viernes, 5 de junio de 2009

Reflexión: Aplazando el tiempo.


Creo que corría hace tiempo a través de la red, un documento en el que nos hacía tomar conciencia de lo absurdo que puede resultar a veces, aplazar el hacer las cosas, como si fuéramos dueños de todo el tiempo del mundo.

Y no decía absurdo como ofensa sino porque vivimos de tal forma la vida, que da la impresión de que jamás marcharemos de este planeta.

Planteándome este hecho, he llegado a la conclusión de que debemos de vivir no dejando aplazar las cosas para otro momento. Tengo un amigo, al que quiero mucho, que sé que me diría que las cosas no siempre se pueden realizar en el momento, sino cuando hayan madurado, y en cierta manera le doy la razón, hay cosas que necesitan su tiempo de maduración pero yo no me refiero a esas cosas, me refiero a que no quiero que se me quede en el tintero (y nunca mejor dicho) el no haber contemplado como nacía el sol , el disfrutar de un paisaje o haber dado un abrazo o una caricia o un te quiero a la persona que quizás lo estaba esperando.

Cosas pequeñas y grandes al mismo tiempo. Hacer aquellas cosas que normalmente no haces porque consideras que es una pérdida de tiempo o que lo realizarás más adelante.

El otro día, vi a un señor invidente que con su bastón intentaba bajar la acera, me agarré a su brazo y le pregunté si le molestaba que le ayudara. Su sonrisa habló por él y tanto es así que no fue solo el cruzar la calle, sino que entablamos conversación y me fui con el paseando.Fue la media hora más gratificante que podía haber pasado.

Tenía una forma de hablar que cautivaba y era un pozo de sabiduría.De acuerdo que aquella mañana yo no iba "escopeteada" como siempre, pero aquel hecho de ayudarle, de dedicarle un tiempo, se convirtió en un gran regalo para mí que no esperaba.

Eso me lleva a la conclusión final de que no debemos dejar aplazadas las cosas en el tiempo, no solo para poder disfrutarlas sino para que en ningún momento de nuestra vida tengamos que arrepentirnos de no haberlo hecho.

Malena

Nota.- Mi agradecimiento a Raquel, por darme a conocer la música de Iron and Wine que hoy se escucha en este blog.

61 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Tienes toda la razón. Ahora pasa el tren, ahora me monto. De poco vale ir andando a la estación para ver si el tren que pasó se encuentra estacionado.
Besos.

Adolfo Payés dijo...

un placer inmenso leerte, cuando la razón navega por tu espacio me entrego a ella con el alma.. preciosa


Saludos fraternos con mucho cariño
un abrazo muy grande

que pases un buen fin de semana

besos

Adrisol dijo...

malena!!!!!!!

cuánta razón tienes!!
las situaciones sencillas son las que nos llenan de placer....
gracias por compartir algo que sirve para reflexionar.

besitos, reina
buen finde

TORO SALVAJE dijo...

Me viene bien tu post.
Me ha ayudado a tomar una decisión.
Gracias.

Besos.

NOVA dijo...

Pues si Malena. Disfrutar de esas cosas que nos llegan, en el momento que vienen, sin aplazarlas.


un besin

Shunyata dijo...

Me quedo con esto de tu texto:

Eso me lleva a la conclusión final de que no debemos dejar aplazadas las cosas en el tiempo, no solo para poder disfrutarlas sino para que en ningún momento de nuestra vida tengamos que arrepentirnos de no haberlo hecho.


Yo aplazo, aplazo , aplazo sin fin... y lo mismo, me equivoco al hacerlo...

Un abrazo y un beso querida amiga ...

P.D ; mail recibido, mail contestado

P.D 2 : deje miguitas para ti , para que puedas venirte a mi pais de hadas...

Noelplebeyo dijo...

Hay que hacer las cosas...de una vez y en el momento...una vez meditadas, claro

Besos

TriniReina dijo...

Así es Malenita. Como dice el refrán: "No dejes para mañana lo qu epuedas hacer hoy" Lástima que con las prisas lo olvidemos tan a menudo.

Besos

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

No nos damos cuenta de lo que valen esas cosas que casi pasan desapercibidas, hasta que por equicocació o casualida no qudan más remedio que hacerlas...un abrazo

fgiucich dijo...

