lunes, 7 de septiembre de 2009

El avistamiento de orcas.


Juro que no soy una aventurera. Soy una persona tranquila y reposada a la que le gusta escribir, leer, escuchar música y contemplar la naturaleza, pero he venido a caer a una familia que disfruta con las aventuras.

Me explico. Antes de salir de España, mi marido me comentó que al día siguiente de llegar a Canadá, iríamos a la isla de Vancouver para conocer la capital, Victoria, y después de comer nos acercaríamos a intentar avistar orcas.

Bueno, me lo dijo así como una cosa normal y así lo asumí, pero no, no era tan normal. Nada más llegar nos hicieron firmar un papel eximiendo de responsabilidad a la compañía y a continuación, nos dieron un traje como aquellos de los pescadores que van a altamar. Ya empecé a mosquearme porque para dar un paseito (según creía) en una zodiac cerquita de la costa ¿para qué sería el traje aquel de buzo?

Nos subimos y estábamos rodeados de americanos y holandeses, en total éramos 12 y se me ocurre preguntar que cual era la duración del "paseito" y me contestan que ¡tres horas! ¡Madre de Dios, que paseito tan largo! Una advertencia: si alguien se encuentra mal que levante la mano con el pulgar hacia abajo.¡Y una porra! ¡anda que me voy a soltar yo de la barra para levantar la mano y caerme!

Para colmo me toca uno de los extremos y me separan de mi marido. Nada, aquí no pasa nada. ¿Qué no? El buen Micky que así se llamaba el piloto y guía, mete la directa y la zodiac empieza a dar saltos (Jesusito de mi vida, eres niño como yo...) mi marido volvió la cabeza para ver como iba yo y valientemente, solté una de mis manos para hacer el gesto de que le rebanaría el cuello. No volvió a mirarme más.

Vale. Ya estábamos bastante lejos de la costa en medio del Pacífico y empezamos a parar porque aquella era la zona donde se podían avistar orcas. Y sí, claro que habían y Miky se iba acercando más y más con la intención (pensaba yo) de presentárnoslas y la verdad, aquella tarde yo no estaba tan sociable como para intimar con ellas.

No sé si habeis estado alguna vez en los estudios de la Universal en Florida y habeis visto la atracción de la película "Tiburón", pero tiene un momento en el que sale al lado de la barca la cabeza del "bicho" y yo me temía que me fuera a salir como en la atracción la cabeza de la orca a mi lado. La verdad es que se portaron muy bien.

Fue emocionante y el movimiento al nadar era como un ballet suave y armonioso. Impresiona verte allí en un silencio absoluto rodeada por las aguas del océano siguiendo las estelas que van dejando y aproximándote a ellas.



Poco a poco la sensación de que me iba a dar un infarto fue desapareciendo pero en el momento de volver para la costa porque debíamos volver a Vancouver en hidroavión, a Micky se le ocurrió la idea de poner un poco más de emoción en nuestras vidas y puso la zodiac a 41 nudos, que al cambio, sale por unos 70 km/hora lo cual significa que saltos y más saltos y mi cara llena de agua. Eso sí es una descarga de adrenalina y lo demás es cuento. ¡Puf!

Después sí, la foto de rigor con sonrisa incluida. Solo le pido a Dios que a mi marido o a mis hijos no les de ahora por hacer puenting, pues después de mis experiencias (gracias a ellos) de volar en avioneta desde Barcelona hasta el desierto de Erg Cheebí, de hacer un tramo del París- Dakar en un 4x4 dando golpes en el techo y conducido por un marroquí que tenía la rara habilidad de conducir mientras se liaba un pitillo de "algo" y no sé cuantas cosas más, sé que decidan lo que decidan, yo acabaré haciéndolo.

¡Que cruz, Dios mío, que cruz!


Malena

38 comentarios:

EkA!! dijo...

Jajajaja, un poco de aventura nunca esta de mas!!

Sacaste esa quinceañera q llevas por dentro y t la gozaste? imagino!°!

Q sabes de Job?

Lludria dijo...

jajajaja... ¡pobre Malena! Si me lo hacen a mí, me da un infarto. Afortunadamente mi marido es más tranquilo que yo y creo que para él perderse por Barcelona sin un mapa ya sería toooda una aventura ;) ¿Qué tal andas de paciencia? ¡Ánimo! XD Besitos

manolo rubiales dijo...

Si es lo que yo digo, vivir es ya una grandiosa aventura, si encima los astros andan alineados...
Vino y besos

Adolfo Payés dijo...

