martes, 1 de abril de 2008

Sábado por la tarde


Las agujas de los pinos se balancean suavemente acariciadas por un viento que ha hecho acto de presencia en esta tarde primaveral en la Costa Brava.

Las miro desde el sillón donde estoy sentada para a continuación volver la vista a las llamas de la leña que delante mía arde en la chimenea.

Son llamas que juegan a bailar alrededor del tronco del que salen estrellas y cenizas que como viajeras espaciales, vuelan, simulando pequeñas mariposas de color gris hacia arriba para caer a continuación, suavemente en el suelo de la chimenea.

Ese baile te atrae aunque no lo quieras y el calor que emana de ellas va envolviendo todo tu ser y te dejas llevar sin poner obstáculos por tus pensamientos. Esa libertad tan apetecible y tan peligrosa pero que te hace vulnerable.

Prefiero esta tarde ponerles un coto, y ser una observadora de esas gaviotas que pasan planeando sobre las agujas de los pinos, rompiendo con su blancura, el azul del cielo, sobre el que algunas nubes, como barcos, surcan el espacio hacia algún lugar indefinido.

Miro hacia dentro y las llamas siguen su peculiar baile mientras en la radio Queen va desgranando tiernas palabras de amor y en el reloj del salón, las campanadas me advierten que ya son las seis de la tarde.

¿Quizá la hora de preparar un té?... No sería mala idea.

Malena

58 comentarios:

Paco dijo...

Pon una taza más, y azúcar negrilla, por favor.
UN BESO

Terremoto X dijo...

Ya se acerca la primavera malena!! esperemos q con el sol lleguen grandes dias!!! wapa un besote gordo!!

Consuelo Labrado dijo...

Buenas tardes Malena, vengo a compartir ese momento mágico que con tanta precisión nos describes, me encanta la idea de tomar ¿podría ser un café? junto a la chimenea y en tu compañía ... Un beso

Gerardo Omaña dijo...

Por tus letras, por tu magia, y por mi gratitud, tienes un premio creado por Imaginaria.
pasa a copiar el codigo cuando puedas.

Besos para tu alma.

El Viento dijo...

"...Esa libertad tan apetecible y tan peligrosa pero que te hace vulnerable..." Sobre todo si tiendes a la melancolía. Esta escena, en la soledad, tan bella, alimenta el alma.
La misma, acompañada, compartiendo ese té, música de fondo, velitas además del fuego y una charla con amigos...mmmmmm. También hermosa, no????.
Me apunto al azuquitar de Paco y un poquito de limón..

Besos muchos...

Malena dijo...

Paco, eso está hecho. Te espero. Tengo variedad de tés, así que tú mismo elegirás.:)

Un beso.

Malena dijo...

Llegarán Terremoto. Llegarán y los disfrutaremos.¿Te apuntas al té?

Un beso muy grande.

Malena dijo...

Consuelo, café o lo que más se te apetezca. La verdad es que aunque sea virtual se va formando una reunión de lo más agradable. :)

Montones de besos y gracias por tu visita.

Malena dijo...

Gerardo, me has dado una gran alegría acordándote de mí para darme ese premio. Sabes que te admiro mucho y me siento orgullosa de ser tu amiga.

Miles de besos en tu alma.

Malena dijo...

Mi querida Viento: Yo pongo la casa, el hogar lleno de leña desprendiendo calor y la música. Si te parece trae algunas velitas que iluminen la sala y se creará un ambiente en el que nos podremos encontrar todos completamente a gusto. Me hace ilusión esta reunión de amigos virtual. Soñar cuesta poco.

Te espero.

Miles de besos(no virtuales)

fgiucich dijo...

Seguro, una buena taza de té bien cargado, sin azúcar, por favor. Abrazos.

Malena dijo...

Fernando, ¿sacarina tampoco?. Te espero.La tetera está humeante. En esta reunión no puedes faltar tú.

Un beso.

El perro andaluz dijo...

Qué no daría por compartir ese té contigo. Igual, me voy a comer unas galletitas de almendra.
Besos y más besos, Male.

