lunes, 10 de noviembre de 2008

Los niños de Huang Shi


Este fin de semana he visto la película basada en hechos reales: "Los niños de Huang shi" y este es mi pequeño y humilde homenaje a aquellos niños y a los adultos que hicieron posible su salvación.

Una historia entre muchas más que hablan de los horrores de la humanidad, y como de entre ellas, surge el milagro de una pizca de belleza. Minúscula, pero belleza, y esperanza, en que vendrán tiempos mejores, en los que el hombre no sea el peor enemigo para el hombre ¿Utopia? Ojalá, no.
.......................................


Suena un violín... En medio de la miseria, la injusticia, y la crueldad, como un canto de esperanza... como recordando a los hombres, que una flor puede crecer en un erial, y que la belleza puede renacer, en cualquier momento... esperando la llamada, para resurgir de entre las cenizas.

Ojos de niño, que no comprenden lo que sucede... que no han conocido más que el horror, la tristeza y el odio, pero son capaces de amar a la tierra, de aferrarse a un hilo, que aunque tenso, es lo más parecido a la vida.

Que saben del sacrificio, y de la fortaleza. Que pueden volver a amar, si se les ofrece cariño.

Suena un violín, mientras una cometa elevándose en el cielo, anuncia que un compañero ha muerto. Mientras el mayor, abraza al pequeño, y mientras yo, me uno a ellos con mi corazón, en la ofrenda del incienso.

Hacia los cuatro puntos cardinales, con humildad, sin molestarles, con mis manos unidas en señal de recogimiento y plegaria.

Vuela la cometa, y a pesar del cansancio y de la nieve, que cae lentamente, vistiéndolos de armiño, a pesar de todo, como un canto de esperanza, suena un violín dulcemente...


Malena

31 comentarios:

Shanti dijo...

Me ha gustado tu post pero esto me partió el alma

"Ojos de niño, que no comprenden lo que sucede... que no han conocido más que el horror, la tristeza y el odio, pero son capaces de amar a la tierra, de aferrarse a un hilo, que aunque tenso, es lo más parecido a la vida."

Ningún niño debería vivir esas cosas =(

Te dejo un mega abrazo hasta mi regreso.

besos bella

Mi Chica dijo...

Precioso homenaje Malena

Un beso

Adolfo Payés dijo...

Llegarán esos tiempos mejores, nunca es utopía todo es realizable, todo en este mundo es realizable... la utopía es algo que nos hace movernos sin ella no existiera la esperanza...

saludos un abrazo y con la utopía a lado...

Amaya dijo...

La utopía es la primera piedra del camino que queremos construir,es el agua del pozo, el sol en el cielo, la sal en el mar...La utopía es el plano de la obra y nosotros sus obreros
Besos Malena
..y adelante con la Utopía!

SOL dijo...

Ojala cielo nunca sea UNA UTOPIA EL BIENESTAR DE UN NIÑO!!! No vi la pelicula pero estoy segura que si este post me dejó tan impresionada ... lo que deberá ser verla !!! Besos llenos de luz MALE!!!

manuel rubiales dijo...

UTOPIA, hasta la palabra en si misma es bonita...

digler dijo...

preciosas palabras,me has dejado pensando en muchoas cosas con ellas, sobre todo en lo que hacemos por niños como ellos que habitan en muchos lugares del mundo

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Suenan violines, trompas, cornetas....

Suenan millares de bandas, filarmónicas con sus oboes, fagots y trompetas....

Si, suenan...mezcladas, inconexas por cada niño que muere...por todas esas pequeñas almas inetes quietas....

¡Ahora mismo!

Me gustó mucho tu post...pero no me puedo dejar de pensar que ciertamente no puede existir Dios.

No puede haber un Dios que permita que muera un niño por nuestra crueldad.....Ni uno tan solo.

Besos Malena, besos

La Gata Coqueta dijo...

Cierto es que siempre amanece un nuevo día y una for...

No voy a opinar porque no he visto la pelicula.

Mañana me voy a hacer con ella y la música es divina la has escoguido con mucho gusto, que encaja muy bien con el tema.

Esa ya esta, lo otro tarda más y ya te comentaré.

Un abrazo y buenas noches.

manuel de la rosa dijo...

