viernes, 30 de noviembre de 2007

Caminando a solas


Voy caminando lentamente, pisando las hojas que la lluvia ha tirado de los árboles... Rojos, marrones y amarillos se confunden con la tierra mojada.

No es una lluvia fuerte... lo suficiente para no coger el paraguas y la necesaria para que se mezclen con mis lágrimas...


No quisiera pensar, pero los pensamientos se desbordan en mi mente haciéndome daño. Hay cosas que mi corto entender no comprende...

¿Cómo se puede pasar del calor al frío de repente?... ¿Cómo la abundancia se convierte en escasez?... ¿Cómo la luz del sol se va apagando quedando sólo el reflejo de la luna?... ¿Así?... ¿Sin más?... Tiene que haber una razón pero que se escapa a este pobre corazón confundido.

Sin explicaciones... Sin palabras... Así pasé del día a la noche. Del verano al invierno. De la ilusión al desencanto...

Meto mi mano en el bolsillo e intento buscar un pañuelo. Lo encuentro pero no lo saco. Lo aprieto entre mis dedos con desesperanza, con desilusión.

La soledad me abraza haciéndome daño y aquel camino que un día estuvo lleno de rosas de Siria, hoy lo han tapizado las hojas amarillas que cayeron.

Acaricio uno de los pequeños troncos y me digo en voz muy baja: ¡ Dios mío, cuanto puede pesar el alma! ...


Malena

33 comentarios:

María Narro dijo...

no sé que te ha pasado, mi niña, pero la vida, vivir es difícil.

A veces del blanco se pasa al negro sin intermedarios.

Son las fechas, la familia que a veces tiene que estar y no está, el vacío...

Pero tú que eres psicóloga sabes que sí te adentras en 'estoy mal' aún estás peor.

Déjame caminar contigo y que nos de el aire. No estás sola.

Un abrazo.

pd. mañana tengo una prueba de fuego con familia politica y 'amigos' y me da Miedo porque sé lo que hay, pero voy a llegar agotada de ser feliz. No sé cómo, pero lo haré.

Pakous dijo...

Supongo Malena que debes saber que el caos tiende al orden y viceversa. Y que la felicidad no existe salvo chispitas que te hacen vivir.
Buen finde

Un abrazo

Mainumby dijo...

Maleee, pesa? Bueno, no sé, entre todos podremos, no?

Es que no sé cómo se ayuda, pero las manos están hacia vos, los brazos son tuyos.

Hay que cuidar entre todos, es más llevadero todo y más hermoso...

Cuidate, yo te cuido desde acá...


Un abrazo muy fuerte!!!

Trini dijo...

Toneladas; pesa toneladas...

Noviembre acaba y sigue dando coletazos de melancolía...

Besitos y luces

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

no hay nada mas lindo que caminar con alguien a solas...

Dashina dijo...

No saques el pañuelo, que las lágrimas le quitan peso al alma angustiada. Y a pesar de todo, aquí tienes mis manos, lo sabes, para un ayudarte a cargar con un trocito de ella.

Besos

Kim Basinger dijo...

es verdad, que a veces pesa mucho l vida, pero otras brilla con una luz que nos transporta a una felicidad extraordinaria, cuando eso te suceda, guardalo en tu corazón para pensar en ello en momentos de dolor.

Marma dijo...

El alma te pesará tanto como tú la dejes pesar. Pasea entre las hojas de colores, dales patadas para que cojan el vuelo y, si están demasiado húmedas para ello desea muy fuerte que salga el sol para secarlas.Así, podras hacer una enorme montaña de colores ocres y dorados y lanzarte sobre ella sin temor a lo que haya debajo porque son, simplemente eso, hojas.
Un besazo de ánimo, Malena.

fgiucich dijo...

Cuanto dolor se puede captar entre lìneas, mientras miro el paisaje de la fotografìa, pensando en las hojas que vas pisando. La vida es asì, de pronto todo cambia y el dìa se convierte en oscuridad absoluta; pero tambièn, despuès de la tormenta llega la calma. Y volvemos a renacer. Y arriba ese ànimo, amiga mìa. Abrazos.

