jueves, 24 de abril de 2008

Un capítulo más


Era evidente que había omitido expresamente aquella palabra. Quizás porque nunca le gustó llegar a un final. Cerró el bolígrafo como ya había hecho anteriormente con la libreta, y lo depositó sobre la toalla.


La playa debido a lo temprano de la hora, estaba hermosamente casi vacía. El vuelo de las gaviotas, el ruido del motor de alguna traiña, y el sonar acompasado de las olas, que una tras otra iban rompiendo en la orilla, llenaban de paz y de calma aquella estampa matutina.


Se quedó mirando allá, a lo lejos, a aquella línea tan lejana, donde el mar se unía con el cielo, y dejó libertad total a sus pensamientos. Bueno, casi total. No podía evitar sentir y pensar en aquellas letras que acababa de escribir. Al fin y al cabo, había cerrado un capítulo más de su vida.


Se le vinieron a la mente aquellas poesías, aquellas bromas, aquel te quiero inesperado en mitad de la noche, y que brotó con total sinceridad. Las cartas que esperaba y que cuando llegaban, pasaba sus dedos por encima de aquellas letras, acariciándolas. Luego el distanciamiento. Luego los encuentros esporádicos, y al final, el silencio.


La marea va subiendo y las olas al romper, parecen querer jugar con sus piés.Te pillo.No te pillo. Y al final, una ola más atrevida, mojó aquellos piés que se estremecieron al contacto con el agua fría.


Se levanta. Camina hacia la orilla. Contempla el agua extrañamente cristalina. Y se adentra más, que el agua llegue hasta sus rodillas. Se agacha y toma con las manos creando un recipiente con ellas, un poco de agua marina y se la echa por el pecho. Repite la operación y se humedece los brazos.


Y piensa:¿Mereció la pena lo que vivió? ¡Fue tan corto!. Claro que no es el tiempo lo que valora, sino la intensidad con que se vivió. Y eso no puede negarlo, fue intenso.


Momentos que hicieron vibrar su cuerpo y su alma. Momentos que le hicieron soñar y creer que hasta podía volar.Y luego, el final.¡Sí!, mereció la pena. Ha sido un capítulo más del libro de su vida, y todo quedó escrito para algún día leerlo y volverlo a recordar.


Pero ahora, no. Ahora necesita sentirse libre. Volver a tomar las riendas de su destino,( si es que el destino las tiene). Coge su toalla y en una bolsa playera introduce el bolígrafo y aquella libreta con muchas hojas todavía en blanco, y donde hoy sin poner la palabra fin, ha cerrado un capítulo de su vida.


Y lentamente, mojando sus piés por la orilla y la toalla en el hombro, va caminando en busca de su destino.

Malena

(De mi antiguo blog de Terra)

52 comentarios:

Durrell dijo...

Hoooolaaa, queridísima Malena. Ya estoy de vuelta otra vez. Se me han echo un poco eternos los días que no he podido conectar con vosotr@s...

Ayer conocí en las Ramblas una escritora que se llama Leónides Alonso, una licenciada en filosofía de palabra serena y dulce que en un pequeñito puesto ofrecía sus libros publicados por ella misma. Ha escrito libros de poemas y una novela, yo me quedé con la novela y por lo que he hojeado creo que voy a disfrutar mucho con ella. ¿Y porqué te cuento esto? Pues porque me recordó mucho a mi amiga Malena... ¿será casualidad, coincidencia,..?

Espero que hayas tenido un gran día de Sant Jordi, con muchas rosas y muchas letras para saborear.

Una gran abraçada goril·lera :)

Mi Chica dijo...

Precioso Malena...

Un beso.

Malena dijo...

Mi querida Durrell: Me alegro horrores de que estés ya de vuelta porque supongo que eso significa que todo va bien. Si quieres, ya me contarás.

Es estupendo que fueras a las Ramblas porque además hizo un día lindo, lindo.

Ya sé por donde van los tiros, pero no, si alguna fvez acabo el libro de mi viejo roble y sus pequeños amigos, ten por seguro que me verás en un puestecillo en las Ramblas intentando vender mi escrito. Eso sí, te lo diré para que vengas a hacerme compañía. Los amigos están para eso. :)

Bienvenida cariño. Pasaré por tu blog porque seguro que habrán novedades.

Montones de abrazos gorileros.

Malena dijo...

Me alegro de que te haya gustado, Mi Chica. Ayer estuve como una loca buscando en tu blog tu dirección de email para enviarte una rosa y no lo tienes.Me supo mal.

¿No podrías poner en tu perfil alguna cuenta para poder estar en contacto contigo?

Un beso muy grande.

