, crecía y moría. Todo era igual para todos los seres de la Creación.

Pronto empecé a tener problemas.Si yo hubiera vivido en pleno S.XXI, habrían dicho que eran problemas mentales, que todo provenía de una niñez desgraciada y me habrían envíado a un centro de salud mental.No sé si para mí... eso fue una suerte, o una desgracia.

Cuando me encontraba a solas, oía voces. Voces que me indicaban lo que debía de hacer.Lo que era mi obligación.Las oía nítidamente, pero no sabía cuando, ni como contárselo a mis padres, para que no se rieran de mí.

¡Lo hice! Me armé de valor y lo conté. A mis padres y a mis tíos.Les conté que unas voces me pedían que salvara a mi país. A ese país que peligraba en manos de los ingleses.

Teníais que haber visto la escena familiar. Mi padre enfadado. Mi madre casi llorando y mis tíos... no daban crédito a lo que yo les acababa de contar.Aunque tengo que ser justa:Uno de mis tíos creyó en mí.

Convenció a mis padres y me llevó al comandante del ejército de una ciudad vecina.¿Qué os voy a contar? No me hizo el menor caso.¿Quién era yo, sino una simple adolescente analfabeta?. Le advertí de lo que pasaría pero...¡es igual! ¡Me echó!.

Quiso el cielo que ocurriera lo que yo le había predicho que sucedería, y ya todo cambió.

Me llevaron a la corte y quisieron reirse de mí. El rey se disfrazó y pusieron en su lugar a un cortesano.¿Por qué se reían de mí? ¿Qué ganaban con ello? Pero lo reconocí y me postré a sus piés.Hablé con él y le convencí, y esta pobre analfabeta se convirtió en la capitana de las tropas que tomaron Orleans a los ingleses.


Creí que mi destino se había cumplido, pero, no me había enseñado nadie lo que eran las intrigas, lo que eran los celos, lo que eran las traiciones.

Para terminar mi misión tenía que tomar París, pero el rey influenciado por sus cortesanos, me vendió a a los de Borgoña y éstos a los ingleses.

¡Dios mío!Me encontré abandonada por aquellos que me habían brindado su amistad.

Allí en prisión, recordaba mi pueblecito de Domrémy, mi infancia al lado de mis padres, y no podía entender de que forma había cambiado mi vida, para recibir todas las clases de humillaciones y de improperios que me hacían sufrir hasta lo infinito.

¿Por qué me insultan? ¿Por qué me golpean? ¿Por qué me acusan de brujería, si fue del cielo de donde bajaron aquellas voces?

Rezo a Dios. No sé por qué, fijó sus ojos en esta pobre niña.Señor, acepto tu voluntad.

Hoy es mi último día en esta tierra. Hoy abandonada de todos, me quemarán por algo que no soy.Pero antes quería deciros, que soy inocente.Que ante los ojos de Dios, de mi conciencia y de vosotros, proclamo abrazada a una Cruz que : JUANA DE ARCO...ES INOCENTE.

Malena

(Publicado en el 2007, en mi antiguo blog de Terra)

lunes, 27 de octubre de 2008

Medianoche


Suenan las doce campanadas, y ella se queda mirando fijamente, como las dos manecillas se han juntado, como si fueran una sola, en la parte superior del reloj...

Cierra los ojos... y su alma escapa de su cuerpo... para entrar sigilosamente en la habitación que todavía permanece encendida.

Le mira... y su corazón late más deprisa. (Las almas también tienen corazón). Mira su cama y estira las sábanas poniendo en cada pliegue, mil caricias. Las que no le puede dar.

Ordena los papeles que ha dejado tirados por el suelo, y dobla la ropa que se pondrá mañana, con cuidado, con mimo...

Él no sabe de su presencia, la oye moverse por el salón y respira profundamente... Mientras... ella lo mira y recuerda tantas cosas...

Su niñez, sus enfermedades, sus juegos, sus enfados, sus pequeñas alegrías y no sabe en que momento falló, ni cual es su culpa, pero respeta el distanciamiento, aunque le cueste la vida. Si es por su bien...

Las miradas del alma son profundas, y ella lo mira... queriendo acariciarlo con la mirada, abrazarlo como hacía tiempo que no lo abrazaba...

Van saliendo lágrimas de sus ojos y ahoga un sollozo, pero se acerca a él y deposita en su cabeza, el más tierno de los besos, mientras quedamente, le dice: Feliz cumpleaños, hijo mío...


Malena

miércoles, 22 de octubre de 2008

Subiendo montañas.


Foto cedida por mi amigo y compañero de blogs, Fede.


Voy subiendo la montaña lentamente... dejando que el aire fresco entre en mis pulmones... El valle se va alejando, quedando difuminadas las pequeñas casas, las ovejas y los terneros...

El viento va haciendo bailar a las flores que bordean el camino... y los árboles con el movimiento de sus hojas, le ponen la suave música que se va extendiendo como ondas... subiendo la montaña al mismo ritmo que mis pasos.

A veces... me paro y miro lo que he dejado atrás... pero el camino es largo y hay que tomar fuerzas.

Esas fuerzas que van saliendo poco a poco, a medida que son necesarias.

Parece que me he trasladado a otra dimensión, en la que sólo estoy yo... y la otra Malena...

Aquella íntima, frágil o fuerte según las circunstancias.

La que ama, la que sufre, la que olvida, la que perdona.

Aquella que guardo como un tesoro y a la que no puede llegar nadie, como no traiga un pasaporte de amistad, cariño y nobleza.

Sigo subiendo... El camino serpenteante es verde, muy verde, y las rocas ponen el punto de obstáculo que hay que superar.

No me importa, sigo adelante. El aire es más denso, pero lleva la fragancia que despiden, estos árboles poderosos, que se elevan con sus ramas, intentando tocar las nubes, que a veces se acercan hasta sus copas.

Aire... poesía... esfuerzo... los tres unidos para llenar mi alma de ese alimento que necesito y que solo puedo encontrar subiendo montañas, mirando los valles y sabiendo que voy, a pesar de las rocas, llegando a mi destino.

Malena

domingo, 19 de octubre de 2008

El Power Points.



Independientemente de la labor profesional diaria, ¿Cuándo hay descanso para un ama de casa y madre?. Sé lo que estareis contestando todas, así que parto de la base de que la respuesta es: Nunca.


No puedo quejarme, ya que mis hijos están crecidos y uno de ellos felizmente emparejado y que dejó en su tiempo el nido, para que se cumpliera la tradición del síndrome del nido vacío.Bueno, palabras y palabras.