Me atrevo a decirte, como Freud, las cosas ni antes, ni después, sino en el momento justo. Soy como tu amigo: dejo que las cosas maduren. Abrazos.

Raquel dijo...

Por estas cosas encanta tu blog. Tus reflexiones me ayudan muchisimo. No hace mucho hablaba de esto con mi madre. Las dos somos muy indecisas, y, ya sea por miedo o pereza, posponemos las cosas hasta que nos vemos obligadas a hacerlas, lo que al ffinal nos cuesta mucho más y nos reporta más nerviosismo y sufrimiento.
Pensamos que somos dueños del tiempo y no es así. Tambien pienso, por experiencia propia, que no se pueden aplazar las cosas; luego cuestan más.
Bonita entrada, Malena.
Besos.

Mar dijo...

LA VIDA ES HOY.

¡Un saludo!

Soledad Sánchez M. dijo...

¡Pues claro que sí, guapa!

¡Cuántas pilas de ropa he dejado de planchar por jugar con mis hijas a cantar The Wall frente al espejo del baño -haciendo una coreografía magnífica y "sincronizada"-...!

Y me queda un consuelo enorme: las arrugas de mis pantalones de lino JAMÁS me echarán en cara la desatención.

Un beso, y buen fin de semana, Malena.

Soledad.

nuria dijo...

Sabes Malena? tienes razón, en serio que nos quedarianos sorprendidos si ayudaramos a las personas...y miraramos su cara...como se ilumina..."siempre"

mil besitos

Amaya dijo...

es una máxima en mi vida, y más que un esfuerzo es una recompensa, un motivo más, una demostración constante de que el camino debe ser asi

Mil besos Malena
y mil abrazos, y mil rosas

Sergio dijo...

Así es Malena, no dejar pasar el tiempo sin actuar y dar y recibir lo que deseamos, luchar por lo difícil hasta alcanzarlo.

Que Dios este contigo y te bendiga con mucho amor y salud.

Un abrazo

Ariam Ram dijo...

¿Lo ves? Un lujo leerte, transmites serenidad y paz, armonía... Y no sabes lo que es de agradecer en estos tiempos que "nos corren"... Y no, no hay que correr tanto, como bien dices debemos ir más despacio, detenernos en los pequeños momentos, saborearlos, no aplazar las cosas verdaderamente importantes.

No dejarnos llevar por la avalancha del tiempo corriendo en contra sino del tiempo corriendo a favor, como un suave viento que empuja la vela de nuestra barquita.

No podemos hacerlo todo en 24 horas y angustiarnos si no llegamos, pero siempre debemos guardar un rato al día para nosotros mismos, para reflexionar, descansar la mente y separar el grano de la paja, y por supuesto, no dejar, por ejemplo, un "te quiero" en el aire porque la prisa nos empuje... Abrir los ojos y darnos cuenta de lo que de verdad importa, no dejarnos llevar por los "Días de furia" aunque los tengamos... Respirar hondo y continuar.

La vida no es eterna, al menos esta no.

Un abrazo, gracias por tus rosas Malena y que tengas el mejor de los días.

Mar.

el mercader dijo...

Mi queridA Malena: Bellisimo escrito. La vida discurre a nuestro lado, ofreciendonos esencias a veces momentaneas y efimeras,pro inmensamente bellas. SOn los regalos de la vida, que circulan a nuestro alrededor y que a veces son las rendijas por las que nos asomamos al mundo soñado. Rendijas por la que debemos asomarnos. Es como abrir los poros, extender los brazos y enfrentar el cuerpo alviento, como si qusieramos absorverlos.
Es cierto que a veces los sueños hay que esperar para que esten maduros. ero eso no significa no soñar. El camino es a veces el sueño. Se ilusiona uno con la maduracion de las cosas. Los hijos son sueños, el amor es un sueño, tener amigos es un sueño. Y sin embargo necesitan madurar. ero la maduracion es una forma de soñar continua, apostar por la utopia imposible. orque creer en la utopia, es una manera de serlo.
Bellisimo tu escrito, lo comparto, lo siento, lo vivo a tu lado y al lado de muchos otros. Aunque especialmente, con los que caminamos juntos. baiertos los brazos, cara al viento y la luz, exprimiendo los segundos. Como tu....