Camille Stein dijo...

es difícil cerrar los capítulos de nuestra vida, aquellos que fueron los más queridos

pero eso nos permite pasar al siguiente en el libro de nuestra existencia

un beso

fgiucich dijo...

Son historias que merecen ser vividas para una hoja de papel o el teclado de una computadora, guarden, ese instante, ese silencio, esa intensidad... Abrazos.

Malena dijo...

Camille, siempre es difícil decir adios pero necesario en muchos casos para nuestro equilibrio emocional.

¿Olvidar? Eso también es difícil pero el tiempo va cerrando heridas y suavizando los recuerdos.

Ahora bien, si no lo haces, como tú dices, no podríamos pasar al siguiente capítulo y quién sabe si no es mejor que el anterior.

Un beso.

Malena dijo...

Fernando, son historias comunes que se repiten a lo largo de este ancho mundo y que normalmente no se conocen porque cada persona guarda esos sentimientos en lo más hondo de su corazón, hasta que un día éste se abre, y van saliendo como un torrente, todos los sentimientos.

Un beso.

mera dijo...

Muy bonito el texto. Enhorabuena.

Malena dijo...

Mera, gracias por tus palabras hacia mi escrito.He pasado por tu blog y me ha gustado leer tu post hablando de las relaciones virtuales.Es muy interesante.

Sé bienvenido.

Un cariñoso saludo.

IGNACIO dijo...

Malena un final siempre da paso a un principio, y si lo vivido ha resultado intenso, es como si el destino, y nosotros mismos busquemos una intensidad más fuerte.

Cierto es que cuando se vive intensamente, quisiéramos seguir avanzando, pero jamás vi una ola, igual a otra.

Si esto es de tu antiguo blog de Terra sería bonito y agradable que fueras recuperando...
Besos en la orilla.

Codorníu dijo...

Un buen texto. Vengo del blog de Mera. Vi tu ventana y miré. Perdón por el atrevimiento.

"De aquella jaula
aún queda en la pared
el clavo inútil"

Un saludo

Trini dijo...

Quizás, cuando era más joven, no pensaba así, pero ahora que me ganó la edad, pienso que todo lo que vivimos merece la pena: lo bueno, para gozo del momento y dulzor en el recuerdo; lo malo, para aprender y seguir aprendiendo...

Es precioso este relato

Besos muchos

El vecino del 4º dijo...

siempre merece la pena saborear esos momentos...yo además siempre que piso arena mojada, además de mi blog de notas (que no falte) procuro escribir algún verso sobre la arena mojada...sin duda es placentero, versos que nacen y al instante son arrastrados hacia alguna parte...

besos Malena

posdata: tierna como siempre, tus ojos brillan como la luna y el sabor de tus besos sólo tú sabes dónde quedan...

tu vecino del 4º

prometeo dijo...

Leyendo me acordaba de tu blog antiguo, el que conoci primero. El relato es precioso y el ansia de libertad, tal como lo anhela, es unico, momentos unicos e irrepetibles.
Un abrazo.

Malena dijo...

Ignacio, cerrar algo puede dar lugar a que empiece algo nuevo o a que continúe algo que habíamos dejado aparcado y que valía mucho más que lo que dejamos, lo que pasa es que a veces no valoramos lo que tenemos.

Intentaré ir recuperando cosas de Terra no sea que por alguna razón me quede sin ellas.

Gracias por venir. Me gusta verte por aquí.

Un beso muy grande.

Malena dijo...

No hay que perdonar nada, Codorniu, al contrario, agradecerte que hayas venido a conocerme y dejar tus palabras.

Pasaré a visitarte para conocerte más.

Un cariñoso saludo.

Malena dijo...

Gracias Trini por tu elogio y es verdad, cuando tenemos ya una determinada edad no podemos renunciar a nada porque de todo se aprende y todo nos hace crecer como personas.

Un beso muy grande.

Malena dijo...

Vecino, ya veo que tú y yo somos de los que llevan su libreta a la playa para no dejar que se escape la inspiración y es que esa paz te llena el alma de sentimientos.

En cuanto a la postdata, me has ruborizado. Es bonito que un poeta como tú me diga esas cosas. :)

Mil besos.

¿Sabes algo de Indya?

Malena dijo...

Gracias Prometeo por tus palabras. Cuando hablas de Terra me acuerdo de aquellos tiempos gloriosos en los que empezábamos a conocernos y a hacer nuestros pinitos.

¡Tiempos, eran tiempos!

Besos para tí y para Mara.

Soledad Sánchez M. dijo...

Una hermosura Malena, absolutamente real. ¿Quien no ha pasado página al borde del mar?.

Un beso.


Soledad

Leandro dijo...

