sábado, 13 de diciembre de 2008

Reflexiones a media tarde


Hay momentos, en los que no teniendo ninguna obligación urgente por atender, se te apetece coger el libro aquel que estás leyendo, y permitirte un rato de asueto.

Buscas el lugar más confortable, en donde nada ni nadie, pueda interrumpir esa comunicación que estableces con el libro.

Hoy me ha sucedido a mí.Lo he cogido de mi mesilla de noche, y me he ido a sentarme al sofá del salón. La tarde está tranquila y no hay nada que la disturbe.

Lo he abierto por donde me indicaba el punto de libro, y sólo restaba ponerme a leer.

Pero... no sé por qué regla de tres, no lo he hecho. Quizá no era el momento. Lo único que sé, es que sin intención previa, me he puesto a filosofar.

¿Sobre qué? Cuando filosofas, no lo haces sobre un tema determinado, simplemente, te dejas llevar por los pensamientos que van surgiendo, y los ves de una forma más profunda.

Y mi mente se ha puesto a comparar la vida con una novela, en la que nosotros, somos los protagonistas, pero con una serie de problemas que no tiene un libro.

Sabemos el principio, pero no sabemos el final por mucha imaginación que le pongamos, y te sientes totalmente impotente, cuando quieres hacer desaparecer pensamientos.

Y en esos momentos, te das cuenta, de que la vida no es un libro, en el que puedes saltarte la página porque no te resulta agradable.

Tienes que enfrentarte a ella y escribirla de la mejor manera que sabes, porque no puedes evadirla, y es que tu vida tiene eso, que afortunada o desafortunadamente, eres el protagonista. Y no hay nada más difícil que escribir el libro de tu propia vida.

Y después de llegar a esa conclusión, he cerrado el libro y me he ido a regar mis plantas. Al fin y al cabo, ellas también tienen su protagonismo en esos capítulos que se van escribiendo sin letras.


Malena

(Dedicado a mi amigo Salitre que me hizo amar la música de Mascagni)

42 comentarios:

Catalina Zentner dijo...

Malena, vengo a agradecer tus oraciones, tus palabras fraternales y desearte feliz Navidad.

Te cuento, están los libros esperándome pero no puedo concentrarme en la lectura, en cambio, mis pensamientos vagan hacia cualquier dirección.

Hoy me han traído hasta aquí y me llevo un pedacito de paz.

Abrazos,

fgiucich dijo...

Tu escrito me hizo reflexionar lo privilegiado que somos: todavía el pensamiento es libre y no paga impuestos. Abrazos.

Calle Quimera dijo...

Sí señora, muchas veces para escribir el libro de nuestras vidas es necesario dejar de leer y ponerse a regar plantas, por ejemplo. Vivir...

Besos, guapa.

Soledad Sánchez M. dijo...

Hola, guapísima. Preciosa música.
Y yo digo: o sí.

Si que tenemos la facultad de escribir nuestra propia vida-novela. No podemos elegir lo que nos pase, pero sí vivirlo como queramos.

Un beso.

Soledad.

Amaya dijo...

..y que hay mas apasionante que escribir, con la tinta de la vida, nuestro propio libro?..
El no saber que traerá mañana es el mayor estimulo para escribir, con los trazos de la ilusión, la mejor novela..
Muchos abrazo Malena

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

MI QUERIDA MALENA CUANTA RAZON TIENES .TE DEJO UN CARIÑO

Goathemala dijo...

También para mi fue una tarde de lectura. Disfruto el doble escuchando llover. Luego me amodorré, di una cabezadita y me dispuse escribir algo en el blog que lo tenía muy abandonado.

Nada mejor que sentir libre el imaginario y estimularlo.

Abrazos.

Gargola dijo...

Ayer venía en tren, por primera vez me subía al AVE. Por las llanuras de Castilla, con la música que me llenaba desde los auriculares y una salvaje luna llena en el horizonte, imaginaba que era la protagonista de una escena de película. Sin voz en off, sólo música y ojos sumergidos en el paisaje.

Un beso querida Malena.
PD: Sonaba Bandeira: de Zeca Baleiro

Maria Varu dijo...

Malena, no sé si eso era filosofar, no sé si eso era pensar, pero está claro que se te hizo presente un pensamiento real, un pensamiento sin adornos ni florituras, realmente nosotros somos los protagonistas de nuestra historia pero desconocemos como nos permitirá escribir la misma vida.
Es un continuo interrogante que respondemos a cada instante, por eso es importante el ayer, porque nos ha permitido llegar a la página que ahora se está escribiendo, en la cual si podemos decir, en cambio el ayer no puede modificarse, sólo en el ahora se nos permite y al ser escrita nos hará llegar, momento a momento, página a página, a completar el libro.

Un abrazo para este instante.

Shanti / Lil Smith dijo...

