jueves, 4 de diciembre de 2008

Abriendo puertas


Todos los poetas al versificar, se permiten a veces, alguna licencia, y yo, sin serlo, también quiero hacer uso de esa prerrogativa.

Esta noche he querido abrir aquella puerta que no se debe de abrir, bajo el riesgo de que salga algún recuerdo que no haya cicatrizado.

Miro un calendario... Igual que todos los calendarios, con sus meses, con sus días, pero ... no es verdad que sean iguales. Quizá si, en que existen los dias laborables de color negro, y los festivos con su color rojo.

Pero... para el que lo mira... las fechas tienen distinto significado.

Y lo voy mirando... y paso mis dedos suavemente por el papel y me voy deteniendo...

Veintinueve de Noviembre, diez de Enero, cuatro de Febrero, dos de Marzo... Todas tienen un significado para mí. Un significado que no puedo olvidar aunque lo intente.

Hadas que vuelan por las noches... silencios incomprensibles (¿Quién dijo que no habían estrellas en Madrid?), lugares que se engalanaron y se quedaron vacíos, huérfanos. (¿Te puedo llamar?), el MOnte de las Hadas, aquel al que quise ir, quedo desierto, nadie me llevó.

Palabras que vuelan por el firmamento, estrellas que llevan un nombre, jaimas que caen por la terrible tormenta de arena, palabras que causan dolor, que hieren, que matan el alma...

Ya dije que no se debía de abrir la puerta de los recuerdos, pero hoy necesitaba hacerlo para soltar lastre.

Y es que todos tenemos unas fechas en el calendario que no son iguales, que tienen su historia y que a veces queremos huir de ellas y no podemos.

Lentamente... cierro la puerta... y van quedando atrás los recuerdos que esta noche me han acompañado. Y ha de ser así, porque la vida nunca retrocede, siempre camina hacia adelante.


Malena

43 comentarios:

Marcia dijo...

Recuerdos indelebles...sólo para llamarnos la atención de que hemos vivido.
Un abrazo

MentesSueltas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
manuel rubiales dijo...

Uffff, el calendario, menudo demonio, me da terror, es como una caja de Pandora que multplica sus números por recuerdos...
Vino y besos

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

Asi es pienso como tu.Sabes eh colgado mi post numero 100 soy feliz jaj

digler dijo...

debe ser por eso que parte de nuestra vida transcurre a través de nuestros recuerdos. pero solo parte de ella

Adolfo Payés dijo...

Siempre cambian los días algunos monótonos otros son mas relevantes y así nos acercamos a navidad...

saludos bonito

un abrazo

NOVA dijo...

Malena, podemos cerrar la puerta, pero lo vivido siempre esta, somos nosotros. Cerramos la puerta al recuerdo intenso.
Creo que lo importante es poder mirar atras con el dolor que todo ello nos produce y decir sigo aquí, se que cuesta. Y hablo en todos los sentidos, con todo tipo de dolores físicos y psiquicos, estos últimos muchas veces son mas dificiles de sobrellevar, parece que nos cuesta mas, son menos controlables.
Me encanta leerte.
Un beso
NOVA

Soledad Sánchez M. dijo...

¡Cuánta razón tienes! Algunos días al mirar la fecha que se pregona a sí mismo en mi ordenador, tengo que cerrar los ojos, dejar pasar el recuerdo con toda su crudeza, y seguir adelante, pero envuelta en la estela que me ha dejado.

Un beso, mi niña.

Soledad.

alkerme dijo...

Sí, Malena, todos tenemos fechas y año tras año se repiten.
Cada uno tiene su propio "santoral".

Lo importante es que estamos aquí y hay veredas para caminar...

Besos

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

En nuestros recuerdos está nuestra historia... que nos enriquece de continuo. aunque muchos de ellos sean dolorosos...saludos

Trini dijo...

Es que hay puertas difíciles de cerrar. Y fechas que hieren o nos alegran en todos los calendarios.
Sabes qué te digo, que ojalá sigamos coleccionando fechas para recordar:):)

Besos muchos

SOL dijo...

Creo que mi calendario se renueva año a año.. porque siempre hay algo nuevo para recordar o tratar de olvidar... Hay fechas que quisiera borrar por completo .. pero me cuesta hacerlo .. es parte de mi vida Y surgen otras nuevas que me dan alegría.. trato de aferrarme a esas!!!
Besos cielin, llenos de luz como cada post!!!
Pasa un bello jueves!!!

salvochea dijo...

Hay muchas ocasiones en las que acudir a la emotividad de los recuerdos es gratificante para esa cosa intangible que solemos denominar: alma, espíritu, o lo que quiera que sea.
Porque igual que no se "puede/debe" vivir de los recuerdos, tampoco(creo yo) se "puede/debe" vivir sin ellos.

