jueves, 6 de noviembre de 2008

Cualquier día en la estación.


El gran reloj de la estación, marca las horas, acompañando las idas y venidas. Impasible, ante la alegría o el dolor, del que allí llega.

Las escaleras mecánicas... llevan maletas que acompañan a sus dueños, y los paneles eléctricos... se iluminan y van cambiando los destinos, mientras la multitud se acerca, para asegurarse de que no se equivocará.

Las librerías ofrecen al viajero revistas y libros, que harán más llevadero el camino de vuelta a casa, o hacia un destino, del que sólo se conoce el nombre.

Cada día es distinto, pero cada día es igual. El decorado no cambia: el reloj, los paneles, la librería, el bar...

La estación...testigo mudo de las emociones del que llega con una maleta llena de ilusiones e incertidumbres.

Y también de aquellas manos, que enlazadas, hasta hacerse daño, no se quieren separar.

Los ojos en los ojos... el latido dolorido de dos corazones al unísono, y miradas al reloj, deseando que las manecillas no avancen.

Ante ellos,la estación se borra... las voces se oyen lejanas, y el mundo deja de existir. Se beben el uno al otro, intentando dejar impregnadas las retinas con la figura amada ...

El tren emite un silbido, avisando que va a partir...las manos se van separando hasta rozarse solamente la yema de los dedos... mientras quedamente... intentando aparentar firmeza sin conseguirlo... se oye una voz que en un susurro dice ... Te amo...Te amo...


Malena

47 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Se van diciendo con el grito et amo y así me fui me acuerdo, pero a lo lejos no vi ni escuche ese grito...

Bellisímo me quedo con la estación plasma por vos, bello, gracias por compartirlo.

saludos...

SOL dijo...

El dia a dia EN UNA ESTACION.. pero CUANTAS COSAS BELLAS tambien podemos vivir en ella...NO TODO ES RUTINA... tambien hay amor.. porque el amor no sabe de lugares, ni de voces, ni de tiempos...
Besos llenos de luz!!!

manuel rubiales dijo...

Tengo claro que los lugares que son punto de partida y retorno, de despedida y encuentro, de idas y venidas, están impregnados de toda la esencia de la poesía.

Vino y besos

Victoria Caro dijo...

Te iba a comentar algo parecido a lo que te dice Manuel R. Solo te añado en la persona sentada o parada es donde se concentra la esencias de esas estaciones, de esos trenes de nuestra vida.

Un beso grande

Adrisol dijo...

las estaciones de tren!!!!!!
si supieras como me gustan, cada vez que voy de vacaciones tengo que ir a conocer una estación y meditar sobre todas las historias que han pasado por esos andenes.........
me encantó el tema de hoy, me sirve para evocar los lugares donde estuve
un abrazo enormee..............

Betty Branco Martins dijo...

.querida Malena





________esos trenes de nuestra vida_______...



me encanta a tua forma de escrever_______falas



das coisa que fazem parte da vida______tão concretamente________como


______"esos trenes"



(tudo bem comigo_____estou com muito trabalho:))





BesO_____con_____cariño

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Ay Malena,

Las estaciones de tren tienen un encanto especial que nunca podrán tener los aeropuertos, estaciones de autobus u otras...

No se por que será..Tal vez el olor de esos andenes viejos y tristes. O bien tal vez sea ese ritual de andar por el andén mirando las ventanas una por una con el corazón en un puño esperando ver tu amada, a tus amigos, a tu familia...

El tren es cercanía, recuerdos inolvidables..

Sólo espero y quiero que esas manos que se separaron puedan volver a encontrarse una vez más.

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

Hola Malena

Amo las estaciones de niña siempre viaje en tren asi que formo parte de mi infancia y la elacion con mi madre

Pablete dijo...

Juesto desde esa estación de Atocha, que ahora es un precioso Jardín Botánico, partimos en 1962 hacia Alemania.....Todavía recuerdo esa mañana fría de febrero, el olor a carbón de las locomotoras a vapor, y las lágrimas de mi tía Isabel..... Atocha, punto de partida para un niño ilusionado por ver a su papá y por vivir una gran aventura....