Ahora comprendo...
las veces que me ha sucedido eso, ese filosofar se transforma no en un libro...sino en un monólogo de una obra de teatro (teatro del absurdo)donde aparecen y desaparecen actores y me verás intentar sacarlos de mi historia personal sin lograrlo.

Por ello desistí de escribir mi historia... he comprobado que mi libro se hace una página por día.

Te dejo besos Male

Adolfo Payés dijo...

Saludos con la libertad de pensar siempre...

un abrazo

Juan dijo...

Malena

Nosotros somos protagonista principal de nuestra novela. Lo bueno de ella es que podemos elegir casi siempre cómo debe seguir cada capítulo.

Interesante reflexión.

Un abrazo.

Juan Antonio

Fede dijo...

Tienes mucha razón amiga. No podemos saltarnos las páginas y creo que eso es una suerte porque quizá, si pudiéramos hacerlo, nos saltaríamos quizá páginas queacaban resultando de lo más enriquecedoras

Prometeo dijo...

Bella comparacion entre libro, los que amamos los libros, y la vida, de los que amamos los libros; tiene, es verdad, un aliciente grande esa toma de decisiones diaria que configuran el futuro incierto...delicioso. Un fuerte abarzo.

LUISA M. dijo...

Muy buena reflexión, Malena. Era una buena tarde para leer y para pensar. Somos los protagonistas de ese libro que es nuestra vida, así que disfrutemos de cada momento feliz y tratemos de sacar la parte positiva a los momentos difíciles que nos tocan.
La música me ha parecido muy apropiada para una tarde tranquila.
Muchos besos.

NOVA dijo...

Somos un libro abierto, con capítulos inconclusos.
La historia interminable.La nuestra terminará, pero alguien la enlazará con la suya y partirá de ella o por el camino cojera un retazo y aprenderá algo y lo hará suyo. Como nosotros estamos viviendo nuestra propia historia.
Un besote TATA NOVA

Adrisol dijo...

hola malena!!!!!

tal cuál lo dices....la vida es un libro!!! habrá que ir escribiendo página a página, tratando de no dejar nada en blanco.......
un abrazo reina, también a mí me gusta quedarme divagando!!

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

más que un libro es una escultura que se modela, y es dificil de rectificar... podrás quitar el trozo pero dejarás incompleta la obra... besos

El antifaz dijo...

Niña, sí que es un libro, una historia que va por un camino diferente según quienes seamos.
Es lo interesante de la vida, el picante que esto tiene.
A pesar de los acontecimientos "imprevistos", la historia es nuestra, y nosotros la escribimos.
Besos mi dama oriental.

El antifaz dijo...

Así es. Yo en tu casa y tú en la mía. Para mí no hay diferencia.
Un beso mi dama oriental.

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Malena,

Gracia por tu post, y por tu visita. Estoy bien, sólo un descanso, un pequeño suspiro y volver al tajo.

Tu post me viene al pelo porque hay algo más difícil que escribir tu propia historia...

Seguramente la de cada uno de nosotros podría ser una novela muy aburrida: Una infancia más o menos feliz, una adolescencia "trágica", el primer noviazgo, los estudios, el trabajo, un matrimonio, hijos...divorcios o no..jubilación. muerte..

El guion está escrito, sólo nos queda aderezar cada capítulo con historias más o menos simpáticas, o trágicas...

Tal vez hoy no sea mi vida..Seguramente hoy no intentaré escribir ni un capítulo de mi vida.

Seguramente...

Gracias de nuevo, gracias.

Alimontero dijo...

Malena, amiga,me has hecho recordar nuestro encuentro en Barna. Todo fue mágico en este encuentro de dos continentes...Fue todo un filosofar y no solo de la vida, sino de "nuestras vidas".
Repasarlas fue magistral, encontrarnos fue "divino".
El paseo por la Catedral, entonces sin villancicos ni pesebres, anunciaban su presencia próxima.

Me ha encantado esta entrada tuya,
si hasta me imaginaba tambien sentada en mi jardín, luego del calor del día, el pasto recien regado, los pájaros recogiéndose, y el aroma del jardín, observando como la vida nos transcurre momento a momento donde los protagonistas damos vida y color a un capítulo...hoy!
Te abrazo amiga, que suerte encontrarte en mi vida!!
Buena semana para ud mi querida!!

Ali

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

HOLA MALENA TE VENGO INVITAR A QUE RECOJAS UN EGALITO EN MI BLOG DE PREMIOS Y DETALLES PARA LOS QUE COMO VOS ME LEEN,UN DETALLE DE NAVIDAD ESPERO QUE LO RETIRES UN BESITO.

http://mispremiosydetallesdeamor.blogspot.com/

AHI ESTA

Jesús Arroyo dijo...

Porque la página llega sola cuando hemos leído la anterior...
Un beso Malena.

María Narro dijo...

y sería horrible llegar al final del libro y darnos cuenta que nos dejamos muchos capitulos por vivir.

besos.

