martes, 12 de mayo de 2009

Reflexión: Viaje hacia el jardín zen.


Nadie nos prometió que el camino de la vida estuviera lleno de rosas. Cada día nos enseña unas cartas con las que tenemos que jugar y no hay otras, al menos que tengas guardado un as en la manga.

Pueden haber días más tranquilos, otros más agitados y otros que deseas que acaben pronto, pero, realmente, no he conocido todavía a una persona que pueda decir que viva sin preocupaciones.

Cada día lleva un bagaje de situaciones que puedes dominar y otras que te dominan a tí. Lo que es importante es que en ese camino intentes ir acompañado de una mano amiga con la que te puedas sentir arropado en todo momento, pero aún así, tienes que llegar a una comunión contigo misma.

Llegar a un lugar, el más escondido de tu ser, en donde puedas alcanzar un equilibrio que te devuelva la serenidad que pierdes cada día.

Y ese lugar es el jardín zen. Yo tengo el mío y a él recurro cuando quiero que no se me escapen las riendas de mi vida. No es un jardín material. El movimiento para llegar a él es hacia adentro, hacia tu interior.

Allí solo existen las rocas que simbolizan las montañas, la arena que con sus ondas simboliza el mar y el bambú, cuyas cañas al moverse, dejan oir la música de las emociones. La caña de bambú con la que me siento identificada, pues el viento la podrá doblar y hacerla llegar hasta la tierra, pero tiene el poder de volver a su estado natural.

Ese es un jardín zen. El compendio de la Naturaleza, y allí estás tú mirándolo con los ojos del alma. Abstrayéndote del sentimiento de sentirte a veces manipulada por el mundo.

No utilizo mi mantra de "Fuerza, Paciencia y Tranquilidad". Allí no recito nada, solo siento el silencio. Un silencio que rebaja el nivel de las preocupaciones y las coloca en el lugar exacto donde deben de estar. Donde aprendes a verlas con otros ojos y te hace sentir bien íntimamente.

Os invito a un viaje para buscar el vuestro. Todos teneis uno y para llegar, solo necesitais creer en él.¡Buen viaje!


Malena

48 comentarios:

Catalina Zentner dijo...

Intento llegar a ese sitio donde la calma es posible, a parir de una ausencia que dejó un agujero en mi alma.

Te abrazo, niña dulce.

Trini dijo...

Tengo localizado mi jardín zen, pero no puedo acceder a el tanto como deseo. Cuando no es la lluvia, es el viento y hasta los truenos...Pero sé que está ahí y es casi tan bello como el tuyo, casi.

Besos y gracias por tus buenos deseos.

Adolfo Payés dijo...

Me gustan tus trazos escritos con esa calidez y perfección del lienzo en cada frase, me absorbe y me dejo llevar y llego sintiendo el bambú firmeza de tu presencia...

hermoso
jardín nos entregas.

saludos fraternos
un abrazo inmenso
besos

Noelplebeyo dijo...

Voy. Fuerza , Paciencia y Tranquilidad..me pierdo a partir de la paciencia...


Besazos

el mercader dijo...

El camno hacia tu jardin Zen, es tu viaje interior. Me gusta mucho lo que dices del silencio. Vivimos en un mundo de ruidos donde a veces no podemos ni oirnos a nosotros mismo. Y lo que es peor, a veces los ruidos distorsionan lo que oimos. Yo intuyo tu jardin zen, aunque tu eres la unica que lo conoces. Y en tu jardin no solo hay silencio, hay luz y paz. En ti jardin zen las cosas son por si mismas, son esencia, son lo mas puras posibles. Y cuando estes en tu jardin zen, se muy intimamente feliz. Tan intimamente feliz como yo intimamente te lo deseo. Te quiero Malena

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

que bueno que cada cual encuntre el suyo...nada fácil, todo va en tu poder de concentració y ganas de encontrarlo....yo no se vivir sin preocupaciones...sería aburrido no??? besos y rosas

La Gata Coqueta dijo...

SIEMPRE O MÁS BIEN CASI SIEMPRE LLEGO A ESE DIVINO JARDÍN.

QUE EL DE TODO TIENE, EL TUYO TIENE CAÑAS DE BAMBU Y EL MIO ES MÁS SENCILLO SON JUNCOS PERO AL FINAL NO SE DEJAN ROMPER TAMPOCO, LOS AZOTAN Y PISAN Y ELLOS VUELVEN A SURGIR, CON UNA FUERZA Y UN ÍMPETO QUE YO MISMA ME QUEDO EXTRAÑADA...