Aún hoy en día, vuelvo de vez en cuando a esta estación de Atocha.

Un beso cielo.....

prometeo dijo...

Lugar de despedidas y de encuentros, cruce de caminos, libertad de ir y venir...mil lenguas, mil destinos. Me encnatan las estaciones de trenes, mi preferida la de principe Pio, una joya de siempre.
Como siempres expresan recuerdos y sentimientos a manos llenas, una delica tu blog y tus post, un fuerte abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Hola:

Una estacón cualquiera, la estación de nuestra ciudad... es como la vida, un constante igual que nace, crece, se desarrolla y al partir el tren... muere.

Besos.

Manny dijo...

Me gustan las estaciones, pues cuando están llenas uno pasa muy desapercibido.

Que sutileza al escribir y plasmar lo sentido en las palabras. Bonita manera de describir un hecho y una estación.

Besos

:-)

runner48 dijo...

Precioso post, se hunde en lo profundo de cada uno de nosotros...tan igual, tan distinto...
bsss

Noelplebeyo dijo...

precioso. las estaciones son como la vida: idas y venidas que suelen coincidir en escenarios personales

alkerme dijo...

Sí, situaciones del día a día en cualguier estación de esas que no me gustan, como no me gustan los aeropuertos; no me agradan las despedidas aunque haya encuentro cercano.
Las bienevenidas me ponen nerviosa, pero los llevo mejor.

Besos, Malena

Amaya dijo...

La estación, punto de partida y llegada, de encuentro y despedida..Todos los lugares que acogen fenómenos y sentimientos a un tiempo tan dispares son especiales, únicos
Un abrazo

salvochea dijo...

Además de todas esas sensaciones descritas, son lugares adonde el que llega de nuevo a un lugar desconocido trae consigo el Miedo, si el miedo a lo desconocido.
Porque hay estaciones y estaciones, lugares de paso, de llegada temporal y rápida, pero el que llega por vez primera a una estación como la de Atocha para enfrentarse a una vida nueva y desconocida, llega con un nudo en el estómago que seguramente el tiempo va a ir diluyendo, pero llegar a macrociudades como esas solos para afrontar ilusionado o con miedo al fracaso un futuro..., no es buena esa sensación para gente así.

Yo llegué a Atocha en un tren de mercancias(de polizón)en el 65 o por ahí y como que te asusta enfrentarse a algo semejante.

De todas formas siempre vemos las estaciones con un algo de romanticismo y añoranza si te vas o vuelves.

Buscad la belleza.

Saludos desde El Bierzo.

manuel de la rosa dijo...

No dudo de los sentimientos que provoca tu visita a una estación...concretamente esa que tu pones (Atocha) me trae distanciamiento y separación de mi familiaa la memoria...tres años sufriéndola.... saludos

fgiucich dijo...

Siempre tuve la sensación que los andenes (en las estaciones de tren) eran lugares casi mágicos. Y fuentes de inspiración. Abrazos

mi despertar dijo...

El tren es la magia de la vida subimos en el y nos sentamos con diferentes personas todos los dias algunos se quedarán con nosotros otros se quedarán para siempre en nuestras vidas,algunos los tendremos por momentos y nosotros seguiremos en este tren...de la magia de la vida y los blogs.

besos de fin de semana.

Fede dijo...

Querida Malena,
Esa bella estación que es ahora nuestra estación del Sur (o de Atocha) ha visto tantos encuentros, tantas despedidas... tantas tragedias... ¡si sus ladrillos hablaran!
Me ha encantado tu reflexión.

Gargola dijo...

Malena, como me suenan tus palabras...Tanto, que resuenan en mi corazón como algo tan próximo y tan repetido.
Te cuento un secretillo: hace mucho que no soporto hacer ni deshacer maletas. Pero, no hay remedio, y luego una se lo agarra con filosofía y espera que al menos tu equipaje, llegue contigo, y no se extravíen a Macao...
Besos en ‘conexión’

Catalina Zentner dijo...