Y sobre todo si esa evocación a los mismos son satisfactorios.

Saludos desde El Bierzo.

Buscad la belleza.

Adrisol dijo...

hola malena!!!!!

creo que todos tenemos fechas en nuestro calendario que quisiéramos borrar, pero es imposible........
sólo sirven para hacernos recordar y aprender de la experiencia.
ojalá tengamos muchos días más de calendario!!!!!!!!!!

un abrazo reina....

Señor Oscuro dijo...

No todos los días son iguales, y sólo unos pocos son especiales para nosotros, los que nunca olvidaremos por qué son tan especiales :)

Los recuerdos están para aprender de ellos, aunque muchas veces nos dé nostalgia y, por qué no, melancolía y tristeza, por algo malo que pasó, o por recordar tiempos mejores.

Un besote Malena.

Amaya dijo...

Los recuerdos.., esa "Caja de Pandora", es un riesgo necesario abrir, de vez en cuando, esa caja..porque no podemos entender nuestro presente sin recordar nuestro pasado.., porque no podemos planear nuestro futuro sin entender nuestro presente..Un fuerte abrazo Malena

Manny dijo...

Es cierto.

Yo también si me pongo a mirar el calendario he de admitir que tengo también algunas fechas que no se han de tocar y por lo tanto, no se pueden olvidar. Supongo que es normal.

Pero me quedo con tu ultima frase:
"Y ha de ser así, porque la vida nunca retrocede, siempre camina hacia adelante."

Ahí está la verdad.

Besos

;-)

©Claudia Isabel dijo...

yo creo que si, que de vez en cuando hay que abrir esa puerta...si duele, cerrarla para siempre...
Un abrazo inmenso

fgiucich dijo...

Imposible no abrir esa puerta. Cuando paseamos el recuerdo sobre ciertos y determinados dìas, vamos caminando junto a la historia de nuestras vidas. Asì como las efemèrides tienen sus fechas, las nuestras representan, tambièn, los hitos de nuestros sueños, nuestras alegrìas, nuestros dolores... Abrazos.

Raquel Fernández dijo...

La vida nunca retrocede... Pero de tanto en tanto abrimos esas puertas que dan al recuerdo. Es nuestra historia.
Un beso grande.

Calle Quimera dijo...

Dolor de cabeza,un agujero en el estómago que baila al ritmo del corazón,en la nuca garras que nos endurecen el Alma....es hora de vomitar.
A tres de Diciembre tu lo hiciste,pero con la elegancia que te caracteriza.A mi personalmente me encantaría saltar esa elegancia y encontrarme con un grito liberador y cicatrizante.Hoy lo soltaste...........SALUD¡¡¡

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Imposible cerrar del todo esa puertita
Conviene abrirla voluntariamente para soltar lastre de vez en cuando,como decìs tan bien,y no dejar que por llena
la habitaciòn que encierra los fantasmas estalle y haga trizas para siempre nuestro mundo
te abrazo

Cálida Brisa dijo...

Querida Malena
Para mi a veces es muy gratificante abrir la puerta de los recuerdos, y con el tiempo ya no quito ninguna fecha todas me aportan algo.
Han hecho la mujer que soy.
Besos mi niña.

mi despertar dijo...

Ay me encantó me llegó profundo compinche hasta el alma......... Será porque me pasaste los recuerdos

besos

Shanti dijo...

Ayyyy mi linda ¿sabes algo? yo sufro de amnesia selectiva a las fechas...y en en serio. Si yo recordara fechas de sucesos memorables en mi vida haría un bello almanaque...quizás con algunas lágrimas pero sería hermoso pero no...no podría decirte por ejemplo en que día o mes de hacen seis años conocí a mi amimante...se nos hace imposible celebrar aniversarios (por eso siempre festejamos jajajajajaja por si se nos ha pasado la fecha)

Disfruto el recordar...cuando pienso en personas que me han dejado huella una sonrisa se dibuja en mi rostro. Creo que eso es lo importante de recordar los momentos compartido...saber que hemos vivido =)

abrazos ricos, grandotes y apretaditos

Shanti dijo...

¿viste bella? deje por fuera lo más importante...

te quedo hermoso este post =)

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

A mi me da pánico mirar atrás, porque todo lo que he vivido ha sido tan grande, tan bello, tan bueno que...tal vez nunca más pueda vivir algo ásí...

Tal vez sea un listón demasiado alto para mi futuro...Y eso, me da miedo.

MentesSueltas dijo...

Te abrazo amiga y deja caer las hojas amarillas de los días...

MentesSueltas

prometeo dijo...