DRIADA dijo...

Saltando he llegado hasta aquí n saludo

Doncel dijo...

MALENA:
Al leer tu post, me he emocionado,
lo sencilla que resulta a veces la felicidad,
Sólo con el gesto de ayudar.
Un beso desde esta colina

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Tenía una forma de hablar que cautivaba y era un pozo de sabiduría"


Como se agradecen esas cosas, verdad?

Saludos y un beso!

salvadorpliego dijo...

Muy buenos tus consejos. Un verdadero gusto leerte.

Saludos.

©Claudia Isabel dijo...

Amiga, creo que hay un tiempo para meditar y otro para actuar, pero lo importante es el movimiento, más lento o más acelerado según cada uno, pero nunca estático!
Un placer siempre
Abrazos

Nine dijo...

Malena, creemos que tenemos todo el tiempo del mundo y este muchas veces se esfuma casi sin que nos demos cuenta.

Hoy aún sufro porque quise preguntar cosas a mi madre que no pude en un determinado momento porque tuve que ir a algún sitio, hacer alguna cosa...siempre corriendo de aquí para allá sin parar a hacer lo verdaderamente importante que era estar más con ella, me fuí lejos y cuando volvía a casa poco paraba en ella.

Casi lo mismo sucede con los que vivimos en casa, cada uno a lo suyo, sí, tienes momentos de encuentros, pero deberíamos dedicarles más tiempo, hablar más y decir más: Te quiero.

Que no se nos haga tarde para demostrar cariño.

Vivir el presente a tope que el futuro ya vendrá y el pasado solo es un recuerdo.

Muchos besos.

azul dijo...

La vida está llena de todas esas cosas y hay que aprovecharlas

Un saludo

Isabel dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, de hecho, hoy he escrito yo algo en el blog, que tiene mucha similitud con lo que tu dices aqui. Un beso

Juan dijo...

Malena

Muy buena reflexión, amiga.

La vida es tan corta que debemos disfrutarla minuto a minuto.

Es cierto que no debemos postergar nada que podamos arrependirnos cuando ya nos sea imposible realizarla.

MentesSueltas dijo...

Hola, estoy de viaje y no tengo todo el tiempo que deseo para mis visitas.
Dejo este mensaje para decir presente.

Abrazos
MentesSUeltas

Eros dijo...

Malena mi mujer con olor a tango,
Mi conclusión final aplazar las cosas sin poder disfrutarlas es como morir estando vivo..
Por eso hoy aca y ahora te digo te quiero Malena, y gracias por existir..
Una estela de mi esencia te rodee siempre..
Eros...

Trini dijo...

Me hubiese encantado veros y sobre todo, oírte recitar.

Besos, y espero que te guste el libro.

Prometeo dijo...

¡Cuanta razon tienes! pero despues el voragine de la vida nos envuleve con capas grisaceas que nos obligan a no mirar, a no ver, a no hablar o escuchar, a seguir el ritmo frenetico de la trenes, apsando y no viviendo, corriendo y no sintiendo...un fuerte abarzo.

paraayudaratomas.blogspot.com dijo...

Ay Malena! Hasta me imaginè cuando le dijiste al señor ciego!!. Què lindo lo que escribiste!!
Gracias por compartirlo!!

Consuelo Labrado dijo...

Querida Malena: En los "pequeños" detalles es dónde nos mostramos y demostramos lo que somos y nuestra capacidad de sensibilizarnos. Es verdad que el tiempo muchas veces nos impide dedicarnos a los demás cuánto quisiéramos pero cuando podemos hacerlo resulta gratificante. Un beso, guapa

hojas del alma dijo...

hay que vivir el ayer,hoy,ya es demasiado tarde.
vivir el momento y disfrutarlo,como si fuera el ultimo,es la clave para sentir la vida hasta en el profundo del alma.

a mi tambien me paso algo parecido,y fue una experiencia que nunca olvidare;ádemas aprendi algo muy importante:tomar la vida con tranquilidad.

besitos un placer pasear por aqui.

Lasosita dijo...

Concuerdo contigo plenamente.

Has descrito pensamientos que yo he tenido también. He llegado a añorar tiempo para demostrar lo que sentía, a personas que por una razón u otra, se fueron de mi vida. Más me habría valido no suponer que estarían durante más trecho!
Incluso podría haber terminado yo ese camino!...