Vengo a decirte, Malena, que por ahora, mi tren se ha detenido.
Y espero que cuando parta, me lleve a mi también.

Te dejo mi abrazo y la certeza de que vendré, aunque sea con intermitencias.

El éxodo dijo...

Las vías... esas líneas paralelas a ninguna parte que, tan cerca una de la otra, jamás llegan a unirse. Nunca se despiden porque nunca se encontraron.

Un abrazo.

josé javier dijo...

Toda partida es una separación, pero el mismo tren que separa une al regresar.
Un abrazo. J.J.

Mi Chica dijo...

Y cuántas veces se sueña con un encuentro en una estación...:)

Un beso Malena

Juan dijo...

La estación es como la vida. Ve pasar a la gente con sus esperanzas, con sus ilusiones, despedidas, bienvenidas, enfermos, sanos, deportistas, ejecutivos. Algunos alegres, otros tristes y muchos muriendo en vida.

Es testigo mudo de amores sin fin, o de amores sin retorno, o de aquellos a quienes se les pasa el tren del amor.

Saludos afectuosos.

Juan Antonio

©Claudia Isabel dijo...

Las estaciones son el escenario de encuentros y desencuentros...cuantas historias en andenes!
Acá hace años había un programa que se llamaba "Estación terminal" que trataba estos temas...
Muy bueno!
Un abrazo enorme.

Shanti dijo...

Ayyyyyy Male si yo no hubiese vivido eso jamás comprendería en toda su magnitud estas líneas

"...las manos se van separando hasta rozarse solamente la yema de los dedos... mientras quedamente... intentando aparentar firmeza sin conseguirlo... se oye una voz que en un susurro dice ... Te amo...Te amo..."



te dejo besos llorones =(

MentesSueltas dijo...

Algo quizo que pasara a visitarte... me llevo un hermoso relato y tantos recuerdos revividos...

Te abrazo
MentesSueltas

Vulcano dijo...

No soporto las despedidas, adoro los reencuentros y antes ambos angustiada miro el reloj, que pare, pido para no partir y que corra para regresar.

Un beso,

Vulcano.

Vulcano dijo...

Fé de errata (antes) es "ante".


Vulcano.

Bruno Cirnigliaro dijo...

Me encantó! Cuántas despedidas habré vivido en estaciones así... cuántas lágrimas, cuántos suspiros... la vida se ahoga en las estaciones, por eso son especiales.
Bravo! me quedo aquí!

El antifaz dijo...

Una estación es un azucarillo para la melancolía, es un signo de interrogación dibujado en el billete, es un forzudo que pierde el pulso contra el reloj, es un postal eterna.
Si supieran los servicios de limpieza el montón de sentimientos que tiran a la basura cuando barren el andén desierto...
Sería mucho más fácil para todos que el jefe de estación no nos engañase, y que escribiera en los carteles: "tren a la felicidad, tren al desengaño, tren a una nueva vida, tren de regreso"; así sería mucho más fácil.
Un beso.

Trini dijo...

Sólo por ese susurro, merece la pena transitar las estaciones.

Me gusta el ir y venir de las estaciones y los aeropuertos. Me encanta fijarme en la gente y elucubrar sobre el motivo de sus viajes.

Besitos Malenita
Hoy tus palabras saben a esperanza

♥ ♥ ♥ JOSELYN ♥ ♥ ♥ dijo...