Conforme te leia me venian a la mente tantos y tatos recuerdos; lo mio no son fechas exactas, todo esta en el limbo del tiempo y el espacio pero, esos hechos no, son claros como el agua, otros entre la niebla del olvido, otros entre olas embravecidas que te asordan...es como esa caja de la amiga comun, Pandora, que una vez abierta esta llena de TODO, cosas buenas y cosas mala,,,un abarzo.

Carla Silva e Cunha dijo...

ola
gostaria que fosse ao meu blog e me deixasse a sua opinião sobre as minhas telas

obrigado

carla

http://www.arte-e-ponto.blogspot.com

Willow dijo...

Soltar lastre es difícil pero no imposible y tú, con tus palabras, parece que lo vas consiguiendo. Los recuerdos no se borran pero se atenúan y ya no son dolorosos. Un fuerte abrazo.

Baubo dijo...

Qué bueno poder leerte! No había podido desplegar el texto de esta entrada y me hizo pasear por mi almanaque, altibajos, sorpresas, encuentros, despedidas... menudo año voy despidiendo.

BESOS!

Calle Quimera dijo...

Hay maneras y maneras de manejar los recuerdos, Malena, unos prefieren olvidar los malos, otros tenerlos presentes para aprender de los errores, y algunos, los menos, no están dispuestos a renunciar a ellos y mucho menos a la carga de dolor que comportan, y con todo el coraje que ello implica asumen esos recuerdos y ese dolor y lo convierten en parte de la estructura que conforma sus vidas, como un ladrillo más de esta, como muestra de fidelidad a sí mismos y a las personas y hechos de su pasado que protagonizaron en otros tiempos esos recuerdos, en los tiempos en que no eran pasado, sino presente.

Cada cual los maneja como quiere, como puede, como mejor cree que le conviene, pero en mi opinión es fundamental tener en cuenta lo que dices en tu última frase: "la vida nunca retrocede, siempre camina hacia adelante".

Besos enormes.

TEA CUP CLUB dijo...

Male, precioso, me encanto es muy profundo. Te dejo todo mi amor y te cuento que iniciamos un nuevo blog, Carcajadas y mas para que mires que las tacitas de te tambien tenemos picardia y buen humos, jijijij

Besos y te escribo mas adelante

Te quiero mucho

Veronica Villatoro
Fundadora Internacional

Jesús Arroyo dijo...

Los calendarios, esos malos consejeros...
Besos.

El perro andaluz dijo...

Esa puerta, muchas veces se abre sola y es inevitable la atravesemos;para bien o para mal.
Beso gigante, Male querida.

Victoria Caro dijo...

Malena, tu corazón es un sol, prueba de ello son las irradiaciones que tienen tus letras.

Yo odio los calendarios, soy muy rebelde con las fechas, más cuando me recuerdan cosas desagradables, o tristes o me marcan los quehaceres. Aunque luego soy bastante cumplidora, será que además de odiarlos, les tengo cierto respeto.

Victoria Caro dijo...

Ah, el beso, un beso muy grande. Ves, es que soy muy despistadilla, como para gustarme el calendario.

ツ●♥♪ LUNATICA ツ●♥♪ dijo...

Anualmente deberán confeccionar el Calendario personal, que deberá ser analizado... Recordamos con frecuencia acontecimientos del pasado que permanecen en nuestra memoria y nos son grato o no -Que a veces recordamos de todo menos lo que nos conviene- Queremos borrar lo que fallamos nos sirve o averguenza para crecer y madurar... Yo personalmente he hallado mucha paz con mi calendario. El conocer la respuesta a preguntas el porque "suceden las cosas" CONFIA EN EL SEÑOR Y DIOS TE BENDIGA GRANDEMENTE...BAY

Pedro dijo...

Sí, siempre camina hacia delante.
Pero no debemos cerrar los ojos a lo que pasó.
Saludos.

josé javier dijo...

Sin los recuerdos nuestras mentes estarían vacias.
Los recuerdos sostienen el presente.
Por eso cada vez quedan menos días indiferentes en el calendario.
¡Nos hacemos mayores!
Un abrazo. J.J.

El viento dijo...

Querida Malenita,

Todos tenemos calendarios de colores, no sólo de negros y rojos. Hay un arcoiris de recuerdos y sensaciones.
Que en el que revivas de aquí hasta siempre, dominen los colores de la armonía y de la felicidad.

Un besazo, amiga mía.

Fede dijo...

Querida Malena,
Te acuerdas de esos magnificos estanques japoneses que se cruzan saltando de piedra en piedra. Creo que así es la vida. Cada día es una de esas piedras que debemos pisar para seguir avanzando. Si echamos la vista atrás que sea sea sobre todo para ver el intricado dibujo que nos ya llevado tan lejos.