jueves, 2 de octubre de 2008

Silencio.


Llueve y miro la lluvia a través de los cristales... Las nubes derramando sus lágrimas... me hacen sentir melancólica, y recuerdo...

...................

Aquel día el silencio se apoderó de mi mundo, dejando inerte toda la belleza. Ni mis rosas de Siria podían acompañarme, ni mis paseos por el parque, me daban la paz que necesitaba.

Mes de marzo. Cuando los brotes de las plantas empezaban a despuntar, otros morían... Una hoja cayó lentamente desde el árbol, bailando no sé que danza misteriosa, de la cual, yo no podía escuchar su melodía.

Los pájaros en las ramas, respetaban aquel silencio, sin atreverse a trinar, y el agua del estanque, como un espejo, reflejaba la silueta de la estatua sin vida, en ese su silencio eterno.

Silencio...¿acaso el corazón latía? ¿o era yo la estatua que se reflejaba en el agua?

Los pensamientos huían, quizá a un mundo donde el sonido de las fuentes, era cantarino, en donde las rosas de Siria, prometían sueños, en donde el aire al pasar acariciaba el rostro.

A un lugar muy distante, aquel día, en el que el silencio se apoderó de mi mundo.

.....................

Llueve... y oigo la lluvia a través de los cristales...el sonido... volvió a mi mundo.


Malena

35 comentarios:

manuel-tuccitano dijo...

El silencio es muy necesario en nuestra vida, dedicarle un rato todos los días a la reflexión y a hacer nada es muy beneficioso. Besos

Anónimo dijo...

En silencio estudio, pienso, a veces dejo todo en silencio para recordar.

Otras veces huyo del silencio por la misma razón porque me hace recordar algo doloroso que no quiero volver a sentir.

Silencio en compañía cuando solo con gestos me comunico y sobran las palabras, bastan las miradas, los suspiros.
Silencio. Cómo duele el silencio de los que queremos y agradecemos el de los que ya no nos interesan oír.

Con silencios se otorga, se desprecia, se ofende.

Duele cuando un amigo guarda silencio ante los que te ofenden.

Pero sobre todo… ¡cómo duele el silencio de amor!

Besos Malena.

Nine

Jan Puerta dijo...

Cuando los pensamientos huyen el silencio nos hace sufrir en demasía.
Un abrazo

Juan dijo...

Me tiendo en el parque
sobre el verde césped
y me sumerjo en el silencio.

El silencio nos acompaña
caricia del alma
melodía de la nada
viaje sin equipaje
brisa fresca de la mañana
sueños sin dueño
dulce canto para el espíritu
que nos embelesa
vuelo sin alas
ingrávido y en inmensa paz.

Retorna la fresca lluvia
que nos acaricia la cara
volvemos al mundo
de las flores y de las aves
de los niños que juegan
con sus sonrisas al viento.

Un abrazo.

Juan Antonio

manolo rubiales dijo...

Sigo pensando que tienes una varita mágica entre las manos. Tu sensibilidad me hace sentirme mediocre, eres seda.

♥ ♥ ♥ JOSELYN ♥ ♥ ♥ dijo...

En el silencio, conectamos un mundo... Llegando el sonido todo se entremezclan formando la vista de: El tíntero de china... Si, si el silencio habla... AMIGA MÍA DIOS TE BENDIGA MUCHISIMO

digler dijo...

una vez lei que el silencio era el verdadero sonido del mundo que nos rodea

hay que tener una sensibilidad enorme para descubrir todo lo que describes

Alberto López Cordero dijo...

El silencio dice muchas más cosas que las palabras. Fellicidades por el post.

Aarón Ormeño dijo...

dulce texto. la musica que le pones es tambien bastante dulce

Alimontero dijo...

El silencio es la primera herramienta para saber si el mundo a tu alrededor te escucha y tú lo escuchas a él. Se aprende a oír en el silencio, pero se aprende más a sentir cuando aprendes a escuchar.

Sé entonces como el silencio, aparentemente inexistente pero firmemente útil y recuerda siempre esto:
- Quien conoce el silencio dice más con menos palabras.
- Quien conoce el silencio piensa más de dos veces lo que quiere decir.
- Quien conoce el silencio habla de corazón a corazón
Que tengas un lindo fin de semana Male!!

Ali

nuria dijo...

Solo las personas con muchísima sensibilidad pueden escribir como tu lo haces...en cada palabra...en cada frase...se palpa Malenita...

Mil besitos para ti.

nuria.

Jesús Arroyo dijo...

Shusss, silencio. Escucho mi corazón, mi alma, mi persona...
Besazos.

Adolfo Payés dijo...

El silencio es basto e infinito sendero de la vida misma se la llevamos con esplendor iluminado con tus poemas... precioso
Saludos un abrazo

Mar y ella dijo...

El silencio es como un grillito que tenemos con nosotros y siempre nos tararea una melodía.Colocando el acento a ser escuchado.
Un abrazo...
Sigo pintando.....jejejeje
Cuidate
Mariella

alkerme dijo...

