jueves, 15 de mayo de 2008

Una simple historia de amor


Es como una niña pequeña a la que con mimo le cambian el vestido cada día.
La peinan y la perfuman esperando las visitas que no faltarán.

Sus manos indistintamente agarran su chaquetita o extiende sus brazos
buscando algo que no sabe qué.

Su mirada, de unos ojos intensamente azules, miran hacia el frente, pero sin
saber que miran. Y sonríe cuando le dan un beso y se enfada si la atosigan.

Es como una niña a la que ponen un osito entre sus brazos y lo acuna como si
fuera un bebé. A veces se mesa el pelo inconscientemente, como si supiera
que su presencia tiene que ser agradable para cuando lleguen.

Y llegan. Son tres hombres que se acercan a ella y la acarician y la miman.
De sus labios salen piropos que llenan la habitación.¡Qué guapa está hoy mi
niña!. El otro le canta los cinco lobitos y le coge la mano para ayudarla a
que lo intente y el tercero le acaricia su cabecita.

Ella no los conoce. Hace tiempo que sus imágenes se borraron de su memoria,
pero esa gran historia de amor, se repite cada día. Le hablan. Le cuentan
sus cosas y las últimas novedades de la familia.

Ellos saben que ella está allí, pero dentro de su alma saben que hace tiempo
que marchó. Y salen después de besarla una y mil veces con el corazón
encogido.

Ella sigue con la mirada desvaida y una sonrisa en sus labios. Ella hace
tiempo se perdió en un extraño mundo. Ella tiene Alzheimer y ellos son sus
hijos.

Malena

(De mi antiguo blog)

53 comentarios:

Malena dijo...

Esta historia no es ficción. Es la historia que se repite cada día cuando mi marido y sus dos hermanos van a ver a su madre.

La publiqué hace tiempo como un homenaje tanto a mi suegra como a mi marido y mis cuñados.

Me la recordó el otro día mi amiga Durrell(ver enlaces) cuando escribió un relato precioso que se llamaba: "Una historia de amor".

La historia continúa igual y el amor es el mismo.

Malena.

ElPoeta dijo...

No conocí tu antiguo blog, con lo cuál la historia es nueva para mí. Eso es verdadero amor, preciosa. Una historia maravillosa, un milagro de ternura. Besos,
V.

Mi Chica dijo...

Lo recuerdo Malena...un bonito regalo para tu suegra:)

Un beso.

IGNACIO dijo...

Apreciada Malena si alguna vez me olvido de vivir, ven a verme, aunque no te reconozca...

Se muy bien que ocurre en estos casos,(por cercanos) y lo narras tan bien...

Te beso.

Durrell dijo...

Malena, tienes un verdadero don para emocionar con las palabras, tu sensibilidad aflora en cada letra que escribes.
Recordaba perfectamente la historia de tu suegra de la vez que la leí en el blog de Terra, recuerdo que nos contaste la vida tan dura que había llevado y que tuvo que criar sola a sus hijos. Es un duro pago el que la vida le ha dado al final y comprendo la angustia que debeis sentir en el corazón cuando intentais buscar en ella a la persona que fue...

Un gran beso y un abrazo muy fuerte.

Dashina dijo...

Tal como me pareció en terra, aquí me sigue pareciendo una historia llena de amor, de dedicación, de ternura.

Besos Malena y un fuerte abrazo

Moony dijo...

a historia es preciosa. Una muestra de amor cotidiano que es el que más valor tiene.
El Alzheimer me asusta. Me asusta perder los recuerdos y la propia personalidad. Aunque, los enfermos, no sé si se dan cuenta de ello.

Precioso, Malena.

Un beso grande.

Malena dijo...

POeta, es una verdadera historia de amor. Jamás he visto a unos hijos tan volcados en su madre, pero la verdad es que ella dio toda su vida por ellos.

Si me atrevo, rescataré el post que habla de ella del otro blog y te darás cuenta que merecía haber tenido otro final. Lo que sí merecía es tener unos hijos como los que tiene.