Dejando Estrellita de Amistad

________________.OO._____________
________________.OOO.____________.O. * .* ..
________________.OOOO.______-.OOO. * .* . *
________________.OOOOO._-.OOOO. * .* ..
_______________.OOOOOOOOOOO. * . * . * .
__________-.OOOOOOOOOOOOO. * .* ..
_____.OOOOOOOOOOOOOOOOOOO* . * . * . *
__________-.OOOOOOOOOOOOO. * . * . * ..
_______________.OOOOOOOOOOO. * . * . * ..
________________.OOOOO._-.OOOO. * . *. * .
________________.OOOO.______-.OOO. * .* ..
________________.OOO.____________.O. * . *. * .
________________.OO.__________ Hola Amiga Malena solo quería
________________.O.__________ dejarte una estrella para ti
_______________+88
_______________+880 _________ Dios te bendiga y que tus sueños se realicen siempre!
_______________++88
________________+880__ te llene de bendiciones, te de la salud y
________________+888
________________++880 - te brinde la fortaleza y muchisima sabiduría
________________++888_____+++88
________________++8888__+++8880++88
________________+++8888+++8880++8888
_________________++888++8888+++888888++8888
_________________++88++8888++8888888++888888
_________________++++++888888888888888888_+88
__________________++++++88888888888888888_++8
__________________++++++++000888888888888+88
___________________+++++++000088888888888_88
____________________+++++++00088888888888
_____________________+++++++088888888888
_____________________+++++++088888888888
______________________+++++++8888888888
______________________+++++++0088888888

Señor Oscuro dijo...

En ese momento es como si no existiera el resto de la estacion :)

Un besote!!

Betty Branco Martins dijo...

.querida Malena




_____estou de volta:))





uma boa semana





besos___con____cariño

Isabel dijo...

Es verdad, la estación, es un testigo mudo a lo largo de los tiempos,de lágrimas de despidida, pero también de lagrimas de alegria por reencuentros. Y por cierto, Tetuán está muy cerca de Larache, lo he conocido de mayor, ya sabes la curiosidad de saber donde había nacido, pues me vine con 2 años, nací cuando era protectorado español, porque mi abuelo era militar. Un beso Malena

Calle Quimera dijo...

La atmósfera de una estación debe de estar tan impregnada de sentimientos... Sobre todo de ese tipo que cuentas, que parecen más persistentes que el de la alegría de los reencuentros, no sé por qué, quizás sea cuestión de densidad de cada sentimiento. Más ligera la alegría, más espeso y pesado el dolor.

Besos, gemelita. Total, que tú también eres de las que se queda mirando a la gente en las estaciones, ¿verdad...? :-)

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Amo los trenes
y sin embargo
tienen algo de tristes
decadentes
Uno se imagina en otro tiempo
en el Orient Express
el camarero
gentil llena la copa
mientras el desconocido se toca el ala del sombrero por detràs del humo del cifarrillo rubio
ya no hay vagón de lujo
ni desconocidos romànticos con sobretodos de hombros poderosos
ni se puedse fumar en ningun lado
Sigo amando los trenes,sin embargo
Que serà,amiga,esta,tu
historia?
Un final..o sólo un hasta luego?
Abrazo
adoro tu letra

mi despertar dijo...

Besos de domingo por la noche gracias por tus palabras Son hermosas tanto como tus letras
besos

Noe Accorinti dijo...

Observando lo hermoso y sentimental que es tu Blog, estoy segura que el mío te va a gustar, quizá tanto como a mí me gustó éste.

¡Pasá por él y decime!

Un GRAN abrazo.

http://www.acercandoladistancia.blogspot.com/

Raquel dijo...

Precioso, me gusta mucho como escribes y como fluyen tus textos, como al compás de una melodía.

Gracias por tu palabras en mi blog.

Un beso.

Raquel Fernández dijo...

Bello relato. Lo disfruté, a pesar de tenerle fobia a los trenes.
Un beso grande y que tengas una buena semana.

Baubo dijo...

Me dejé llevar por tus palabras y casi al final las hice mías y no pude contener las lágrimas. Viajé hacia un octubre de hace unos 10 años, pero en Ezeiza desprendiéndome de una parte de mi corazón de niña, una parte que ha quedado sin sanar y gracias a Dios año tras año al menos por unos días el regocijo del abrazo renovado retorna un poco de miel a mi corazón, el mismo que un octubre negro en Ezeiza se quedó mirando e imaginando una Madrid lejana y malvada.

Si no supiese agradecer a la vida por el hermano que me dió no sería tan dolorosa la distancia pero tampoco sería tan grandiosa cada llegada aunque tenga una vuelta marcada ;)

Mil Besos para España!

Malena dijo...

Baubo, corazón mío, ahora entiendo muchas cosas sobre tí y tienes una gran fortaleza.

Mil, no, millones de besos desde España.