Muy bonito, a veces parece que nada se muestra ante nosotros, pero todo está ahí.

Besos

MBI dijo...

Siria y después el mundo...

Señor Oscuro dijo...

Tus palabras consiguen relajarme sobremanera Malena, no sé cómo lo consigues :) Sin embargo te digo que a mí el silencio me agobia muchísimo, porque lo asocio a la soledad, a la cual le tengo miedo.

Mile besos para ti :)

fgiucich dijo...

Una reflexiòn profunda como un lago encantado. Abrazos.

Raquel dijo...

Siempre me emocionas, Malena. Tienes un don especial para trasmitir serenidad; y este paseo a través de tus palabras, con la voz de terciopelo de la Cabellé de fondo, me ha puesto los pelos de punta.

Enhorabuena.

Baubo dijo...

Me perdí tus escritos desde el 17/09, ahora leo todos hasta este y fue como leer un libro antes de dormir, di un paseo con tus pensamientos y ahora, relajada busco conciliar mi sueño.
Gracias por tus mensajes, estuve sin pc por unas cuantas semanas y ahora hace días que quería sentarme a escribir y ahora que estoy frente al teclado nada surge… será en los próximos días… eso quisiera.

Besos!

El perro andaluz dijo...

Cuando logras escuchar el silencio, no hace falta más nada.
Te dejo un beso enorme, Male querida...en silencio.

LUISA M. dijo...

El silencio es necesario en muchas ocasiones y... nos puede decir tantas cosas.
El texto es muy bonito, yo diría que es prosa poética.
Besos.

prometeo dijo...

Necesario entre dos sones, como una nota de musica mas, alla donde se recoge la entropia y los sentimientos; lo malo es en estos tiempos que pocos alcanzan a sobrevivir en el sielncio pues es estar con uno mismo, frente a frente y como decia el chiste aquel: "somos muy aburridos".
Como siempre delicioso post y el contrate con al lluvia es sencillamente genial, como el rugido del mar alla lejos en mi lejana tierra con el que me dormia...un fuerte abarzo.

Amaya dijo...

Silencio, el unico camino hacia el propio descubrimiento.
Besos Malena

Pablo dijo...

me gusta lo que has escrito
hacia tiempo que no venia por acá pero ya se acabo y me tendras aqui todos los dias como antes

Victoria Caro dijo...

Después de leerte al son de esa melodía, me quedo sin saber qué decirte, sólo siento admiración.

Un beso

©Claudia Isabel dijo...

Amiga, parece que la lluvia y ese entorno que se genera nos pone en estado melancólico, nostálgico...a mi particularmente me agrada, sobre todo para escribir...
Un abrazo enorme

Veïna dijo...

Malena!!!!

Gracias por preocuparte por mi!! estoy bien pero un poco liada porqué en breve haré vacaciones y tengo que dejar todo arreglado en el despacho.

Ah!!! te estoy preparando una lista de restaurants de la zona, los que yo conozco y puedo recomendarte.

Que tal la festa del cel???

Petonets

Gargola dijo...

Ni gota de lluvia en un otoño que reclama agua. El tapiz de hojas amortiza mis pasos y las suaves gotas de rocío mojan la punta de mis zapatos, caminando rápido hacía el trabajo. Gracias por transpórtame un momento, a la hora del café, a un paisaje tan bucólico y sereno. Un placer haber pasado por aquí...seguiré volviendo!

Raquel Fernández dijo...

Yo tengo un serio problema, porque no soporto el silencio. Me aturde. Necesito tener siempre algún ruido de fondo.
Me gustó mucho tu texto. Como siempre, me inundó de paz.
Un abrazo.

Mi Chica dijo...

El silencio a veces encierra muchos sonidos,aunque no los escuchemos..los sentimos.

Un beso Malena

Gracias!

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Silencio

Estoy intentando escribir algo. Pero..no puedo concentrarme. Sólo puedo escuchar la voz de la Caballé cantando "O mio bambino caro", sólo tengo oidos para ella.

Tengo que darte las gracias, pues no en vano ha sido una sorpresa escuchar esta Aria (que es mi favorita) así de sopetón...tan de repente.

Parece mentira que una obra que en su momento se escribió como un entretenimiento digamos "alegre" se haya convertido en todo un himno de la melancolía....

No me tiraré al rio Arno. Todavía no...

Saludos y enhorabuena.

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Qué increíble como la lluvia siempre nos trae recuerdos...

bsss male... nos vemos.

Vulcano dijo...

El silencio no es silencio, nunca estamos en silencio.

Vulcano.

Trini dijo...

Mientras el corazón lata, auqnue a veces el silencio asorde su latido, la vida sigue bullendo ahí fuera y, siempre está buscando un resquicio para penetrar dentro de nuestra alma e insuflarle luz y sonido.
Me atrevo a pensar, que estos silencios atronadores, hasta nos benefician, así luego, la música, la vida, nos suena más bella.

Besos y música.