Hoy he recibido un pps o no sé como se podría llamar, pero me explicaba que en un estudio hecho en una prestigiosa universidad de Boston, se relacionaba el nombre y el primer apellido de la persona que contestaba, con la profesión idónea que deberías de ejercer.


Yo, pues me dije que igual había equivocado mi carrera, y esperanzada con una respuesta, que me colocara de Presidenta de una financiera, puse mi nombre y mi primer apellido.


Bueno, en el ambiente se palpaban mis ilusiones, mis espectativas, y pulso, y... ¡emoción! me sale que mi profesión idónea para la que estoy preparada es ser…¡enano de jardín!.Me he quedado pensativa (pero con un pitorreo increible) y me he dicho:Malena, si este estudio es lo que han elaborado en esa prestigiosa universidad americana, tú todavía tienes posibilidades de ser algo grande en esta vida.


En fin, sigamos. Me dice mi hijo que el calentador no va y que no sale agua caliente. Me subo en la lavadora y empiezo a toquitear por detrás de la caldera. No sé para qué, porque yo no entiendo nada, pero así calmaba el enfado del aspirante a ducharse.


Seguimos. Llaman a la puerta. Una vecina me dice que la bañera del cuarto de baño que da a su habitación de matrimonio, debe perder agua porque la pared se le está humedeciendo. Yo con una sonrisa muy educada le digo que no se preocupe que mañana llamaré al seguro. Se va conforme.


Pero…llaman otra vez y es el vecino de abajo, que viene a decirme que en su cuarto de baño que está debajo del mío, se ha hecho un agujero por el que ha salido agua y le ha estropeado el espejo. Y estaba preocupado porque ya se han ido los japoneses a los que se lo tenía alquilado y está a punto de llegar otro matrimonio japonés y así no pueden entrar. Repito discurso: Mañana llamaré al seguro.


Bueno, no sé lo que me deparará el día porque todavía no ha acabado pero estoy muy animada, porque por fin se ha resuelto una incógnita en mi vida: A partir de mañana, trabajaré de enano de jardín.


Yo no tengo todavía ningún jardín adjudicado pero puestos a elegir, que sea en la casa de "la" Presley, claro que si vosotros me ofrecéis vuestra casa, no lo dudaría. Ya hablaríamos del precio.(No sé a como se cotiza la hora según el sindicato de enanos de jardín).

Malena

Reposición dedicada a mi gran amiga Elsa . (El Viento en la isla). Estoy segura de que me acompañará en este nuevo trabajo.

jueves, 16 de octubre de 2008

Reflexión: Soy una inmadura.


Hay una frase que dicen algunas personas, como muestra de suprema maduración: "Yo no te necesito y a pesar de ello, estoy contigo".

Muestra del supremo absurdo, del orgullo malentendido, de la soberbia más absoluta.

Pues, señores... soy una inmadura. Una gran inmadura, porque yo necesito... yo necesito que me necesiten.

No somos imprescindibles, lo sé. Somos sustituibles, pero no hay palabras más lindas que suenen en el oido que aquellas que dicen: "Te necesito a mi lado".

Seguro que no todo el mundo está de acuerdo conmigo y hasta doy un margen de credibilidad a esa frase acuñada por algunos psiquiatras, con no sé que aviesas intenciones.

Yo necesito que me quieran, que me abracen, que cuenten conmigo, y a la inversa, me gusta saber que hay personas que necesitan de mis abrazos, de mis palabras, de mi cariño.

Y es que creo que la vida es eso.

Somos pequeños seres perdidos en un gran universo, acompañados de esa soledad del que no sabe muy bien que hace en este mundo. Y ese necesitarnos unos a otros, y corresponder con cariño, es lo que hace que la vida merezca la pena vivirse.

Si.Efectivamente... soy una gran inmadura.

Malena

lunes, 13 de octubre de 2008

Aplausos.


El silencio que se ha creado en la sala, es roto en un instante, por un espontáneo aplauso, que se ve reforzado por todos los asistentes.

Me quedo mirando y pienso que es el mejor homenaje que se le puede hacer a una persona.

Aplausos por toda una vida. Aplausos por los éxitos y fracasos. Aplausos por dar toda su alma, por su sacrificio, por su redención.

Ayer por la noche, miré hacia el cielo y vi que las nubes habían formado una paloma de la paz sobre la luna, y sentí paz, y supe que dos almas, que dos corazones, se habían unido para toda la eternidad.

Y oí los reproches: ¿Por qué has tardado tanto? ¿Es que no me oías en las noches, cuando estando dormida, me acercaba a tí y te besaba?

Ella, feliz como una novia, acercó su alma a la de él y desaparecieron.

No sé hacia donde, pero aquella paloma, era una señal que nos enviaban desde el cielo, diciéndonos que todo, ya por fín, estaba bien.

Aplausos. Sí. Aplausos por toda una vida. Para toda la eternidad.

Malena

domingo, 12 de octubre de 2008

Gracias.


Mis queridos amigos: Gracias de todo corazón, en nombre de mi marido y mío por vuestras palabras de cariño y apoyo en el blog, y también en mi correo personal.Reconforta saber que estais ahí para toda clase de ocasiones.

GRACIAS.

Mil besos.

Malena

martes, 7 de octubre de 2008

Sin título


Mis queridos amigos: Sólo dos líneas para notificaros que mi suegra ha fallecido. En condiciones normales no habría dicho nada, pero muchos de vosotros que me conoceis desde hace tiempo, la conocíais a través de un post que publiqué en su homenaje.

Descanse en paz.

Mil besos para vosotros.

Malena

Un día, en un verano.


¿Por qué todo tiene que ser normal? ¿Por qué todo se tiene que sujetar a unas normas?

Y eso me lo estoy diciendo, mientras el viento marino mueve mi sombrilla, y las olas, llevando la contraria, se rebelan, salpicando por sorpresa, al incauto bañista que se acerca.

Creo que hoy estoy como ellas, rebelde, peleona, inconformista, y me levanto de la toalla acercándome a la orilla, en solidaridad con su rebeldía, y conscientemente, abro la caja de los recuerdos y les dejo que salgan.

No les voy a poner condiciones, que hagan lo que quieran. Que vuelen, que naden, que buceen, o si se les apetece, que marchen hasta el horizonte, buscando aquel arco iris mágico, que empezaba allá, en aquella línea,y acababa en algún país de sueños.