Un beso, mi Poeta.

Malena dijo...

Mi Chica, desgraciadamente mi suegra no se puede enterar de lo que le he escrito pero a cambio, le llevo merengues que le encantan.

Un beso, corazón.

Malena dijo...

Ignacio, Dios no quiera que te veas así nunca. Yo prefiero para verte quedar un día de esos que subo a L'Alt Empordà y tomarnos un café.

Un beso, Ignacio.

Malena dijo...

Durrell, corazón, la vida no es justa con las personas. Cómo tú dices, cuando podía empezar a disfrutar de la vida, de sus hijos y sus nietos, le vino la enfermedad.

Es una situación angustiosa pero se lleva de la mejor manera posible. De verdad que lo que es admirable es el comportaqmiento de los hijos. Le cantan, la miman, juegan con ella. Son únicos.

Un montón de besos.

Malena dijo...

Dashina, cariño, todo sigue igual que cuando lo escribí. La misma ternura hacia ella y la misma dedicación.

Un beso muy grande.

Malena dijo...

Moony, a mí también me asusta. Si fuera perder sólo los malos recuerdos, vale, pero no es eso.

Un beso, corazón.

LEO MARES dijo...

pasé por aquí y me gustó leerte
dejo un abrazo

Trini dijo...

Ayer mismo dejé un comentario, no recuerdo en qué blog, sobre que el Azheimer me parece la peor de las enfermedades. Destruye a las personas y muchas cosas de la vida familiar de esta. Es terrible para un hijo ver los ojos ausente de sus padres. Es terible para nosotros pensar en un día llegar a caer en esa enfermedad, en ese vivir sin vida.

Un abrazo Malenita

PD:Ayer me dieron el Alta en traumatología y estoy muy feliz:):)

manuel rubiales dijo...

Vaya, te confieso que el texto me ha estremecido, me quedé sin palabras.

Camille Stein dijo...

malena...


triste y delicadamente tierno

me ha encantado


un beso

fgiucich dijo...

Creo que ante tanta demostraciòn de amor, allà, en el fondo de esa mente enferma, habrà un pequeño rayo de luz que se enciende. Siempre le recuerdo a mi madre, que tiene 94 años y una mente lùcida, cuando se queja de los dolores propios de la edad, que mire, simplemente, a su alrrededor. Los años son implacables, sin duda alguna, pero cuando ciegan el entendimiento la vida se hace mucho màs terrible. Abrazos.

salvochea dijo...

Quizás haya enfermedades más dolorosas para el enfermo, pero esa jod...enfermedad de verdad que es terrible.

Debe ser realmente duro para un marido, una mujer, o unos hijos ver como la persona amada, no reconoce a sus seres queridos. Como esta se va degradando, terrible, de verdad...

Malena dijo...

Leo, gracias por pasar por mi blog y decirme que te gusta.

Cómo la curiosidad es muy femenina, he ido a tu blog y me ha parecido muy interesante. Volveré.

Un cariñoso saludo.

Mar y ella dijo...

Me sorprende los actos de amor que podemos dar como ser humano.que nos humaniza el amor por quién es sangre de tu sangre...quién no dio vida....en la reciprocidad de la incondicionalidad que sólo tiene el amor..
Un abrazo..
Mariella

©Claudia Isabel dijo...

Malena, que enfermedad tan triste, eso de olvidarse de todo, quedar en blanco, sin recuerdos...
Hay una pelicula argentina muy buena que trata este tema, "El hijo de la novia" si no la viste te la recomiendo, pero seguro que sí, porque Darín es muy conocido en España...
Muy buen post.
Un abrazo enorme

Malena dijo...

Trini, corazón, lo primero es lo primero: BIENNNNNNNN!!!!!!!!!!!!!

Me alegro horrores de que te hayan dado el alta. Ahora no vayas a intentar ir a las olimpiadas. :)

Del tema que tratamos hoy en el blog, qué quieres que te diga, que Dios no nos de nunca esa enfermedad.