Los díficil que es cerrar los capítulos, Malena. me cuesta mucho y no pude evitar derramar alguna lagrimita cuando descubrí detrás de la protagonista a una persona que me cerró la puerta de su vida hace muy poco. Aprender a decir Adiós es un gran desafío (al menos para mí)
Gracias por las emociones.
Besos

El vecino del 4º dijo...

no sé nada de Indya... apareció por arte de magia y la misma magia se la llevo...supongo que un día volverá como si el tiempo siguiera en el mismo lugar...espero...

besos

tu vecino del 4º

posdata: no te ruborices que entonces...yo másss...

manuel-tuccitano dijo...

Hay momentos en la vida que hay que olvidar, otros que recordar...son capítulos de la misma, que en muchos casos mejor no revivirlos....un saludo

Calle Quimera dijo...

Sí,valió la pena.Y esas hojas en blanco todavía más.Besos,salud¡¡¡.

El perro andaluz dijo...

Al leerte, siento como que un televisor gigante de plasma, se enciende ante mis ojos, y veo nitidamente todo lo que narras, pero lo mejor de todo, es que también puedo sentirlo.
Besotes, Male querida.

MentesSueltas dijo...

Malena, recuerdo estas letras y como dices por allí es muy bello revivir los momentos.
Me gustó mucho este relato... además estoy escuchando una musica que complementa espacialmente las imagenes de tus letras.

Bello, como siempre.

Te abrazo
MentesSueltas

Calle Quimera dijo...

Cualquier momento que hay hecho vibrar el cuerpo y el alma, soñar y hasta volar merece la pena atesorarlo, Malena, aunque ya haya terminado el ciclo al que pertenecía. Es parte del patrimonio vital que todos tenemos, y siempre punto de lo que partir para seguir escribiedo capítulos.

besotes, guapa. Qué bonito post...

Fortimbras dijo...

Bonito relato y más aún porque en él veo mucho de autobiográfico. En realidad todos los que escribimos, acabamos contando sucesos de nuestra vida, lo que pasa es que tu lo haces con poesía y yo con narrativa periodística. Me gusta más lo tuyo, pero me aguanto con lo mío.
Por cierto ¿eres gallega?. Traiña, es trainera en gallego.
Besos

El antifaz dijo...

Es así como hay que caminar, con decisión. Y seguir adelante abriendo el alma en el siguiente capítulo.
Besos mi dama oriental.

El Viento dijo...

Está genial que nos rescates textos tan bellos como éste.

Besos con sabor a mar.

Malena dijo...

Soledad, quizá delante del mar se toman bastantes decisiones porque esa paz y calma nos ayudan a ver las cosas con más claridad.

Me alegro de que te haya gustado.

Un beso.

Malena dijo...

Leandro, corazón, no es fácil decir adios porque sabes que es cerrar una etapa de tu vida y es muy doloroso. No sólo sufre el abandonado, también sufre el que dice adios. El amor no se acaba cuando has cerrado la puerta, siguen los recuerdos, los momentos intensos vividos y sólo hay que dejar que pase el tiempo para que vaya cerrndo la herida.

Siento haberte hecho emocionar pero de verdad, llegará el momento en que recuerdes todo con dulzura.

Un beso muy grande.

Malena dijo...

Gracias Vecino por la información. Se le echa en falta. Mañana me pasaré por tu blog para ponerme al día. Hoy estoy lesionada pues ayer me caí rodando por las escaleras de un cine y tengo la pierna izquierda a la virulé y la mejilla también inflamada y no me encuentro demasiado bien con todo el cuerpo magullado. :(

Un beso y espero una invitación en tu casa.¿Un gin tonic?

Malena dijo...

Tucci, esa es la vida: conjugar los verbos recordar y olvidar. También hay verbos maravillosos :)

Besos.

Malena dijo...

Mi caballero Etinarcadia, las hojas en blanco siempre son el preludio de momentos esperanzadores. ¿por qué no?

Salud y muchos besos.

Malena dijo...

Mi querido Allan: Siempre me encantan tus comentarios porque me hacen sentirme bien y especial.

Gracias.

Miles de besos.

Malena dijo...

Mentes, me ha hecho ilusión ver tus letras por esta casa. Gracias por tus palabras.

¿Te encuentras ya recuperado del todo? Espero que vuelvas a ser el de siempre, con alegría y con ternura.

Un beso muy grande.

©Claudia Isabel dijo...

Male, hermoso texto. La vida esta hecha de finales y de principios, y todo se va renovando...Me gusto leerte.
Un abrazo

Patricia Gold dijo...

"Tiene que volver a tomar las riendas de su destino"??....

mejor no pregunto cómo se llama...

me encantó Male...me gustó muchísimo..juro que lo viví.
Ese juego con las olitas..


Todo lo que escribis me da paz..como cuando charlamos..