Ese es su problema. Ya volverán cuando quieran. Saben el camino demasiado bien, y unos volverán para hacerme sonreir y otros simplemente para hacerme la puñeta.

Me meto en el agua, pero en dirección contraria a la que van ellos, no sea que alguno tenga miedo de la libertad que le he dado, y vuelva a buscar refugio.

¡Qué les den!

jueves, 2 de octubre de 2008

Silencio.


Llueve y miro la lluvia a través de los cristales... Las nubes derramando sus lágrimas... me hacen sentir melancólica, y recuerdo...

...................

Aquel día el silencio se apoderó de mi mundo, dejando inerte toda la belleza. Ni mis rosas de Siria podían acompañarme, ni mis paseos por el parque, me daban la paz que necesitaba.

Mes de marzo. Cuando los brotes de las plantas empezaban a despuntar, otros morían... Una hoja cayó lentamente desde el árbol, bailando no sé que danza misteriosa, de la cual, yo no podía escuchar su melodía.

Los pájaros en las ramas, respetaban aquel silencio, sin atreverse a trinar, y el agua del estanque, como un espejo, reflejaba la silueta de la estatua sin vida, en ese su silencio eterno.

Silencio...¿acaso el corazón latía? ¿o era yo la estatua que se reflejaba en el agua?

Los pensamientos huían, quizá a un mundo donde el sonido de las fuentes, era cantarino, en donde las rosas de Siria, prometían sueños, en donde el aire al pasar acariciaba el rostro.

A un lugar muy distante, aquel día, en el que el silencio se apoderó de mi mundo.

.....................

Llueve... y oigo la lluvia a través de los cristales...el sonido... volvió a mi mundo.


Malena

lunes, 29 de septiembre de 2008

Teléfonos


Me has llamado por teléfono y me preguntas con voz de duda, que si la rabia es lícita. ¡Cariño! le he contestado, no es lícita solamente, es un deber, una obligación.

¿Qué consigues reprimiéndola? Eres demasiado inocente, amiga mía, y no te cabe en la cabeza, que desahogarse, en vez de hundirse, es la mejor opción.

Y me vuelves a preguntar que para qué sirve, si el "objeto" de la rabia no se va a enterar. Y sigues... ¿no es mejor la indiferencia? Me armo de valor y le digo que la indiferencia puede ser una opción, pero para llegar a ella, tienes que haber pasado primero por el proceso de la rabia, del dolor, y como colofón, la indiferencia.

Por tu voz percibo que estás digiriendo todo lo que te he dicho, y después de un silencio que parece que es una aceptación, me das las gracias con un :¿Qué haría yo sin tí?

La experiencia es un grado, amiga mía, y sé que antes o después volverás a llamar.


Malena

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Jugando a las cartas


Abrió los ojos sorprendidos por la luz de la mañana, y antes de levantarse, analizó cuales eran las cartas con las que tenía que enfrentarse aquel día a la vida.

No. Para él no era un juego, era un reto. Sabía desde hace tiempo que la vida era lucha, y por eso, analizaba cuales eran sus armas aquella mañana.

Aquel día, no había buen juego. No estaban las cartas de las ilusiones, pero sí tenía a su favor, la carta de la fuerza. Aquella con la que suplía a las otras.

Y con aquella carta, fue creando poco a poco, su día. El que se le había negado.

Buscó la belleza dónde sabía que podría hallarla, la ilusión, que escondida detrás de unas nubes grises, esperaba a que alguien la descubriera.

Buscó la paz y con ella fue impregnando cada poro de su ser.

Sabía que todo aquello acabaría, pero que las fuerzas eran imprescindibles para salir de aquel estado en el que las circunstancias lo habían aprisionado.

Y abrió la ventana, para que el aire fresco de la mañana acariciara su rostro. Todavía no sentía plenamente la vida en sus venas, pero sabía que era cuestión de tiempo, por eso no podía bajar la guardia, porque tener las cartas a su favor, estaba ya al alcance de su mano.

Malena

domingo, 21 de septiembre de 2008

Mirando al horizonte


Mi compañera de blogs, Alkerme, nos retó a los que quisiéramos "recoger el guante" a aportar una palabra, y al final, formar un poema, o prosa poética con todas ellas.

Los compañeros y palabras fueron los siguientes, y el escrito que hay a continuación, es el resultado de lo que me inspiraron.



Amor y libertad=Libertad Ligia= Abrazos; Esaotra= Equilibrio; Jorge Arce= Laberinto; Alimontero= Coherencia; Torosalvaje=Horizonte; Alf= Prócer; Fini= Confianza; El Vania= Pozal; Lore= Encanto; Ker= Sueños; Patri= Lagunera; Malena= Paz; Globocautivo= Adiós; Xmr= Aliento; Alkerme= Aire;La gata insomne= Aldaba.

Algunas palabras se las traían. ¡Ya me las pagarán! :)

.............................

Amanecía...el aire traía el encanto de aquellos aromas, que viniendo desde más allá del horizonte, inundaban el ambiente de paz y de sueños.

Se sentó al lado del pozal, desde donde podía observar las tierras labradas y preñadas, que pronto darían su fruto.

Fue ayer, y lo sentía ya como algo lejano. Lo rememora y siente una punzada en el corazón. El adios y los abrazos, los lleva todavía en su piel, pero tiene la confianza de que hizo lo debido.

La tierra no da para más y un hombre como aquel, necesitaba respirar algo que no fuera el encadenamiento, necesitaba llenar su alma de libertad.

Ella lo sabía. Le veía debatirse dentro de aquel laberinto, entre el deber y su ansia de ser coherente con sus pensamientos.

Necesitaba encontrar un equilibrio, y ella se lo podía dar, por eso le ayudó.

Fue a su habitación y se quedó mirando la fotografía que reposaba sobre la mesa camilla. Los ojos de aquel prócer, que tanto les amó, le sonreía dándole aliento.

Tomó un sobre, en el que metió sus ahorros y fue a depositarlo dentro de la maleta, donde ya faltaba lo imprescindible para cerrarse.

Bajó las escaleras, y se sentó en aquella vieja silla desde donde veía cada día atardecer, esperando a que él bajara.

Tenía que ser fuerte, ya habrían momentos para derramar las lágrimas, que ahora no debían salir.

Le oyó acercarse, y se fundieron en un interminable abrazo. Después, lentamente, marchó cerrando la puerta mientras se oía el golpe de la aldaba .