Me habían comentado de la belleza de la historia, ahora que tu haces una semblanza de la misma, tengo más claro que voy a disfrutar viéndola...ya te diré...saludos

Mar y ella dijo...

aLGUIÉN ME COMENTO SOBRE ELLA ,PERO NO LA HE VISTO....AL LEERTE RECORDE UNOS VERSOS DE GABRIELA MISTRAL...
...PIECECITOS DE NIÑOS AZULOSOS DE FRIO COMO OS VEN Y NOS CUBREN DIOS MIO......

uN ABRAZO..
CUDIATE SIEMPRE
MARIELLA

misolalli dijo...

por ahí soy una soñadora, pero sigo creyendo en las utopías!!!!!!!!!!
me gustó tu historia aunque es tan triste.
que hacemos por los niños??????????
un abrazo enorme y gracias por compartir esto tan interesante...

Juan dijo...

Los pies y manos de los niños nacieron para jugar, para divertirse, para disfrutar de la Naturaleza.
Ojálá llegue la cordura a nuestro Planeta y se preserve a los niños de las guerras, del hambre, de la explotación.
Leemos historias como ésta y nos horrorizamos.

Un abrazo.

Juan Antonio

Trini dijo...

Siempre creeré en ese violin, en esa utopía, siempre pensaré que hay personas con el poder de alumbrarte hasta en la peor de las oscuridades.

Me ha gustado mucho el post y su carga de fe.

Besos Malenita

Pablete dijo...

No comento nada, por que ya lo han hecho los demás blogueros, mucho mejor que yo.... solo te digo, que tienes la capacidad de remover "algo" dentro de mi corazón.....

Un beso cielo...

Jesús Arroyo dijo...

Bueno, Malena:
Se me ha escapado alguna gotita por la cara. Siempre los niños...
Un beso.

Manny dijo...

Hola guapa.

Me la apunto para verla, pues por lo que cuentas tiene que tener buena pinta.

Besos!

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

ESPERO VERLA YA LA ESTOY APUNTANDO.

Patry dijo...

Como echaba de menos leer tu gran humanidad.
Un abrazo enorme Malena.

fgiucich dijo...

Esos niños del dolor que crecen buscando el camino de la esperanza. No he visto la pelìcula, pero tù ya me la enseñaste. Abrazos.

Ocasiones dijo...

Precioso homenaje, me ha conmovido muchísimo.
Gracias por este regalo para los sentidos, ojalá y tu deseo (que se convierte en mío desde ya), se cumpla;)
Un besazo!

MARIA dijo...

Nunca dejará de sonar el violín, si no hay una mano que sepa rasgar las cuerdas, un hombro donde apoyarlo, la tierra misma sujetará el violín y le hará sonar movido por el viento o acariciado por el mar... pero nunca dejará de sonar.

Hermosos pensamientos y hermosa reflexión Malena.

Un abrazo.

Calle Quimera dijo...

Me gustaría creer que ese violín sonará siempre, que no se elevarán más cometas de esas al cielo, que la mente de un niño que ha visto esos horrores puede resetearse hasta quedar limpia para sentir lo que debe sentir un niño.

Me gusta tu post, y la esperanza que arde en él como una de esas lamparitas de aceite caseras, sin decaer la llama..

Besos, princesa.

Fede dijo...

Me encanta tu homenaje, amiga. Los niños, siempre los niños. ¿Sabes?
Acabo de sacar del videoclub una película sobre niños en Asia, titulada "El perro mongol"
Un abrazo

Durrell dijo...

Tristeza siempre, parece que no sabemos sembrar otra cosa... con lo fácil que es hacer felices a los niños.

Aún tenemos suerte nosotros.

Un abrazo.

Elio Milay dijo...

Con respecto a la infancia tengo al mismo tiempo dos conceptos claros. Uno realista, basado en la observación. Y otro idealista, basado en el sentimentalismo.

El realismo me dice, que los adultos somos niños que crecimos. Y las atrocidades adultas, no son más que atrocidades infantiles a mayor escala. Yo conocí niños muy crueles en mi niñez. Hay niños de corazón oscuro y actos perversos, y adultos que se comportan como niños sin conciencia también. Pero no sé hasta qué punto un niño es inocente. Yo era muy consciente de las cosas que hacía mal de pequeño. De modo que no idealizo la infancia, ni pienso que todos los niños son ángeles del cielo. Quizá exista un límite en la inocencia, marcado con la edad. ¿Cinco años, seis años, siete años?