Calle Quimera dijo...

El alma puede llegar a pesar más que el plomo, cielote, toneladas y toneladas de plomo. A veces es un milagro no hundirse bajo su peso...

Las preguntas que te haces no tiene respuesta que yo conozca, simplemente es así y así hay que afrontarlo. Pero que sepas que no es solo la soledad la que te abraza, te estrechamos entre nuestros brazos todos los que te queremos, que somos muchos. Te has ganado el cariño a posta... Deja, ya te doy un pañuelo yo..

Y recuerda que el otoño no se queda para siempre, que llegará la primavera. Y el verano.
Un beso muy grande, gemelita, y curativo. Ya sabes dónde estamos. tenemos correo y to..:-) En el perfil.

Anónimo dijo...

Querida Malena, amanecerá, seguro. Nunca la intensidad con que acusamos el dolor es constante, si fuere así, los seres inteligentes no podríamos vivir. Hay que aguantar, echarle riñones a la vida, ovarios...
¡Pasará, sin duda!
UN ABRAZO, HAY GENTE QUE TE QUIERE, NO LO DUDES.
BESOS, Paco.

Nostalgico dijo...

No sé si te ha pasado algo o son esos momentos tristes que se tienen y tanto abundan en otoño pero piensa que todos los tuneles tienen una salida a la luz. Recorramolo juntos.

Malena dijo...

No me veo capaz en estos momentos de contestaros uno por uno, aunque siento en mí cada una de vuestras palabras de ánimo y de cariño.

Siento haber mostrado mi debilidad en este post, pero es que soy como una caldera a la que le va subiendo la presión y llega un momento en que hay que abrir la válvula de seguridad para equilibrarla.

SOy capaz de ser una leona cuando se trata de defender a mi marido y a mis hijos, pero me convierto en un ser muy vulnerable cuando se trata de tocar mis sentimientos más íntimos.

Soy así. Puedo darme entera, pero en la misma proporción en que me doy se me puede hacer daño.

Me gustaría en ese sentido ser muy fuerte, que todo me resbalase o simplemente poder controlar el daño que me hacen, pero desgraciadamente no es así.

Como decís algunos de vosotros, el otoño sigue dando coletazos y la melancolía se adueña de nosotros, haciéndonos ver las cosas con tonos más grises.

Siento en mí vuestros brazos, vuestro cariño. Los recordaré cuando la melancolía ataque en estos días otoñales que pueden ser muy bellos o simplemente tristes, y pensaré que no tengo ningún derecho a ponerme así cuando tengo tanto cariño a mi alrededor.

Todo mi cariño para cada uno de vosotros.

Moony dijo...

Puede pesar muchísimo y ser tan leve como una pluma, depende del momento. Y, sí, cambia en un instante de ligera a pesada, pero también lo hace al revés, y lo que ahora nos parece insostenible, mañana puede parecernos leve.
Depende de tantas cosas sobre las que no tenemos control, que, quizá, sólo debamos dejarnos llevar.

Un abrazo fuerte.

Gerardo Omaña dijo...

Simpleza infinita que nos une
que nos llama y nos confunde.

Y es que todo nos mueve al mismo espíritu
donde el tiempo nos envuelve,
nos amarra y estremece.

Un beso para tu alma.

en tierra de nadie dijo...

Ánimo, Malena... La duda y la flaqueza son propias de almas inteligentes y sensibles, así que no es tan malo permitirse un desahogo de vez en cuando.

Dicen que no es valiente quien no tiene miedo, sino quien tiene miedo y lo supera.

No se trata de no sentir el dolor, la tristeza o el desánimo, sino aprender a superarlo.

Y para animarte, otra de esas "frases de cabecera" que hacen pensar:

"No te aflijas si te duelen los pies al caminar; eso es señal de que caminas"... y no lo haces sola, Malena.