Y allí quedó, rezando por su hijo, esta humilde madre lagunera.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Mi poema


En la quietud de la noche, quiero escribir un poema. Un poema sin letras, sin bolígrafo, sin papel...

El papel es tu cuerpo y mis manos van escribiendo sobre él, el más tierno poema. No salen palabras con las que exprese lo que te quiero. Simplemente, mis manos resbalando sobre tu piel, van derramando mis sentimientos.

Y al aire que llena la habitación, van subiendo poco a poco ténues luces que escriben en la pared con letras difuminadas, lo que de mi corazón va saliendo.

Esperanzas, ilusión, sueños y caminos compartidos, realidades, decepciones, apoyo, ternura, aceptaciones, lealtad, nobleza...

Y mientras, sin tú saber lo que estoy haciendo, se va formando el poema que para tí he estado escribiendo.

Me acerco suavemente a tu mejilla y te beso, mientras, como en una letanía, mis ojos te van diciendo:

Mi amigo...mi amante...mi compañero.

Wo ai ni

Malena

domingo, 14 de septiembre de 2008

Miradas


Me has mirado y te he mirado a los ojos, sorprendida. Jamás pude ver algo igual en una mirada, que tuviera el poder de estremecerme, de hacerme sentir empequeñecida.

Tú en tu mundo y yo en el mío, que dejó de serlo en unos instantes, para intentar comprenderte.

No es más rico el que más tiene. No es más sabio el que más ha estudiado. Se puede poseer el mundo sin tener bienes. Puedes tener más sabiduría cuando te la han enseñado las circunstancias.

Y tu mirada me ha hablado de tu orgullo, de tu nobleza, de tu decisión, de tus sueños, del dolor de tu tierra que implora el agua y la justicia...

En tu piel y en tu mirada yo he visto... la grandeza y el grito desgarrado de Africa.


Malena

martes, 9 de septiembre de 2008

He aprendido


Mi compañera de blogs, Mucha de la Torre, me dejó un comentario, con unas preciosas reflexiones sobre lo que había aprendido ella en la vida, e invitándome a que yo expresara las mías.

Sé que inconscientemente, lo he postergado porque me ha dado miedo. Miedo porque hay aprendizajes que sólo se consiguen a base de dolor y ese dolor deja huellas en el alma y conforman tu carácter.

Y lo que me pide Mucha, es que haga un exámen de conciencia y eso para mí, es como desnudar mi alma, aunque ya estais acostumbrados.

En fin... ¡Allá va!

He aprendido que:

- La vida no es fácil. Que hay subidas y bajadas anímicas y que de tí y de tus fuerzas depende todo.

- Que se puede ir con el corazón en bandolera, siempre que hayas levantado anteriormente tus mecanismos de defensa.

- Que si no te quieres a tí misma, si no te valoras , poco podrás hacer por los demás.

- Que hay diferencia entre conocidos y amigos. Que el título de amigo hay que ganárselo y hay que saberlo conservar como un gran tesoro.

- Que no se debe de odiar. Que detrás de una persona que te hace daño, pueden haber miles de traumas. Entonces lo que debes de hacer es alejarte y olvidar.

- Que después del cáncer que tuve, mis prioridades cambiaron, pasando a primer término mi familia. Sí que me sentía orgullosa de mis logros profesionales pero ante mi familia, estos logros pasaron a segundo término.

- Que sólo una persona que ha sufrido intensamente por cualquier tipo de circunstancia, puede comprender a los que sufren y debe estar al lado de ellos, ayudándolos.

- Que es importante ser y sentirse mujer.

- Que siempre, siempre, sale el sol después de la lluvia y que ésta, nos enseña también cosas.

- Que el respeto debe ser un valor en alza.

- Que nunca debes borrar de tu personalidad, el alma del niño que fuiste y sorprenderte cada día.

- Que una de las cosas más bellas de la vida es compartirla con la persona que amas.

Y... muchas cosas más, porque cada día se van aprendiendo cosas nuevas. Así es la vida.

Y ese es el desnudo integral de Malena.


Mil besos para todos.

jueves, 4 de septiembre de 2008

Amaneciendo



El sol se levanta

Sobre el sendero a la montaña

Al perfume de los ciruelos.


Bashô
.......................


Iba a vestirme, cuando he oido el golpear de la lluvia contra los cristales, que ya no dejan ver la escasa claridad de este día, que amaneció lluvioso.

Silenciosa, sin molestar a mis hermanas, me he acercado lentamente a la ventana empañada ya por el vapor.

Como una niña, he dejado resbalar mis dedos por ella y he dibujado un corazón.

Elevo los ojos y solo puedo divisar las flores rosas de mis cerezos, enganchadas a las ramas, y dejando resbalar como en una cascada, las gotas que con fuerza caen sobre él.

Día gris que trae lejanas melancolías al ritmo del shamisen. Esa música que en estos momentos, sólo puedo escuchar yo en mi corazón.

Y mientras, entre dos nubes puedo ver como se esfuerza en salir el sol, y medio diviso, a lo lejos, mi querido Hiei.

Mi querido monte. Mi norte y mi guía, donde cada día miro, porque sé que más allá, estuvo mi hogar.

No quiero melancolías. Es hora de empezar. Borro con mis dedos el corazón. Exhalo un poco más de vapor y dibujo un sol.

Oigo voces y risas... Mis hermanas se levantan y me saludan ... La vida empieza ya en la okiya.


Malena

lunes, 1 de septiembre de 2008

Caminando entre la niebla


Tuve que empezar a caminar. Delante de mí se abría un camino, y aunque la niebla me impedía ver hacia dónde se dirigían mis pasos, supe que era el momento y debía de hacerlo.

El manto gris blanquecino, me envolvía y la humedad se adentraba en mis huesos. Todos mis miedos salieron para hacerme compañía.

Mis miedos y mis vivencias, que llevaba encima como si de una maleta se tratase, e intentaban no dejarme caminar, cómo un lastre que pesaba, haciendo mis pasos más lentos.

Camino gris, sin luz, difícil de caminar. Mis miedos me hablaban y yo los acallaba, y mientras lo hacía, mi mente imaginaba lo que no veía.

Intuía que a ambos lados del camino, habían árboles, y que sus copas se juntaban acariciándose.

Que el aire pasaba entre ellos, componiendo al rozar con las hojas, una sinfonía. Y sabía, sobre todo, que al disiparse la niebla, te vería a tí esperándome.

E imaginar tu sonrisa y el amor en tus ojos, hicieron desvanecerse para siempre mis miedos y llenar mi corazón de alegría, porque al final del camino... sabía que me perdería entre tus brazos.