A una cierta edad, el niño aprende a diferenciar entre actos sociables y actos egoístas, y sabe perfectamente cuándo está haciendo daño. Y a los niños de mente retorcida, que los hay incluso a muy tiernas edades, aprenden a disfrutar causando daño.

Bart Simpson no es un personaje ficticio. Es un estereotipo, pero bastante representativo y común.

Sin embargo, hay niños (y sobre todo niñas) que parecen ángeles del cielo no por su aspecto angelical (que eso incluso los más traviesos lo pueden tener), sino por sus ACTOS. Sus ACTITUDES son las que me hacen tener esperanzas en un mundo tan lleno de injusticia, violencia, opresión, esclavitud, egoísmo, codicia y malignidad.


Y en especial tengo esperanzas en las niñas, que son junto a los animales, las más maltratadas entre los maltratados. Y las únicas que, por su menor nivel de testosterona en sangre, tienen una necesidad mínima o nula a veces, de violentar a los demás, a diferencia de los machitos.

Los horrores del mundo son masculinos. Eso de englobar con la palabra "niños" a niños y niñas me parece un error. Las niñas son mil veces mejores en sus actitudes. Las mujeres pueden ser malas, incluso pérfidas, pero la mayoría de ellas no fabrican bombas atómicas, no bombardean países, no talan, no cazan, no matan, no golpean, no abusan sexualmente, no explotan laboralmente. Y suelen escuchar más, comprender más, compadecerse más de los sentimientos del prójimo.

Por eso yo haría una distinción muy fuerte entre hombres y mujeres al hablar de la Humanidad. Y entre niños y niñas al hablar de la infancia.

Porque sois las mujeres, las niñas, las que amáis y cuidáis del mundo, las que consoláis, las que dais la vida y la protegéis, frente al horror causado por los insensibles.

Los hombres, los niños, en lo que piensan es en todo lo contrario día a día. Y día a día se demuestra esa gran diferenciación entre los efectos de la testosterona y los efectos de los estrógenos.

Por lo tanto no me extraña nada que este blog sea como es y transmita la humanidad que transmite. Si en vez de Malena, fueses "Maleno", sí que me sorprendería muchísimo.

Te visitaré asiduamente. Me pareces una maravillosa persona. Y el círculo de amigos que te rodea, participan de esa calidez. Felicidades a tod@s por ser como sois. (Especialmente a los hombres, en los cuales es menos habitual ese carácter humanista.)

Y felicidades a ti especialmente por este blog tan representativo de cómo se posiciona ante la vida un corazón femenino.

MUJERES AL PODER, YA.

(Pero que no se parezcan a Condoleezza Rice, por favor.)


Te invito a visitar mis páginas en:

http://eliomilay.blogspot.com


Un saludo afectuoso y mis mejores deseos para el futuro de este blog.

Soledad Sánchez M. dijo...

Malena, mi niña,

ya volví de nuevo.

Ni siquiera tuve fuerzas para dejar dos líneas. Ahora, poco a poco, me iré poniendo al día.

Gracias de corazón por tus visitas.

Soledad.

Mª Ángeles dijo...

Los niños nunca se merecen sufrir las atrocidades a los que ls mayores los exponemos. Precioso relato. ME gusta tu blog
un saludo desde León

prometeo dijo...

El mundo es un jauria de lobos y las piezas a cobrar son los niños; es una verguenza pero, al final, son los que mas sufren porque son los mas debiles, los mas desvalidos, los mas inocentes; todo lo que se haga por ellos es poco, todo loq eu sea educarlos, prepararlos para el futuro es poco.."si quieres mirar el rostro de Dios mira el rostro de un niño dormido"....un abarzo.

Elio Milay dijo...

Prometeo... Una pregunta:

¿Y si el niño dormido está soñando con tirarle globos de agua a su maestra?

Goathemala dijo...

La tengo pero no la he visto. Habrá que hacerlo.


--
Saludos, Goathe.