Entrañable el encuentro, que tuviste a bien dedicarle algo de sosiego y visión de su valiosidad.

Bien hecho! Todo y todos te enriquecen...

Tus reflexiones, no caen en saco roto ni en tintero con desidia!

Besos y saludos, Malena.

Soñadora dijo...

Malena, que momento hermoso el que debes haber vivido en tu paseo con el señor invidente. Esos gestos gratifican!
Gracias por compartirlo y por hacernos reflexionar. La vida es una , y no sabemos si mañana seguiremos acá, hay que vivir el HOY!
Besitos,

La Gata Coqueta dijo...

Ho y has puesto una entrada perfecta para mi y perfecta para tu inteligencia, lo importante es darse cuenta a tiempo...

Como me conoces puedo seguir...

Eso es precisamente lo que siempre me ha pasado a mi, el tiempo era inmenso sobraba "mañana" siempre habría más y todo quedaba por hacer, no se apurando para nada, sólo hacer aquello a lo que mi trabajo pedia de mi sin dedicarme a aquello que me pudiese satisfacer...

Y lo que no hice se ha quedado en el camino...

Hoy es diferente no me lo pienso dos veces, el mañana no existe para muchas cosas y hay que vivir el momento, sobre todo en esas pequeñas cosas que nos hacen sentir tanta alegría en nuestro interior, yo creo que con esto ya me has entendido y que lo he expuesto bastante claro.

Podria seguir, porqe campo hay bastante para debatir, pero el fin siempe va a ser el mismo.

Lo que puedas hacer hoy no lo dejes para mañana, que ya no existe ese mañana cuando has llegado...

Ahora de dejo mis ilusiones que espero algún día se realicen, porque sólo son eso...

Ilusiones!!

Un beso para ti y feliz semana esta que comienza.

Patry dijo...

Muy de acuerdo. Yo soy de las de hacerlo todo YA.
Nunca se sabe lo que puede pasar mañana. No hay que quedarse con las ganas de hacer o decir algo.Lo peor de la vida, es que es demasiado corta y para colmo...pasa volando.
Un besazo.

Patry dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mar y ella dijo...

Be4llisima y acertada reflexión,siempre debemos hacer lo que sintamos y decir lo que pensamos mejor hoy ,mañana,puede no existir el mañana..
Un besito cuisdate siemrpe.
Mariella

AlterHugo dijo...

al fin un blog con buena música!!!

ejeje
visita a los alterhugenses

Anthony dijo...

Hay cosas que podemos hacer en el momento cosas simples que sin necesarias hacerlas pero no son menos importante

Wara dijo...

Es que todo tiende a empujarnos, y a veces sin darnos cuenta nos dejamos ir y tenemos un instante y nos aprece insuficiente para hacer algo y sencillamente perdemos un tiempo y una ocasión maravillosa.

Tienes toda la razón, hay que hacerlo ahora, aprovechar esos momentos, sonreír, pronunciar esas palabras, disfrutar... Cuando le cojamos el gusto descubriremos que mañana habrá más tiempo para más.

Un abrazo, Malena. ¡Cuánto me gusta leerte!

María Narro dijo...

pero es que el gran problema del`mundo son las prisas, el ir escopetados.
Si consideráramos importante el sentir, ayudar, sonreír y las pequeñas cosas diarias, todo sería diferente.

un abrazo.

Marisa dijo...

Aprovechar el tiempo,no dejar pasar esos pequeños momentos que son la esencia del sentirse bien,
eso es importante, pero aún lo es más el saber regalarlo como tú has hecho. Eso demuestra la gran persona que eres.

Un abrazo muy fuerte.

Dashina dijo...

Muchas veces pensamos aquello de "tengo tiempo para hacerlo más adelante" o "es que ahora no me da tiempo". Excusas que nos damos a nosotros mismos que se me antojan lamentables pero que nos creemos, que yo me creo.

Besos y un enorme abrazo!!!

Lludria dijo...