Dedicado a mi marido. A mi compañero.


Malena

jueves, 28 de agosto de 2008

Sentada sobre las rocas


Empieza a salir el sol por el horizonte, desperezándose después del sueño nocturno, y yo, sentada sobre una roca, he venido a saludarlo y a darle las gracias por el nuevo día.

Mi vista se balancea al mismo ritmo que las olas del mar, que han tomado el color medio naranja, medio dorado que les ha prestado el sol.

Y mi alma se llena, al ver amanecer el día, en el pueblo de pescadores. Recorro con mi vista lentamente el conjunto de las blancas casas, y la pequeña torre con el campanario, que nos saluda cada hora.

Casas que van cayendo cadenciosamente hacia el mar. Hacia esa playita dónde las barcas bailan y las redes esperan ser cosidas por ese viejo pescador que, con su barretina, sus espardeñas y su pipa, camina hacia la playa, después de haber tomado su carajillo en la taberna de pescadores, y haya dicho un : Bon día tingui, senyor Tomeu!

Y yo miro sus pasos lentos, que van a encontrarse con la mar que ha sido su vida, con las barcas donde ha vivido mil noches con y sin luna, y con esas redes que le esperan para que como cada día, les diga que las ama y las acaricie.

¡Toda la vida entre ellas!

Me siento parte de ese paisaje. Sé que pertenezco a él y descubrí ese amor hace tiempo, por eso me confundo con sus casas y con ese mar Mediterráneo en el que nací a tantos kilómetros de distancia, y al que reencontré cuando formé mi hogar.

Benditas tierras y aguas las que me acunaron y las que me recibieron.

Dulces pueblos marineros de la Costa Brava catalana, que al ponerse el sol, cantan al mar por habaneras.


Malena

sábado, 23 de agosto de 2008

Cerrando el paréntesis


Sé que empiezo una nueva etapa después de cerrar el paréntesis. No sé en que consiste, ni tampoco cuales son los cambios, pero si sé que algo de Malena se perdió por el camino que hay entre un abrir y cerrar el signo.

Sigo siendo emotiva, valoro la amistad que se me brinda y la cultivo.Amo la belleza en todas sus expresiones y olvido o borro las cosas que me pueden hacer daño.

De una cosa soy consciente, y es de que tengo mucho más firmes mis pies en el suelo, y solamente se elevan, cuando forjo mis sueños.

Unos sueños que intento compartir y en donde los que entran, tienen la completa libertad de entrar y salir a su antojo.

Cambié mi profesión por la de forjadora de sueños, y creo que salgo ganando en el cambio.

Algo se perdió de Malena en el camino. Espero que no sea nada importante.

El Tintero de China vuelve a estar abierto y mis brazos extendidos para abrazaros. A los amigos de siempre y a los que en un futuro lo serán.

Todo mi cariño para vosotros.

Malena

lunes, 7 de julio de 2008

Paréntesis


Mis queridos amigos y amigas: El Tintero de China abre un paréntesis de ausencia necesaria.Mi Tintero se ha

declarado en huelga y reclama las vacaciones que le debo. Cómo nunca me ha fallado, creo que su petición es

lógica y justa, por lo tanto, ha preparado sus maletas y no sé a dónde irá.

Espero que descanse y se llene de inspiración. Esa es la única condición que le he puesto.

Os deseo que paseis un feliz verano y un buen invierno depende del hemisferio en el que os encontreis.

Pensad un poquito en mí de la misma forma en que yo pensaré en vosotros.

Os dejo un poema que descubrí hace tiempo y que siempre que lo leo me llena de calma y tranquilidad.

Cuidaos.

Miles de besos.


Malena

..............................


Poema sobre el Monte Wu I


Rápido corre el torrente, teñido de verde

Por las hierbas fragantes.


Los viejos pinos toman el matiz

Azulado de las montañas lejanas.


De pié donde borbota el agua

Levanto mi flauta.


Niños inmortales se juntan en la cueva

Para escuchar su música,

Bajo los precipicios, la niebla se espesa.


¡No viene nadie todavía!


Suavemente descienden nubes blancas,

Oh… suavemente,

Cubriendo con su velo el musgo verdoso

Los pinos han alfombrado la tierra,

Enmudecen ahora los pájaros;

Una brisa ligera abanica mi saco de caminante

Alentando sueños.


Pai Yu Ch' an

(Dinastía Sung)

(960- 1279 CE)

martes, 1 de julio de 2008

Simbolismos


Tierra fértil, preñada, deseosa de dar su fruto. El tiempo se avecina. Comienza a nacer una rosa. Rosa de pétalos rojos. Bella pero con espinas.

No la toquemos, veamos sólo su hermosura. Rodeada de papeles, de sonrisas espectantes. Media noche...Al menos hay una pequeña rosa.

Amanece el día y los recuerdos del día anterior se hacen presentes. Allí está la rosa. Pensamientos nebulosos que buscan la claridad que se les niega.

Horas que pasan y llega el momento. Palabras vacías, decoradas en blanco y negro. Miro la rosa. Sus pétalos han perdido la fragancia. Los toco y mi tacto percibe la textura de una burda tela.

Vacío, oscuridad. Horas anodinas en la habitación de un hotel. Ya no hay rosa. Ni siquiera su color. Ni siquiera su forma que engañe a los sentidos.

Tierra árida de Meseta castellana que también sueña con vergeles. Sueños, esperanzas, vidrios rotos que hieren mis pies, vacio...la nada...

Mientras, desde el tren en el que me voy alejando, veo el aire que en forma de remolino, juega con los pétalos de algo, que alguna vez fue una rosa...

viernes, 27 de junio de 2008

Bajo el cielo de China


La noche fue llegando poco a poco, sorprendiéndome, pero continué con mis pasos lentos, mirando hacia ese cielo que me regalaba el titilar de las estrellas reflejándose sobre el lago.

Los olores tan especiales, me hacían respirar profundamente, como si quisiera incorporarlos a mi ser.

Fui allí, porque sabía que era el único lugar del mundo donde podría encontrarme contigo. Sin problemas, sin reproches, libres de cualquier cadena que nos atase a postes diferentes. Donde el olvido hubiese borrado cualquier pena.

Y el lago movía sus aguas agitadas por la brisa que se había levantado. Lo rodeé y lo miré, viendo como se reflejaban los farolillos rojos, balanceándose en aquel espejo adornado con flores de loto.