Malena que aventura en Canadá.. me has dejado pensando en Vancuver.. y bueno lo normal de estos lados, al hacerte firmar siempre los papeles, para solventar de problemas a la compañía..

En fin que es un gusto haber disfrutado tu viaje escrito..


Un abrazo
Con mis saludos fraternos de siempre.

Pd la canción siempre me ha gustado mucho..

Alimontero dijo...

wouwwwwwwwww!! me vienen 5 ataques, no uno!! Madre mía a donde fuiste a meter!!- diría mi madre! jajajaja
Y bueno, que de aventuras no te puedes quejar, no?
Me recuerdo cuando viajé al sur de mi país, subí a algo mas grande que un velero, todo equipado y todo, y disfrutamos de unos delfines maravillosos....pero tú ORCAS mi amiga....diez mil veces mas grandes!!! ufff...

Te envidio, no te creas, la experiencia!!

Un beso mi querida amiga,

Ali

digler dijo...

pues esa aventura te acercó mucho a una vida que no conocías. al menos, el recuerdo quedará imborrable, eso es seguro

Catalina Zentner dijo...

¡Qué notable experiencia!
Te deja una emoción y un bonito recuerdo.

Abrazos,

Adrisol dijo...

muy bien!!!!!!

te felicito por esta experiencia.......debe ser increíble!!!!!!!!!
me alegro que te hayas animado a hacerlo...

besoss, reina

NOVA dijo...

No culpes a los tuyos, que eres como ellos. Lo único que necesitas una pequeña ayudita, al final vas y difrutas.
Preciosa, inolvidable y envidiable experiencia la tuya...

TriniReina dijo...

Ay, Malenita, debió de ser lo más d elo más, pero a mi que no me sorprendan con emociones cardicas de estas. Si fui incapaz de subir a la barcaza que recorre la ría, esa donde te hartan a mejillones y Albariño, cómo iba yo a subir a una zodiac...maniatada y pataleando:):):)
De verdad, Malenita, es que te apuntas a todo:):)

Ahora en serío, imagino que fue una experiencia inolvidable, un tesoro más para guardar y rememorar.

Besos

TORO SALVAJE dijo...

En avioneta desde Barcelona?
Eso tiene mérito.
Os merecéis una medalla al valor.

Besos.

La vuelta con la zodiac tuvo que ser muy divertida.

Pablete dijo...

Es que hija, ¡¡te meten en cada lío!! y tu encantada, ¿a que sí?

Un beso Sra. Livingstone.....

Noelplebeyo dijo...

Debe ser precioso...Quiero ir a Canadá...cuentanos...

Besos

Jesús Arroyo dijo...

Pero... ¿y ahora? ¿en que piensas?

runner48 dijo...

Seguro que no lo olvidas...por cierto conozco un kasbaa en Erg Chebbi que es tranuila y acogedora lo único peligroso son los camellos que no tiene un buen día :)

Annick dijo...

Que suerte la tuya de tener una familia aventurera. Porque a mi marido no le gusta ni ir a la playa ; y no me queda otra que apuntarme sola a lo que sea .
Pero eso de las orcas es lo mas !

Besos desde Malaga.

Calle Quimera dijo...

Si me invitas yo voy al fín del mundo,eso si,bien amarradito a tí.Salud¡¡

kiantei dijo...

Gracias compañera a ti por tu visita.
Lamentablemente nos ha unido una noticia tan trsite para nuestro querido amigo en común pero el universo tiene estos caminos extraños y bellos que unen a los seres humanos.
Gracias por pasar a la casa del castor aunque ya mucho tiempo hace que no visito a mis amigos o nuevos rumbos como éste por falta de tiempo principalmente.
Pero creo que alguna vez (o más de una) anduve por estos lados.

Te dejo mi abrazo cariñoso y mi invitación para cuando gustes.

Soñadora dijo...

Malena, yo creo que a costa de perseverancia ya despertaron en tí también el amor por la aventura! jajaja
Debe haber sido toda una experiencia!!
Besitos,

azul dijo...

jajaja superemocionante....y venga sincerate que luego te ries un monton y te enorgulleces de ti misma ....

Felicidades

Prometeo dijo...

Buena aventura y mas natural imposible. Som bellos los animales y mas en su elemento y ya lo hemos olvidado tanto. Impresionan su grandeza, su fuerza, su recorrer facilmente metros en el agua y son bellos....un fuerte abarzo y me alegra que te hayas pasado tan bien.

salvochea dijo...