Pero este texto por qué me parecerá tan familiar...voy a releerlo ahora..

mis besitos a Wiper...
y uno enormeeee a mi bessona!!

...:)....

Molts petonets Male...t´estimo molt

Patry

Patry

Malena dijo...

Avalon, todo se guarda en nuestro corazón y aunque al principio haga daño recordar, el tiempo dulcifica todo y llega el momento en que al volver a recordarlo, una sonrisa nazca en los labios.

Un beso muy grande.

Malena dijo...

Fortimbras, no soy gallega, pero nací en una ciudad en la que el mar era y es una gran parte del escenario. Allí se oían palabras que no eran oriundas pero que las adoptamos como nuestras y en concreto, traiña, es una palabra más dulce que trainera. Dulce como todas las palabras gallegas.

Gracias por tus palabras respecto a mi escrito y es verdad que cuando escribimos, dejamos siempre algo nuestro.

De todas formas, nunca podré igualarme a tu pluma.

Un beso muy grande.

Malena dijo...

Clau, como siempre, es un placer tu visita porque es recibir a una amiga de allende los mares que no se olvida de mí.

La vida es eso: cerrar y volver a empezar. Lo que debemos intentar es no sufrir cuando toca el verbo cerrar.

Mil besos.

Malena dijo...

Es dificil caminar con decisión a veces, ¿verdad? Pero es la única forma que tenemos para intentar vivir de acuerdo a nuestros principios y que no nos hagan daño.

Mil besos, mi caballero del Antifaz.

Malena dijo...

El Viento, tienes una amiga que quiso hacer el salto del tigre(para practicar) con tanta vehemencia, sin cama y sin marido que estoy con la pierna tiesa y la cara inflamada como el del anuncio del Netol. :(

Necesitos mimos. :)

Besos magullados.

Malena dijo...

Patry, mi pibita argentina.(me ha dado ahora por llamarte así :) )

Me alegro de que te haya gustado el escrito y como dicen los escritores en sus libros... cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. No le des más vueltas o te tiraré de las orejas :)

Tengo que escribir algo dedicado a tí y a ese abrazo que le tengo que dar al mar cada fin de semana ´de parte de mi Patry.

Yo también te quiero mucho, sabés.

Estoy pefeccionando mi acento argentino para poder hablar con vos. :)

Montones de besos.

Durrell dijo...

Malena, cariño, espero que te recuperes pronto pronto. Pero además cuídate mucho, que no te vuelva a pasar... ya sabes que Malena no hay más que una y eres completamente imprescindible.

Muchos besos y un gran abrazo gorilero pero sin apretar, suave suave :)

Malena dijo...

Gracias por tus palabras de cariño, Durrell y por preocuparte por mí.

Fue una caída tonta que pudo tener peores consecuencias, ahora me queda de recuerdo la mejilla inflamada y dos heridas en la pierna izquierda que me duelen pero... ¡palante!

Gracias corazón por esas bonitas palabras, sabes que en mi corazón también hay un huequecito para Durrell.

Molts i molts petons goril.lers

Fortimbras dijo...

Mi pluma es rustica y rapida, propia del periodista que tiene que hacer una información y enviarla rapidamente. Apenas se tiene tiempo para corregir entre otras razones porque se pierde mucho en confirmar. Nunca fui un gran escritor, pero siempre deje en los medios de comunicación noticias fidedignas.
Ahora, en el blog del jubilado, procuro hacer lo mismo, como si tuviera un periódico para mi y para mis amigos.
Ni siquiera cumplo ese precepto antiguo de que "el rumor es la antesala de la noticia", porque cada dia está mas en descredito, sobre todo en eso que llaman "prrensa del corazón".
Eres una mujer encantadora, y esto no es rumor. Es noticia.
Besos

Malena dijo...

Fortimbras, nunca digas eso del blog del jubilado porque eso no es cierto. La jubilación viene dada cuando el corazón pierde las ilusiones y no tiene nada que aportar.

Creo que aún estás muy lejos de eso, afortunadamente para los que te leemos y apreciamos.

Un beso muy grande y gracias por el piropo. Soy de la generación que todavía los agradece.

Señor Oscuro dijo...

En algunos puntos tu texto me recordaba a una situacion que viví el verano pasado mientras estaba en la playa, pero tienes razón, la vida son como capítulos de un libro que vamos guardando en nuestra memoria :)

Besos!!!

Victoria a la Paz dijo...

Siento no poder tener certeza sobre lo que merece o no la pena después de vivido. Estoy confusa, algunas cosas la merecen pero otras, otras te dejan arañazos de difícil cicatrización y no puedes evitar sentir que te equivocaste o te engañaron. No sé, todo depende de los sentimientos que te provoquen sus recuerdos.
Me gusta como escribes.

Un beso