Cualquier rincón hacia el que mirara, era extrañamente bello, y mi corazón acelerado, dentro de mi pecho te iba llamando dulcemente.

No había fecha previa, no existían los relojes que marcasen una hora determinada, pero yo sabía que era aquel día y no me equivoqué.

Me viste y te vi. No hicieron falta palabras. Nos miramos y tus brazos se abrieron para acogerme como aquella primera vez, y así abrazados, sintiendo la proximidad de nuestros cuerpos, nos fuimos perdiendo por los laberintos de hutones, bajo aquel increible cielo estrellado de Pekin.

.................

Si vais alguna vez a Beijin, acercaros a los lagos Shishai. Sentireis como un rumor de suaves voces van desgranando dulces palabras de amor.

Son nuestras almas, que un día decidieron que serían una sola y que caminan juntas hacia la eternidad, bajo el cielo azul de China.

Malena

martes, 24 de junio de 2008

En un tiempo, en un país


Y me voy diciéndote adios. Ilusa de mí, cómo si acaso después de decirlo, se borrase para siempre un tiempo que acaba de entrar en el pasado.

Y me voy intentando cerrar las puertas del corazón, sabiendo de antemano que no se pueden cerrar, que quedan siempre entreabiertas para que puedan salir, inoportunamente, los recuerdos que han pasado a formar parte de un capítulo que ha terminado.

Y me voy por el camino que debí coger hace tiempo, pero que no tuve el valor de comenzar a caminar.

Y sé que a veces, cualquier cosa me recordará a tí y alguna fibra de mi ser temblará al contacto con tu recuerdo, pero también estoy segura de que no hay vuelta atrás.

Que lo pasado, tanto lo bueno como lo malo, emprenderán un vuelo hacia el mundo donde mueren los quereres.

Que quise ser justa poniendo objetivamente en la balanza cada uno de tus actos. Que quise salvar lo insalvable, pero la realidad se impuso y supe que nada volvería a ser igual. Que yo, ya no era la misma.

Que todo había cambiado y la decepción y el dolor eran tan grandes, que sólo me quedó poner la palabra por la que tanto había luchado para que jamás existiera...Adios...


Malena

( Marzo del 2008 )

martes, 17 de junio de 2008

En el silencio de la noche


Sé que me ha pasado alguna otra vez y no soy consciente de si os lo he contado, pero cuando he apagado la luz con la intención de dormir, una extraña sensación se apoderó de mí.

Era una sensación de inmensa soledad que me hacía apartarme del mundo.

Me dí la vuelta hacia mi marido, pero ni su calor me hacía salir de esa soledad. Extraña sensación que me hacía enfrentarme con la vida sin ningún apoyo.

Solas ella y yo. Ni pasado, ni futuro. Un presente real ante el que te sentías indefensa y atemorizada como una niña.

Pensé que debía de ser la misma fria soledad del nacimiento y de la muerte, donde nadie puede vivir ese trance por tí.

Sólo tenía acceso a mí la música de mi mp3, que como una fiel amiga, me daba la mano y suavizaba el momento.

Y así me encontré con sólo un arma para defenderme: Afrontarla sin miedo. Hablándole de tú a tú porque la gran verdad es que somos mucho más fuertes de lo que creemos. Y poco a poco, con la imaginación me dejé llevar por el dulce sonido de "Memory".

Esa canción que siempre que la oigo, me lleva a bailar por un decorado de calles desiertas y farolas encendidas, donde la luna me guiña al verme girar con las suaves gasas de mi falda al viento.

Así, la extraña soledad se fue disipando y con la sonrisa en los labios, seguí oyendo a Elaine Page, como iba desgranando dulcemente, sus recuerdos y ... los míos.


Malena

domingo, 15 de junio de 2008

De vuelta a casa


Ya han pasado los días en un abrir y cerrar de ojos y el hogar me ha recibido con los brazos abiertos. Nunca mejor dicho aquel archiconocido: "Hogar dulce hogar".

Os tengo que dar las gracias por el cariño con que me habeis tratado y por como habeis cuidado del Tintero. La impresión que me ha dado al leeros, es la misma que cuando llegas al aeropuerto, después de un viaje y ves a los amigos que han venido a recibirte y darte un abrazo. Me he sentido feliz y me he dicho: ¡Aquí está mi otra familia!

También quiero daros las gracias por la benevolencia con la que habeis tratado el post de "Llora una guitarra". Tengo que confesaros que disfruté escribiéndolo, y es que a pesar de tener una vena melancólica y soñadora, cuando oigo el rasgueo de una guitarra española, y una voz que a veces canta alegrías y otras echa al aire sus lamentos, sale lo más racial de Malena.

Mi sangre se convierte en fuego y mi cuerpo es una llama que baila, sube y baja, dejando el alma en cada uno de sus movimientos, porque ni puedo ni quiero renunciar a esa mitad de sangre andaluza que corre por mis venas.

No sé como va a salir este post de largo, pero es que no quiero cerrarlo sin daros las gracias uno a uno por todo lo que me dais y aportais en cada uno de vuestros comentarios.

Os iré visitando en vuestros blogs porque no quiero perderme lo que habeis escrito y saber como estais.

Mil besos.

Malena

(Continúa en el post de abajo)

Continuación

(Continuación)

Mi querida Veïna: no me habías comentado nada de tu hermana pero no sé si me equivoco o tus visitas a Nueva York, tienen que ver con ella. ¿Acierto? Un beso muy grande.
.............

Mariel, has definido el momento tal como es. Sintiéndolo y viviéndolo hasta las entrañas. Nunca tuve mejor compañera de baile. Brindo por tí con una copa de fino. ¡A tu salud! ¡A la nuestra!
..............

Gracias Camille por dejarte llevar por mis letras y por mis sueños. Por todo. Un beso.
..............

Elsa, hemos disfrutado. Me he portado muy bien. Demasiado bien. Tanto pescadito frito, tanto fino, tortillita de camarones...total, que ahora empiezo el régimen estricto :) Te escribiré enseguida que pueda. Mil besos.
...............

Nurieta, con amigas como tú da gusto escribir porque sé que me acompañas a cualquier lugar donde vaya. Besos para tí y para Carlos.
..................

Clau, cuando me dices que algo te ha gustado, me siento feliz. Gracias por cuidar este trozo de mi corazón. Mil besos.
..................

¿Conoces Sevilla, Fernando? Toda España es especial y cualquier ciudad te puede hacer soñar, pero Sevilla... Sevilla te embruja. Un beso muy grande.
.................