Bueeenoooo, yo pensé que eran los hombres los que cumplían los deseos de la mujer.JA,ja,ja,bueno mujer quemar un poco de adrenalina de vez en cuando, no está nada mal.
Son hermosas sensaciones( a veces algo fuerte)que igual no vas a repetir en tu vida.

Gracias por tus elogios.

Con un solo lector que te elogie así, se da por bueno mantener el blog.

Saludos desde un Bierzo en fiestas.

* HADA ISOL dijo...

jejeje! pues yo me moriría de miedo y al igual que tu pues el miedo quedaría desplazado al poder apreciar ese momento unico,me alegra que lo hayas vivido,que linda aventura! un abrazo y muchas gracias por tus buenos deseos en cuanto a mi salud lo recibo con mucho cariño un abrazo!

alkerme dijo...

Menuda experiencia...

Un beso

Franziska dijo...

¡Santo Dios qué aventuras tan emocionantes! Y yo en casa tecleando frente a la pantalla del ordenador. Esto no es justo. Este mundo está mal distribuido. En fin que para poner un poco de emoción en mi vida tendré que levantarme a ver los telediarios: ¡la crisis, el paro, el aumento de las temperaturas, la gripe!

¿Ya te has consolado? Seguro que sí.

Anónimo dijo...

Hola Malena soy Juana no tengo medios para ponerme en contacto contigo perdi todos tus datos mi correo es jmariagutierrez@terra.es.
Si me lees me encantaria volver a tener contacto contigo. Un beso

Wara dijo...

Diría un qué envidia, pero sin mentir, me moriría de miedo... Prefiero que seas tú quien siga poniendo cruces en esto lo hice, esto otro también, y disfrutando en el empeño, claro.

Muchísimos besos, Malena, y energía, pero como que no te falta, jaja.

La Gata Coqueta dijo...

Me imagino tu cara... Seria todo un poema....

Me gusta mucho la aventura pero previo elegida de antemano para hacerme a la idea y quitarle hierro.

Como ves ya empiezo a dejar mis huellas gatunas por los tejados, aunque no voy a editar hasta finales de la próxima semana.

Pero me encanta ir visitando vuestros rinconcitos nuevamente.

Si te apetece pasate por el blog Mis cricias del alma, en ellas estoy dejando unos saludos...

Un beso y un abrazo de corazón.

fgiucich dijo...

Gracias, muchas gracias por tus palabras y el mail. Ya volveré. Abrazos.

©Claudia Isabel dijo...

jajaj
que maravilloso viaje, no te quejes!
seguramente quedará por siempre en tu recuerdo, como uno de los mejores! :)
Besos

Amaya dijo...

Ay Malena! que el amor a la familia hace peligrar tu integridad física..No te dejes mujer!.., no te dejes..
A que nos quedamos sin Tintero??

en fin.., besos

Steki dijo...

Jajaja, menudo susto te llevaste!
Muy bueno! Se habrán reído de ti tu marido y tus hijos, no?
BACI, STEKI.

Marisa dijo...

Gracias por llevarnos
de aventura por las
aguas del océano.
Ha sido un placer.

Besos.

Maria Varu dijo...

Malena, taquicárdica estaría todavía si me hacen eso... cuando mencionas la escena de "Tiburón" es que me lo imagino en vivo y en directo, no me extraña que lo recordaras en tal situación.
Dadas las hazañas que cuentas ya debes estar más ambientada, pero a mi solo de leerte se me hace muy cuesta arriba...

en fin... creo que con el tiempo te vas "integrando" a la aventura.

besos Malena

Nine dijo...

Malena, he disfrutado mucho leyendo este relato, me parece emocionante vivir una aventura así que creo mi corazón no resistiría hacerlo en realidad.

Magnifica experiencia.

Muchos besos.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Querida malena, si llego yo a estar alli...te hubiese convencido de esperar a tu familia en el puerto tomando lo que sea...a mi tampoco me va mucho la aventura...brrrrrr....besos

Franki dijo...

Me lo he pasado pipa leyendo tu post, intentaba imaginarte en todas esas situaciones que cuentas unas veces con envidia y otras con pánico ajeno.
Siempre es bueno descargar un poquito de adrenalina con estas aventuras y recordarlas con simpatía:)
Besos

Goathemala dijo...

¡Cómo te lo pasas, qué aventuras tan simpáticas aunque con un poco de riesgo si no no serían aventuras!

Un abrazo.