Theodorus dijo...

Como me hace viajar siempre. Por cierto, un tecito me ha provocado. Ya vengo, voy a servirme una taza, guardeme un asiento. Un abrazo preciosa malena.

Malena dijo...

Vuela Allan, sabes soñar y esta es una reunión virtual a la que no puedes faltar. Tienes aquí tu té y tus galletas de almendra. La conversación de todos, después, al lado del fuego, será entrañable.

Ven.

Muchos besos.

Carnmars dijo...

Precioso...Yo te acompaño a un café!!!

Besicos.

Malena dijo...

Theodorus, se ha creado un ambiente especial entre el calor de las llamas, las velitas que ha traído El Viento, la música y el olor del té.

Tu taza te está esperando. Te esperamos.

Un beso.

Malena dijo...

Carnmars, corazón, tengo repartidos por el suelo pufs y cojines para que os encontreis más relajados.

Voy a preparar una buena cafetera para cuando vengas. La puerta está abierta, entra sin llamar. Estás en tu casa.

Un beso muy grande.

Sandra Garrido dijo...

Malena, venía agradecerte, personalmente tu felicitación, mira que he pasado veces por aquí y nunca dejo comentarios, y mira que nos hemos cruzado en el camino muchas veces, siempre paralelos, pero hasta hoy hasta hoy no había encontrado su encrucijada....cada cosa a su momento, todo tiene su tiempo, esta vez te guardo para no perderte, pues además siempre me apasionó la psicología, es un tema que me interesa mucho, así como el ser interios, las humanidades, lo que nos rodea.

Un beso y gracias por las palabras que iban hacía mi persona.

IGNACIO dijo...

Y yo en plena costa brava, y me pierdo esos detalles... Curioso, me alegra porque con tu post tendré que fijarme.

Besos.

Sandra Garrido dijo...

Una prosa exquisita, envuelves Malena, nos descubres pequeños detalles que aveces pasan inadvertidos..

Un té al compás de esas llamas sería una genial idea.

Un abrazo

Veïna dijo...

Aiiiiiii Malena que conozco perfectamente esa sensación ...

Por cierto seguimos que el viento ( tramuntana ) que me tiene loca!!! un par de días me gusta pero este año está soplando a menudo y con ganas.

Gracias por pasar por mi casita!!

Petonets

Maribel Sánchez dijo...

Tú prepara ese té que yo traeré las pastas para el mismo.

Un gran beso Malena

©Claudia Isabel dijo...

Me gusta esa manera muy tuya de describir las pequeñas y grandes cosas...bello!
Un abrazo

MIS POLLITOS dijo...

Male... gracias por ser tú, por hacernos nosotros....

Té con poca azucar... con buenas ideas

Un beso y un fuerte abrazo

Dédalus dijo...

Con ligerísimas variantes, has pintado uno de los momentos que más puede encandilarme. Ese fuego bajo, en un caserío, en invierno, mientras fuera llueve o nieva... y tú, con alguien, compartes un trozo de pan, algo de queso, una botella de vino y una agradable charla.
Hay algo en esas llamas que invita a amar el fuego. Ese poder de seducir tu mirada que tienen, es la prueba de que, de algún modo, estar vivo es estar ardiendo.

Besos, Malena

Mi Chica dijo...

Es fácil embelesarse mirando las llamas...y bailar con ellas y los pensamientos...relajante.

Un beso Malena.(gracias,opino lo mismo de tí,:))

Malena dijo...

Sandra, me alegro mucho de que te hayas decidido a entrar en esta pequeña casa que es también la tuya.

Sí que nos hemos cruzado muchas veces al tener amigos comunes pero por lo visto no era el momento de ponernos en contacto. Creo que siempre hay un momento especial para que dos personas contacten y hoy nos ha tocado a nosotras.

Espero que vengas a tomar el té en esta reunión virtual que ha comenzado Paco Huelva alrededor de la hoguera. Ha sido una bonita idea. Ojalá la lleguemos a realizar algún día. :)

Que cumplas muchos años más llenos de felicidad.