Salvochea, dejé un beso de tu parte en ese Paseo Marítimo de Cádiz, justo cuando el sol se estaba poniendo y era una bola de fuego que teñía el mar y daba ese color dorado a "La Tacita de plata" que la hace eterna. Un beso.
...............

Fortimbras, esas veladas son mágicas porque transforman el alma del que las vive y la hace libre. Gracias por visitarme. Un beso.
................

Fede, has captado toda la esencia de lo que quería expresar. La voz, la letra, muchas veces es insuficiente.Gracias por tus palabras y un beso, amigo mío.
..................

Gracias María, corazón. Me hace feliz haber sabido transmitir lo que sentía mi alma. Gracias a tí por leerme. Un beso.
..................

Shanti, cariño, son palabras, sentimientos comunes a muchas personas y cuando las leemos, nos unen en el recuerdo. Un beso.
.................

Mi querida Patricia: Siento todas las preocupaciones que estás pasando y rezo para que todo acabe bien y pronto. Te quiero mucho.
..................

Pablete, ¿Por qué seremos tan sentimentales? Parecemos fuertes, pero rascan un poco en la supwerficie y sale toda nuestra sensibilidad. Gracias por visitarme. Un beso.
...................

Raquel, no sé si me leerás pero te envío un beso muy grande y toda mi fuerza para que te acompañe.
...................

Allan, tienes pendiente un viaje a Granada y otro a Sevilla. Tendrás que ir pensándotelo para cruzar el charco. Un beso muy grande.
....................

Mi Chica, la guitarra puede ser voluble, caprichosa, pero siempre swerá la voz que exprese todo lo que el alma lleva en sus adentros. Un beso, corazón.
..............

Xavier, yo sí que digo presente delante del gran poeta que eres y me ilusionan tus palabras refiriéndote a ese post en el que he dejado un trocito de mi alma. Un beso muy grande.
...............

Prometeo, es una suerte poder mezclar dentro de tí la cultura celta y la andaluza. Así has salido tú con todo lo bueno de ambas. Un beso.
................

Fan Fan la Tulipe, tu nombre trae el pasado al presente. Un pasado de risas y alegrías y una mujer que un día te pidió que le escribieras una poesía. Gracias por estar aquí. Gracias por tu inspiración y gracias por no olvidarme. Un beso muy grande.
..................

Mª Jesús, espero que muchos momentos entrañables y bellos llenen tu vida. Un abrazo muy fuerte.
...............

Pablo, te llevaré a esos patios al caer la noche y cerrando sólo un momento los ojos, al abrirlos notarás a tu alrededor el embrujo y soñarás. Un beso, mi sevillano.
...............

Trini, mi sevillana de pro. ¿Qué voy a decirte si tú vives ese encanto cada día y lo expresas como nadie? Gracias por regarme los geranios :) Un montón de besos.
.....................

Tucci, hay dos Sevillas. La del calorazo impresionante donde te tienes que arrimar a un buen tinto de verano y la otra al anochecer paseando por el Barrio de Santa Cruz y respirando su embrujo. Al final no fui a Sanlúcar :( . Un beso.
..................

José Javier, No serías tú el que tocaba la guitarra, ¿verdad? y es que en Sevilla todo es posible. Un beso y gracias por visitarme.
................

Calle Quimera, Avalon, cariño, cuando plasmamos los sentimientos como si estuviéramos viviéndolos, ocurre el milagro de que de verdad se convierten en reales. Sabía que verías el baile y oirías el rasgueo de la guitarra. Todo mi cariño para tí y para Etinarcadia.
................

Dashina, corazón, nada como pasear por la noche sevillana de la mano de la persona que amas. Un beso muy grande.
................

Consuelo, tienes razón, todo depende del sentimiento. Las cosas están ahí pero uno puede pasar sin mirarlas o al contrario, vivirlas. Gracias por estar ahí. Un beso.
.............

Mariella, ese escenario era así, lleno de flores y con el reflejo de la luna. Por lo menos así lo imaginé. Te pongo como deberes que visites Sevilla. No te defraudará. Un beso enorme.
............

Doncel, pasé por Chiclana, tan grande, tan linda y en plena Feria de San Antonio. Paseé por la Barrosa y dejé dos besos, uno en nombre tuyo y otro en nombre mío.Felicidades atrasadas, Antonio.
.............

Maya, corazón, sé que has visto la noche mágica tal como yo la imaginé. Noche. Luna. Guitarra. Aroma de jazmines y unos sentimientos desbocados. Hiciste un precioso resumen.Mil besos.
............

Sandra, ¿Cómo te encuentras? ¡Qué poquito para que nazca María! Cuídate mucho y gracias por tus palabras siempre dulces y cariñosas.
...............

Dédalus, gracias por tus palabras y por tus buenos deseos. Todo ha ido muy bien. Un beso.
............

Victoria, gracias por el poema de Lorca. Es precioso y es que la guitarra tiene alma,tiene vida. ¿Quién ha dicho que está hecha de madera? Un beso muy grande.
.............

Jesús, tus palabras me recuerdan a la poesía de Machado: "Guitarra del mesón que hoy suenas jota, mañana peteneras, según quién toque tus empolvadas cuerdas". Gracias por venir a leerme. Un beso.
.............

Digler, la música es la que describe mejor los sentimientos porque llega a donde no pueden llegar las palabras. Gracias por tu visita.
..............

El olvido nunca muere, Mucha. A veces nos sorprende desgarrando elcorazón. Miles de besos y gracias por acordarte de mí.
...............

Manolo Rubiales, es que yo soy así. Ponme una manzanilla y un cantaor con una guitarra y me arranco antes de que te des cuenta. + vino y + besos.
..............

Gerardo, precioso poema el que me has dejado. Ha tocado fibras de mi ser que aún tiemblan cuando se habla de olvidar los sueños. Miles de besos para tu alma.
..............

O Profeta, muito obrigada por la tua visita. Es um prazer ler las tuas poesías. Um gran beijo.
............

Antifaz, la voz se rompe por la emoción, porque a veces duelen las palabras que salen por nuestra garganta y ésta se rebela y no las deja salir y cuando lo hacen, es en forma de lamento. Un beso, mi Caballero del Antifaz.
.............

Ignacio, cada vez me resultas más cálido y entrañable. Gracias por cuidarme el Tintero. Un beso.
..........

Cata, espero que continues siempre así de feliz. Besos para tí y tus pollitos.

.............