Un abrazo enooorme, de oso, para transmitirte mi calor en estos días de frío externo e interno.

Miles de besos

ETDN

Matias Sebastian Soto dijo...

Hola, note una influencia de Becquer en tu escrito, quizas me equivoque. Me gustó mucho, yo me siento igual que vos. Hay veces que las cosas nos desbordan llenandonos de conflictos y esta la fuerza interior lo que nos puede salvar y no caer en la mano de la desgracia.

La inestabilidad y mis cambios de animos bruscos es algo que me va a acompañar toda mi vida, asi que tendre que acostumbrarme y resignarme a ello. Solo puedo desearte fuerzas desde Argentina.

Muy bueno el blog!!!

Patricia Gold dijo...

Male....
De todo lo que te preguntás hay una sola cosa que podría tener explicación y sentido preguntarse..y solo vos la respuesta...
"la soledad me abraza haciendome daño"...el resto..es la VIDA..ni te lo preguntes..
Te noto muy triste o es el post?..
si es lo primero ..solo puedo decirte, que a veces es así, de estar muy bien, estamos mal...
de un blanco pasamos a un negro..aunque..dicen..(bue..dice mi terapeuta, a mi me cuesta horroresss) la vida está llena de grises..no existe ni el blanco puro ni el negro similar..(eso dice ella, ok? yo soy un desastre)

sinceramente me preocupaste..
si ahora la que te abraza es la soledad..y no la persona que desearías...y te hace daño..no dejes que te abrace, o dejarías que te abrace alguien que te hace daño??

NADIE ESTÁ TOTALMENTE SOLO EN ESTA VIDA MALE..yo no soy quién para explicarte esto...
pero viví años de chica rodeada de personas, pero sola..y se lo que es..
caminá por ese camino pensando que siempre hay alguien que piensa en vos..siempre..
y sino te sirve..
yo estoy..lejos....no nos conocemos..pero estoy..:)
tenés mi e-mail..

otra cosa: no creas que mis posts reflejan todo lo que vivo..
te diría que reflejan lo que sueño, lo que la vida me inspira...
no se por qué te lo estoy contando...sos la única que lo sabe...a veces leo mis comments..y me sonrío.
a veces si estoy mal..cuando los leo, me pongo peor y me dan ganas de dejar de escribir..
pero solo puedo escribir lo que siento..no otra cosa..
Para escribir otra cosa me quedo con mi profesión y cierro el blog..

Yo también a veces me siento sola, demasiado y tengo personas a mi alrededor..pero son esos momentos, que me hacen recordar la otra soledad,(la que no comprendía,ni hubiera podido comprender por mi corta edad)..y ahí me siento mejor..

mirá bien a tu alrededor..sola, sola no estás...seguro.

Te dejo una sonrisa..aunque sea intentalo..si?..:)
besos miles y miles para vos...
regreso..lo antes que pueda..estoy en mi peor semana...pero regreso.

Patricia Gold dijo...

acabo de leer tu comentario, no lo hago por falta de tiempo..
ayy Dios..solo espero que no estés pasando lo mismo que yo..
te lo deseo de corazón..
el daño que nos hacen a veces es muy fuerte..y como vos decis, podés ser una leona en algunos momentos..pero en otros sos muy vulnerable..y eso es ser normal, ser un ser humano.. ser mujer..

no tenés ideaaa cuánto nos parecemos..ni idea..

no te voy a decir jamás SE FUERTE..
solo viví..llorá si lo necesitás...largá las penas, no te quedes con nada adentro..escribí estos posts..pero sacá todo afuera...
....adiós leona ...permitite estar triste...yo estaré lejos pero acompañandote...
más besos..no vienen nunca mal..:)

Orestes (Ex Al) dijo...

No me gusta verte triste y lo deduzco por tu poema. Cuando estés sola, paseando por entre esas hojas de arbol caidas que el otoño que nos va dejando, piensa que nunca vas sola. Que siempre hay alguien que se encuentra a tu lado.
Alquien a quien tu quieres y que te quiere.
Porque ese alguien, si no existe ahora, estará en tu futuro.
Un beso

El Viento dijo...