Muchos besos, Trini.

Malena dijo...

Manolo, es que cuando te enteras de esos casos te quedas sin palabras.

Gracias por tu visita. Me alegra verte por aquí.

Un beso.

Malena dijo...

Camille, ojalá no hubiera tenido que escribirlo. Si pudiéramos cambiar en algunos casos el argumento de la vida de las personas queridas...

Un beso.

Malena dijo...

Fernando, tú tienes la suerte igual que yo de tener madres muy mayores y con lucidez. Eso es algo muy bonito. Mi madre tiene 97 años y todavía viaja sola en avión. Los nietos la llaman la super abuela.

Tenemos que dar muchas gracias por poder hablar con ellas y recibir todavía a veces sus consejos y siempre su cariño.

Un beso muy grande.

Malena dijo...

Mariella, corazón mío, es como tú dices. El hombre puede ser capaz de hacer las mayores atrocidades pero hay otros que pueden ser capaces de hacer pensar que hay corazones que se pueden dar a los demás y eso te hace ver la vida de distinta manera.

Y es verdad, el verdadero amor en cualquier faceta es incondicional.

Muchísimos besos.

Malena dijo...

Salvochea, me alegra mucho verte por aquí a pasar un ratito conmigo y dejarme tu comentario.

Sí, es una jodida enfermedad porque te quitan todos tus recuerdos y la familia se tiene que enfrentar a situaciones muy dolorosas.

Lo único que no ha perdido es el sentido del gusto y disfruta enormemente con los pasteles y con los bombones. Al menos un placer...

Un beso y me alegro mucho de leerte.

Malena dijo...

Clau, mi vida, sí que vi la película y lloré todo lo que tenía que llorar. Trataron el tema con una delicadeza increible y eso es de agradecer.

De acuerdo con que los actores son maravillosos pero es que se les notaba el respeto con que actuaban.

Regaña a tu pc porque me tiene manía y me borra mis comentarios. :)

Miles de besos.

Soledad Sánchez M. dijo...

Absolutamente conmovedor, Malena. Son muchas las personas que vuelven a la niñez perpetua y sin memoria. Un abrazo para sus familias, y unacaricia y palabras amables para ellas.

Un beso.

Soledad.

María Narro dijo...

lo recordaba, pero el amor y cariño por tu suegra es el mismo, y me parece precioso.

un abrazo.

pd. ¡me la voy a poner en la cabeza! (lo que me has mandado)

Victoria a la Paz dijo...

ME EMOCIONA TANTA MARAVILLOSA TRISTEZA. AL MENOS, AUNQUE ELLA NO RECUERDE A SUS HIJOS, ELLOS NO LA OLVIDAN Y LE SIGUEN MOSTRANDO SU CARIÑO A QUIÉN LE DIO SUS VIDAS. DE ALGUNA FORMA A ELLA, SEGURO LE LLEGA.

ERES PRECIOSA, MALENA.

UN BESO GIGANTE COMO UNA FLOR ABIERTA

digler dijo...

que historia tan bella y tan triste a la vez

el amor no sólo trasciende el tiempo, supera todo tipo de circunstancias

STEVE dijo...

PRECIOSO Y CUIDADO BLOG
MUY BELLO
UN BESITO Y VOLVEREMOS

MentesSueltas dijo...

Te abrazo con mi mejor energia...
MentesSueltas

Leandro dijo...

Wow!... Una historia que habla sobre el amor más puro del mundo. El de los hijos para con su madre.
Un besote

Patricia Gold dijo...

Malee...me estoy llorando todo (para variar)

Me hizo recordar una película que vi,sobre una historia verídica también.
Y la madre de una de mis amigas estuvo así.Y se lo que fue, una niñita esperando ser amada.

Es hermoso lo que escribiste.
Intentaré ver el enlace..
es hermoso, amor puro..y una enfermedad terrible.
petonets bessona

Patry

La implosion en Venezuela dijo...