Malena

miércoles, 4 de junio de 2008

Llora una guitarra


Noche de primavera. El olor a jazmin entra por mis ventanas abiertas inundando la habitación. Me acerco a las rejas y miro los tiestos con los geranios florecidos, en explosión de fucsias, rojos, blancos y salmón.

Noche en Sevilla, donde los olores se mezclan con las poesías de Becquer, creando un romance anónimo sin palabras, que vuela por el aire para quién quiera escucharlo.

Hay alguien cantando sus penas al compás de una guitarra. Son palabras que van saliendo poco a poco de su alma, y que llegan hasta mi corazón, despertando sentimientos dormidos.

Y mi alma también se despierta y sin darme cuenta, en la penumbra de mi habitación, en la que sólo entra el reflejo de la luna, mis brazos se van levantando, como el vuelo de una paloma, y mis pies avanzan en un baile gitano, donde todo mi cuerpo se cimbrea al son de la guitarra y de los sentimientos que en forma de movimientos van saliendo de mi alma.

Y cierro los brazos en torno mío abrazándome para consolar mi pena y los levanto haciendo girar mis manos para librarse de las cadenas, y mis pies desnudos, taconean sobre el suelo sacando mi rebeldía.

Todo al ritmo de mis sentimientos que se han unido al rasgueo de la guitarra.

La luna me contempla y el olor a jazmín y madreselva se han hecho más intensos.

Mis movimientos se hacen más lentos y cesa el lamento al mismo tiempo que yo, cansada, bajo mis brazos.

Sigue la penumbra en mi habitación, me siento y cierro los ojos. Mientras, en algún lugar, en una radio,suena una canción, que hace estremecer mi alma, arrancando unas lágrimas a mis ojos.

"Están clavadas dos cruces

en el monte del olvido

por dos amores que han muerto

que son el tuyo y el mío... "



Malena

jueves, 29 de mayo de 2008

Corazón en bandolera



Hoy he querido dejar descansar a mis pensamientos. He hablado seriamente con ellos y les he dicho que les doy un respiro, y de paso, descanso yo también. Creo que lo han entendido, porque de momento no me han contestado.


He ido camino de la playa,aprovechando el fin de semana, y que por fin ha salido el sol, . Me gusta saborearla a primera hora de la mañana, cuando puedes dejar la toalla en el lugar que más se te apetece y lo único que oyes es el sonido de las olas del mar. Me he situado lo más cerca de la orilla posible.Verlas romper formando un encaje de espuma es una sensación inigualable.


Después de dejar mi mente en blanco, aprovechando las vacaciones de mis pensamientos, y encararme con esa inmensidad del mar , he tomado mi mp3 y me he dispuesto a dar un paseo por la playa.

.....................................

Camino despacio, jugando al pilla pilla con las olas . Yo hago como que me pueden coger y cuando se acercan a mojarme, me alejo con picardía. Jugamos una y otra vez, unas veces ganan ellas y otras lo hago yo.


Sentía como música de fondo mi mp3, pero sin hacerle demasiado caso, solamente haciéndome compañía.Pero algo ha movido un resorte dentro de mí.Ha empezado a sonar la voz de Adamo cantando "El corazón en bandolera". Hay una estrofa que dice:"El tiempo pasó, 20 años yo cumplí, y a un viejo cruel oí decir, lucha contra el mundo en esta vida, porque el mundo lucha contra tí" y me acordé de mis 20 años, cuando iba con el corazón en bandolera y hoy después de tantos años, de alegrías, de penas y de enfrentarme a miles de situaciones, no siempre agradables, siento con satisfacción, que todavía queda mucho en mí de inocencia, de sueños e ideales y de llevar el corazón en bandolera.


- Las olas van jugando con mis pies-


Por asociación de ideas, al pensar en aquellos años, mi mente se ha trasladado a los jueves. Sí, el día de la semana en que suelo hacer el mismo recorrido y paso por delante de un kiosco de la ONCE. El rito se repite jueves tras jueves, pero no por conocido, le resta su ¿encanto? ¿gracia?.


Me voy acercando al kiosco pero no lo miro.Paso con una fingida seriedad y entonces empiezo a oir con voz cantarina; ¡Eh! ,¡Eh! ¡Mírameeeee! y yo sin mirar contesto : "no te quiero mirar que me lías" y sigue :¡Vaaaaaaaaaa! ¡que hoy toca! y yo sin acercarme contesto como siempre: ¡siempre me dices lo mismo y siempre me quedo más pobre que las ratas!.Todo eso sin mirarle, hasta que ya muertos de risa los dos, me acerco al kiosco. Es un chico de aproximadamente 20 años con una sonrisa de niño contagiosa y que a mí me tiene enamorada. Al final acabo comprándole el cupón del día y el del viernes.


- Las olas me han pillado por sorpresa y me han mojado.¡traidoras! :) -


Frank y Nancy Sinatra:"Algo estúpido" y aparece Guillermo. Mi querido Guillermo. Con su guitarra al hombro y con sus melenas. Un hippie que cantaba las canciones de Bob Dylan. Canciones que hablaban de paz y amor.El terror de las mamás cuando le veían acompañando a sus hijas.¡Un melenas!.


La última noticia directa fue una postal que recibí hecha por él antes de casarme y que decía: Y para Malena...¡Felicidad!. Indirectamente sé que es médico militar y ejerce en Bilbao.Aún lo llevo en mi corazón.


- Siguen persiguiéndome las olas _


Suena Snow Patrol.¡Mamá, te voy a bajar una canción estupenda!. Es mi hijo Daniel (el mayor).Ha venido a comer y me pone al día de las novedades musicales. Daniel, el que voló del nido el primero, y nunca mejor dicho aquello de que voló. Es el piloto. El que se fue dejándome llena de tristeza. Pero lo veo feliz. Es feliz con su pareja, y yo como madre, lo soy también viéndolo así.


- Ríen las olas -


¡Dios Santo! ¡Y eso que mis pensamientos estaban de vacaciones! . Ahora sí, ahora si que se quedan callados. Ahora mi mente si que necesita descanso.

.......................


Y voy a unirme al juego. Y no les digo nada, pero he dejado el mp3 en la toalla y silenciosamente, sin que se den cuenta, me voy metiendo, me voy sumergiendo en el agua. Y me rodean, y me abrazan y las abrazo y me alejo nadando dejando atrás la playa. Y buceo y salgo a la superficie. Y sonrío, porque a pesar de todo, continúo llevando mi corazón en bandolera.