Pablo dijo...

al fin y al cabo de eso se trata al leer no?
si el autor nos mueve a reflexionar ha conseguido su intencion.
que música mas bonita ¿cual es? ¿de quien es?
está muy bien para acompañar a este tarde triste de finales de otoño mientras en los manos frias se sostiene el nacimiento de una ciudad y poco a poco los dedos van pasando las paginas mientras fuera cada vez se esta haciendo mas oscuro

El éxodo dijo...

Ciertamente, la vida es un libro sin escribir, sin guión y sin estructura. Lo peor no es no poder saltarse páginas, sino no poder arrancar algunas de las que fueron escritas.

Un beso.

Ps. Sí, tiene que ver con lo del otro día, pero ya sabes que sólo me mudé de mi isla sombría a un lugar un poco más lúgubre. Mi hipogeo. Y es que temí que hubiese personas que llegasen allí nadando y pudiesen leer mis desvaríos. En especial mi buena musa, que desconoce que yo soy su mal poeta.

Trini dijo...

No, la vida no es un libro y hay cosas de la vida de cada un@ que no se pueden ni escribir en un libro.

Imagino que, regando las plantas, seguirías filosofando, esta vez rodeada de aromas distintos, pero tan reconfortantes como el de las páginas amadas de los libros.

Besos

Manny dijo...

A mi me encanta "filosofar" como tu dices.

Y si es con alguien, aún más.

Hace mucho tiempo que no lo hago con nadie... y la verdad es que lo hecho de menos.

Besos

:-)

alkerme dijo...

Muy buena tarde esa, parece reposada, saludable... me gusta, tu libro, tu sillón, filosofar, comparar y tus plantas...

Muy suave y relajante todo... como tu música...
Besos, Malena

El perro andaluz dijo...

Yo la comparo con una película, que es más o menos lo mismo. La dirijo, la ilumino, le pongo música y escojo a mis personajes. Si resulta mala, pues fatal. Hice lo mejor posible.
Un beso, compañera de reparto.

manuel rubiales dijo...

ufff, ojalá la vida fuera un libro, una novela por entregas con avance y epílogos, ojalá pudiera cerrarse aparcarse en la estantería cuando los capítulos se tornan mediocres.
Vino y besos

Mar y ella dijo...

Suelo filosofar,entrada la noche,con la luna en mi ventana.....Hoy no será distinto tengo tanto que decir,espero poder escucharme....


Mariella

MentesSueltas dijo...

Malena, diria que lograste resumir esos instantes en que nos sentimos bien, haciendo lo que nos gusta y nos da placer.

De eso se trata, no de pensar que para sentirnos bien "debemos" hacer tal cosa o leer "tal" página.

La vida es un libro no escrito.

Te abrazo Male, con mi mejor energia.

MentesSueltas

PD: Y si algo me faltaba para reafirmar mis concidencias... te gusta regar las plantas, otro gusto compartido.

anamorgana dijo...

Preciosa música y acertado texto con el que estoy de acuerdo. Me esperan muchos libros que leer, pero no son obligación, solo cuando sale de dentro.Saludos
gracias por dejarme entrar en este rincon de paz.
anamorgana

Amaya dijo...

Un fuerte abrazo Malena,y mil besotes gordosss

Doncel dijo...

Malena:
GRACIAS...!
Por compartir y gracias por ser amiga de esta colina de sueños.

FELIZ NAVIDAD.
Antonio

Abril Lech dijo...

Es que los libros abren el alma. Yo no dejo que pase un sólo día sin leer una página...

O Profeta dijo...

Sabia apenas que era um pequenino naquela longa noite
No celeste um luminoso sorriso me chamava
Lançou-me aos olhos raios de deslumbrante luz
Era a minha prenda, uma brilhante…Estrela Alva…



Um Mágico Natal para ti querida amiga que ao longo deste ano me visitaste. Que a Estrela Alva te ilumine neste Natal.






Mágico beijo

Mi Chica dijo...

Qué difícil es ir escribiendo nuestra vida.

Un beso Malena

TOROSALVAJE dijo...

Hola Malena.
Me ha gustado el paralelismo entre el libro y la vida que has trazado. Solamente difiero en que si sabemos el final, siempre lo sabes, yo creo que ya lloramos al nacer porque incluso lo intuímos.

Todo lo que nos rodea tiene importancia, forma parte de nuestra vida, es el decorado en el que nos movemos a diario y creo que deberíamos intentar que fuera lo más hermoso posible.

Me gusta tu blog.

Saludos.

Señor Oscuro dijo...

Vaya relatos mas bonitos que habéis juntado aqui :)

Sólo decir que a veces olvidamos que el motivo de la Navidad es la celebración del nacimiento de un niño pobre llamado Jesús, y por esa razón creo que no se debe menospreciar a nadie sólo orque tenga miserias.

Un besote!!!