Ese aleman que nos persigue..pero bien lejos con ese sindrome...la historia es bellisima.
Gracias por disponerla..
Unaco

prometeo dijo...

La recordaba de tu antiguo blog, el de terra; me pone los pelos de punta por la sensibilidad de tu escritura y la bondad de la gente. Me ha encantado volver a leerla, es magica, es bella, como un hermoso cuento de hadas. Pero es una mala enfermedad, terrible.
Un fuerte abrazo.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Mlena,cariño..has escrito acerca de algo tan triste ....que conozco tanto...con una ternura estrellada...
con un amor que trasciende tu teclado
me inundó el alma de un luz dorada
por ella
..como si fuera un ángel
que recibe todo el amor que debe..
es duro para todos
para los hijos
durísimo
pero rescatemos entonces esta oportunidad para poder llenarla de un amor sin restricciones.Y si la película ha tratado el tema con delicadeza,no puedo sino maravillarme ante la maravillosa manera que has tenido de abordarlo.

Malena dijo...

Soledad, sí que se convierten en niñas y lo único que necesitan es mucho amor. Esa palabra es mágica porque es al único estímulo que reaccionan aunque sea un poquito.

Gracias por ese abrazo para las familias que tienen algún ser que padecen esa triste enfermedad.

Un beso muy grande.

Malena dijo...

María ya he visto la estrella. Es tan linda como mi querida poetisa. :)

Mil besos.

Malena dijo...

Victoria, corazón, yo estoy convencida de que algo le debe de llegar o al menos sus hijos piensan a pies juntillas que percibe su cariño.

Un beso enorme para tí.

Malena dijo...

Digler, suponemos que el amor puede superar todos los problemas. Al menos es bonito y esperanzador pensar así.

Un beso.

Malena dijo...

Gracias Steve por tu visita, has colgado una foto preciosa en tu blog y creo que tú eres el artista. Felicidades.

Un cariñoso saludo.

Malena dijo...

Mentes, gracias por ese abrazo y por toda la energía que me transmites.

Me encanta verte por aquí.

Un beso enorme.

Malena dijo...

Leandro, no sé si será el más puro pero sí el más incondicional.

Besos.

Malena dijo...

Patricia, mi pibita, no te equivocaste de blog pero sí de post.

Estaba unos tres más abajo. De todas formas te ha servido para conocer a Durrell que escribe unos relatos increibles.

Te tengo que enviar fotos de tu ahijado con su nueva imagen. Está de dulce :)

Miles de besos, cariño.

Malena dijo...

Arturo, gracias por venir y dejar tu comentario.
Tienes razón, ojalá tengamos a ese alemán muy lejos de nosotros.

Pasaré por tu blog pero con detenimiento.

Un beso.

Malena dijo...

Prometeo, sabía que la recordarías de cuando la publiqué en Terra.La csituación no ha variado. Todo sigue igual. Es una historia como muchas en la que las familias sufren el deterioro de un ser querido. Y que peor deterioro que perder la memoria...

Un beso muy grande.

Espero que disfrutaras mucho en las fiestas de San Isidro.

Malena dijo...

Mariel, mi ángel, gracias por tus cariñosas palabras referentes a este tema.

Lo único que se puede hacer es derrochar el cariño a manos llenas y ten la seguridad de que eso, no le falta ningún día. La pena es que ella no pueda darse cuenta del amor que sembró en sus hijos.

Miles de besos.

JAC dijo...

¡Que pena... amiga Malena!
¿Por que venimos al mundo desvalidos y nos vamos de él de igual forma...?

Preciosas son tus entradas

Quería saludarte y darte un beso cálido

Malena dijo...

Jac, quizá esa sea la condición humana. Por eso mientras tanto debemos intentar vivir con intensidad sacando de cada día algo de belleza.

Gracias por ese abrazo cálido que agradece mi alma.

Un beso muy grande.

¿Cómo te encuentras? ¿Estás bien ya? Cuídate mucho.