Un beso muy grande.

Malena dijo...

Ignacio, yo sólo puedo disfrutarlo los fines de semana pero tú eres un privilegiado que lo tienes a tu alcance cada día.:)

Un beso,gironin.

Señor Oscuro dijo...

Ahora en el Parque del Alamillo apetece estar por las tardes para tirarse en el cesped a echar una siestecita mientras corre brisa fresca. Es lo que hago en la playa debajo de la sombrilla cuando la brisa fresca del mar me envuelve. Es taaaan relajante...

Oye, ¿y si merendamos juntos? Tú preparas el té y yo llevo unas pastitas :)

Montones de besos reina!!!

Malena dijo...

Veïna, ¿continua la tramontana? Dile que deixi de bufar que el viernes ya subo para allá. :)

Molts petonets.

Malena dijo...

Maribel, corazón, con que vengas tú ya es sufiente. Allan traerá ya las galletitas, claro que si quieres traer más... somos muchos.

¿Sabes que viene Sandra?

Maribel, no podré ir a la reunión que me indicaste por e-mail pero espero que sea un éxito.

Miles de besos.

Malena dijo...

Claudia, gracias por tus palabras y por tu visita que siempre me ilusiona.

Un beso muy grande.

Malena dijo...

Cata, cariño, lo tendré en cuenta. Té con poca azucar. No te demores.

Un beso muy grande.

Malena dijo...

Dedalus, haces apetecible esa imagen del caserío en invierno. Me imagino fuera el paisaje nevado y el calor de las llamas compartiendo con los amigos las provisiones.

Es un paisaje querido para mí porque mi padre era navarro y las vacaciones de verano de pequeña siempre las pasé allí.

Un beso muy grande.

Malena dijo...

Mi Chica, ya sé que es virtual, pero ¿por qué no nos acompañas a tomar el té delante de esas llamas que nos relajan? :)

No te lo pienses.Vente.

Un beso enorme.

Malena dijo...

Señor Oscuro, eso está hecho. Yo me voy contigo a merendar mientras siento esa brisilla tan encantadora y tú te vienes ahora a mi casa de la Costa Brava con todos los amigos que se están aposentando. ¿Trato hecho?

Claro que cualquiera te saca a tí ahora de Sevilla.:)

Montones de besos.

El antifaz dijo...

No sé que hipnotiza (y relaja) más, si el vuelo de las gaviotas o las llamas de la chimenea.
Tengo en la memoria un té de jazmín que me recuerda a mi abuela. Era su flor preferida (y yo su nieto preferido ahora que no me oye nadie).
Besoso mi dama oriental.

Malena dijo...

Antifaz, vuelvo a decir que es virtual pero me lo imagino y me hace una ilusión tremenda soñar esa reunión de amigos delante de la chimenea con el crepitar de la leña .

Yo no me lo pensaría. Te preparo el té de jazmín, nieto preferido.(Ahora que nadie nos lee).

Un beso muy grande, mi caballero del Antifaz.

SPa.Zio dijo...

¿tE ACOMPAñO, SE PUEDE?

Trini dijo...

No sé cómo lo haces, pero entrar en tu blog y leerte es seguro de serenidad...

Me pones un café? no soy nada de té. ¡Vaya invitada que entra exigiendo! :):):)

Besos

prometeo dijo...

¡que envidia me das!
Mi sueño, si por tal lo tengo, es una cabañita no al lado del mar, en las lejanas montañas con su chimenen, ¡que no falte!, con su huerto atras y una rosaleda delante....y las montañas para mi.
Un sueño, una dicha, una utopia.
Un fuerte abrazo y sigue disfrutando de tu chimenea, del mar y de las gaviotas...

María Narro dijo...

yo también estuve mirando y volando con las llamas de la chimenea éste fin de semana, no había gaviotas pero daba igual.

¿me pones un café mientras hablamos?

un abrazo.

Victoria a la Paz dijo...

Qué quieres que te diga yo, que no te hayan dicho ya los demás, si eres capaz de sacarle brillo a todo lo cotidiano, si nos contagias y nos conmueves hasta no sabes donde, chiquilla.