Hola Malenita. Eres fuerte. Somos fuertes aunque el desconcierto nos haga tambalear.. Y mejor explotar que guardarlo. Te lo dice alguien que no lo sabe hacer pero sí que sabe lo que duele..

Un beso.

Mi Chica dijo...

Malena te envio el más grande y fuerte de mis abrazos,un poquito de calor te dará.

MentesSueltas dijo...

Algo para compartir…

Quiero compartir con ustedes la finalización de un proyecto personal muy importante. Luego de muchas idas y vueltas, he logrado terminar mi libro y estoy a punto de presentarlo. Justamente ayer el editor me lo entregó y experimenté una de las cosas más hermosas y emocionantes de mi vida.

Todo lo que uno pueda decir es poco, las sensaciones que se viven en el proceso de creación de un libro son indescriptibles.

Ustedes son, en gran parte mis impulsores y mis mejores consejeros, además de lectores, en algunos casos de más de dos años. Y a ustedes se los debo y se los dedico especialmente.

Si todo está bien (y no dudo que así sea) el próximo sábado 15 de Diciembre realizo la reunión de presentación del libro “Escribo y te cuento…”.

Los quiero mucho.

MentesSueltas

Mainumby dijo...

Male, un abrazo caluroso y primaveral desde acá... Caluroso por lo humano, sobre todo...


Toda la buena vibra hacia vos!!!


Muá!!!

Malena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Malena dijo...

Creo que la válvula de seguridad de la caldera, al abrirse ha hecho equilibrar otra vez la presión. Y no sería justo no decir que cada uno de3 vosotros habeis hecho fuerza para abrirla, secarla y cerrarla una vez salida el agua que sobraba.

Entre todos me habeis hecho recuperar las fuerzas que se me habían venido abajo y necesitaba recuperar.

Sólo sé que no tengo derecho a quejarme cuando siento tanto cariño a mi alrededor.

GRACIAS.

Malena

El antifaz dijo...

No hay un truco para superar ese estado. Se entra facilmente, en una décima de segundo; y se tarda, no sé lo que se tarda en salir. Así que, no cuentes el tiempo. Déjate llevar. Escucha música: entra del oido directamente al alma. Y la tormenta se irá.
Sigue, camina, respira...
Besos.

Marma dijo...

No hace falta que te pases por mi mundo a darme las gracias, Malena. Anímate, vuelve a ser tú y pásate por allí a divertirte junto a mí.
Más besos.

Kapi dijo...

El otoño pasará y vendrá el invierno a enfriar las cosas. Cuando llegue de nuevo la primavera, respira fuerte su aire puro, deja que te invada y ve preparándote para recoger los frutos del verano... y que duren.
Todo forma parte de un ciclo. Lo lamentable es que, a veces, se rompe en el lugar más inadecuado. Ojalá vuelvas a coger el hilo.

Calle Quimera dijo...

Como te prometí he llorado contigo,y ahora esas lágrimas nunca estarán solas.Las tuyas,las mías. Salud¡¡¡.

Pakous dijo...

Me alegro por tí Malena, vendré a visitarte con fecuencia, me gusta el aire que se respira en ésta, tu casa.
Huele a solidaridad, me encanta!!
Un abrazo

Calle Quimera dijo...

Niña, que los otoños a veces las gastan muy mal... No tienes que sentir mostrar, no tu debilidad, sino tu humanidad, que es distinto. Todos tenemos momentos bajos, necesidad de sacar fuera de la caldera el vapor antes de que nos explote dentro. Y no estás sola. Cierra los ojitos y siente nuestro cariño. Es auténtico. Verás cómo disipa un poquito esas brumas otoñales.

Un besazo, gemelita.

doble r dijo...

un abrazo que levante el alma...
como tus letras en todos los que están aquí...

raúl