Sé que hace falta un tiempo para reflexión, para que se aposenten las cosas, para que surjan, para que mejoren -a veces como los buenos vinos- pero... no sé por qué a veces tengo la sensación de que algo se me escapa, de que no llego y no es por perder el tiempo, no. No me duele quedarme embobada contemplando las elegantes cabriolas aéreas de los vencejos o las desmañadas de los murciélagos al atardecer. Es, otra cosa, la sensación de que el tic tac vacila. Seguro que no es más que una tontería de las mías, Malena. Un besazo

DINOBAT dijo...

No existe, solo lo inventamos...

Abril Lech dijo...

Es algo que debo repetirmelo al levantarme y al acostarme. Suelo dejar cosas para después y es una carga, uffff!!!

Maria Varu dijo...

Querida Malena, estoy totalmente de acuerdo contigo, el vivir esos pequeños detalles que surgen en el día a día y que si no se responden en el momento ya nunca más tendrán cabida, eso es algo que los años me han enseñado y la misma vida me ha hecho ver.
Nunca hay que dejar para mañana una muestra de afecto, el sentir de un instante, una palabra, una sonrisa... porque nunca se podrán recuperar.

Besos

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Cuanta razón tienes, a veces la inercia de este engranaje infernal que hemos creado y al cual llamamos - no sin sorna - "vida", nos aplasta entre sus dientes como un molino al grano que un día pudo haber sido flor...Y lo peor es que nos dejamos aplastar una y otra, y otra vez. El mundo está lleno de gente, de cosas, de paisajes, de pueblos tan sugerentes...Y sin embargo es la rutina la que si no lo evitamos - tiñe de negro nuestra vida.

No se. Tal vez nos lo merezcamos, aunque ciertamente creo que no, que eso es justamente lo que les gustaría que creyésemos...

En momentos bajos, miro a las nubes y me voy con ellas. ¡Quién Pudiera!.

Un grandísimo beso amiga, ciertamente como alguien más ha escrito en este post..Tus historias, tu presencia y tus palabras nos levantan muchas muchas veces el ánimo.

Durrell dijo...

A veces me lamento por las muchas cosas que hubiese querido hacer y no hice por falta de tiempo o de medios. Pero en realidad lo verdaderamente importante, lo que más deseaba lo hice y valió la pena porque ha sido la etapa más feliz de mi vida y por eso creo que escogí bien. Los días tan solo tienen 24 horas y hay que escoger. Ahora dedico el tiempo a otras cosas que no sé si serán o no serán... de ahí el título de mi blog. Creo que tu amigo también tiene razón, en ocasiones las cosas que no se hacen es porque aún se han de madurar.

Un abrazote gorilero.

Mi Chica dijo...

Pienso igual..hoy...hay que hacerlo hoy....:)

Un beso Malena

RECOMENZAR dijo...

A ratos me aprieta el miedo no importa el sol o el cielo yo tiemblo cuando pienso y siento todo mi cuerpo frío.
A ratos miro al cielo y río porque la vida es bella y el aire es puro y de nuevo la naturaleza revienta.
De pronto vuelvo otra vez al miedo y otra vez tiemblo y no puedo remediarlo aunque lo intento, si... lo intento.

Me repito a ratos, -no temas-, en alto; por lo bajo, susurrando... me lo quiero creer, pero no puedo.

A veces.. tengo miedo. ¿De que?






Simplemente de ser tan feliz lo tengo.....

digler dijo...

creo que todas las personas deberian recordar que solo tenemos una oportunidad para vivir...

Catalina Zentner dijo...

Y seguimos empecinados en dejar pasar momentos irrecuperables.

El tren pasa y se aleja, y nosotros seguimos varados en el tiempo, enredados en lo que pudo ser, atorados en el andar hacia adelante.

Abrazos,

El perro andaluz dijo...

Por eso te digo ahora, que me alegra haberte conocido y que te quiero mucho. Gracias por estar siempre.
Un beso incombustible, Male querida.

Maria Clarinda dijo...

Vim de blog em blog ter ao teu...fiquei horas lendo-te...adorei o que escreves e bebi cada palavra.Obrigada por estes momentos belos!

Shunyata dijo...

Pase a darte un beso a mitad de semana y un enorme abrazo tambien...
Gracias por llegar y ser un hada más... es un placer para mi

El antifaz dijo...

Hay que vivir cada día como único que es. hacer planes para el futuro es, como tú dices, absurdo.
Besos.

RosaMaría dijo...

hermoso y cierto tu mensaje,
abrazos