Me alegra que te gustara mi terapia femenina.

Un besazo.

Malena dijo...

Spa.zio, claro que puedes venir. Te espero siempre.

Un beso.

Malena dijo...

Trini, cariño, puedes pedir lo que se te apetezca. La tetera está humeante y la cafetera tiene café blue montain. Especial para tí.Para una persona especial, un café especial.

Besos.

Malena dijo...

Prometeo, no te puedes imaginar lo que me gustaría poder compartir con vosotros esas sensaciones y teneros al lado.

Claro que ese sueño que tú tienes es precioso y también me gustaría compartirlo contigo.

Un beso muy grande.

Malena dijo...

María, me alegro de que vivieras esa sensación tan especial de ver arder los troncos de leña con su baile impredecible.

Es ideal para beber algo delante de la chimenea mientras hablas con un amigo.

¿Cómo está tu espalda? Espero que te encuentres recuperada.

Mil besos, princesa.

Patry dijo...

Ay que ganas de que llegue el domingo por la tarde leyendo tu post!!(es que el sábado trabajo jajajaja).
Un besazo!

Malena dijo...

Patry, corazón, ¿en qué estás trabajando ahora?

Espero que disfrutes el domingo con Jorge :)

Un beso.

manuel-tuccitano dijo...

A mi me pones una tacita con unas gotas de limón y sin azúcar...me sentaré a admirar la belleza del chisporrotear de la lumbre... saludos

Malena dijo...

Con limón y sin azucar. Hay un lugar para tí delante de la chimenea, Manolo.

Un beso.

Durrell dijo...

He descubierto un te de frutas del bosque que es una delicia, te traeré una tetera llena para que lo pruebes. Y me llevo las Leyendas de Becquer para cuando oscurezca por si alguien quiere leer en voz alta a la luz de ese fuego.

Esperame...

Un petonàs goril·ler ;)

Malena dijo...

Victoria, cariño mío, me dices unas cositas... que me pongo tierna y me haces sentirme especial. Aunque quizá sea una loquilla especial porque me encanta soñar y exprimir las cosas bellas de la vida.

No me contestaste a la pregunta de si el chico de la foto era de verdad:)

Miles de besos, corazón.

Malena dijo...

¡Ay, mi Durrell! Si eso se pudiera hacer en realidad sería tan bonito...

Todos los amigos alrededor de la llar de foc y contándonos nuestras cosas y leyendo historias y poesías.

¡Una delicia!

Petons goril.lers

azpeitia dijo...

Bella descripción, bellísimas imágenes, no sabes hasta que punto te comprendo y sigo tus pensamientos. Ahora te escribo desde Zuhaitz-Ondoan (entre árboles en Vasco) donde reina una Chimenea de leña rodeada en su entorno espacial por más de mil pinos mediterráneos...besos azpeitia

Malena dijo...

Tiene que ser precioso vivir rodeado de pinos y cuando hace frio ,que las llamas te acaricien y conforten el alma.

Yo sólo puedo disfrutarlo los fines de semana y la verdad es que ayer ya no hacía temperatura para ponerla, pero la pusimos aunque solo fuera por la belleza plástica.

Me hacías una pregunta en un e-mail de si era catalana. Te contesto. Soy catalana de adopción y mis hijos son catalanes pero yo soy una mezcla de sangre navarra y gaditana aunque mi lugar de nacimiento y donde viví hasta que me casé, fue en Ceuta.

Mi marido me trajo a Barcelona como recuerdo :) Unos compran cosas y el decidió llevarse a una "caballa". Así nos llaman a los de Ceuta.

Ya lo ves: soy una rara mezcla:)

Un beso.

s. oró dijo...

Hola Malena, pasaba por aquí y dije, porqué no entrar y arrimarme a tomarme un te moruno con unas pastas de almendra y miel, que ricas, cuantas veces me lo tomo los fines de semana cuando nos podemos reunir todos los que estamos. Me sabe a gloria y sobre todo a la luz del fuego. Beeesosssss.