Y GRACIAS A ANALIZARLO LAS HORAS LOS DÍAS Y MUCHO MÁS, PASA Y SIN APENAS PODER CREERLO...

UN BESO CARIÑO.

UNA FELIZ SEMANA PARA TI Y TE REGALO MIS SUEÑOS E ILUSIONES PARA CPMPARTIRLOS.

HASTA PRONTO!!

Elsa dijo...

Muy hermoso, Malenita. Y seguro que cada quien y cada cual tiene el suyo. Pero no es tan fácil llegar a él, por lo menos a mí que me cuesta muchísimo abstraerme de la realidad, aislarme de los ruidos que nombra Mercader y que en mi caso no distorsionan lo que escucho sino que me impiden escuchar, escucharme.

Miles de besos, pensadora.

Adrisol dijo...

que bonito, malena!!!!!!!!

te lleva a un estado de relajación interna impresionante...
me alegra que consigas abstraerte y entrar en tu interior, cosa que no es nada fácil.........
te felicito, hermosa


besitossss

Patry dijo...

Jo...pues yo aun no he encontraod mi jardín zen...seguiré buscándolo...
Un besazo.

IGNACIO dijo...

Para llevar bien la vida hay que saber contrapesar muy bien, lo que nos va presentando.

Yo me sumerjo con dos bolas chinas en las manos, pintadas de unos colores naturales preciosos, penetro en sus sonidos, me abstraigo en sus colores, dejo descansar las manos, y me interno, imagino una balanza y yo en medio haciendo de contrapeso.
Cada cúal libra esta batalla como puede.

Besos.

Maria Varu dijo...

Evidentemente cada uno tiene su medio o su forma de apaciguar las situaciones que agobian, que preocupan, que alteran... pero estoy contigo Malena, que adentrarse hacia dentro, dejar que todo repose, que todo vaya situándose en su lugar, es un método o forma muy apropiada. Aunque (al menos para mí) uno de los mayores incovenientes, es hallar ese espacio de tiempo en una vida ajetreada y movida como la actual. Pero como bien dice el refrán: querer es poder.

Besos y silencio Malena.

Shanti dijo...

Mi Male...si te contara...que me introduje tanto en mi jardín Zen que hasta se me había olvidado que debía salir de vez en cuando y tan mimetizada estaba yo con todo ese ambiente que cuando salí lo primero que se me ocurrió fue hacerlo natural. No puedo en las dimensiones que quiero pero hago el intento por hacerlo realidad.
Por cierto te voy a pasar a tu correo algo que te gustará.

Besos mi niña bella y recibe un inmenso abrazo así físicamente estemos distantes

SOL dijo...

Ese lugar lo tengo en mi mente, aunque no siempre puedo llegar a el fisicamente!!!
Seria bueno poder llegar.. estar y sentir ... o al menos transportarme con el pensmiento no???
Espero me ayude.. creo que si!!!
Gracias Male.. tus textos son siempre positivos para calmar hasta la fiera mas terrible!!!
Besotes llenos de luz!!!

Dashina dijo...

Buscaré mi jardín,espero encontrarlo pronto y que la tranquilidad sea más constante en mi interior.

Besos y un fuerte y largo abrazo!!!

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Vivo en un lugar donde cerca hay un parque lleno de chopos. La gente los desprecia, pero ellos son mi jardín zen...

Cuando sopla la brisa o hay viento, salgo al parque y me siento a escuchar lo que los árboles me dicen...A veces sus movimientos fuertes viriles me trasmiten esa Fuerza que tan necesaria nos es...Pero a veces es el dulce susurro de sus hojas rozandose unas a otras las que provocan en mi un escalofrío que me hace comprender que estoy vivo.

¿No has escuchado nunca el siseo de miles de hojas al rozarse mutuamente?. Es como un mensaje de fraternidad que nos envuelve y nos arropa.

El otro jardín zen se encuentra en los ojos de mi hija...Mirarlos y ver a través de ellos la pureza de la inocencia me calma, me devuelve al sosiego. Ella es mi roca a la cual me agarro desesperadamente en los días de tempestad, y allí está ella, tan frágil pero tan fuerte...Mi Ryoan-ji¡¡

Besos amiga Malena, besos.

fgiucich dijo...

Cuántas veces, cuando el vendaval de la vida nos azota, tenemos que buscar fuerzas en la flaqueza para encontrar en nosotros el camino hacia la serenidad. Has tocado un tema candente con la calidad de siempre. Abrazos.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

No puedo
seguro
decir que vivo en calma
recurro a mi jardin con frecuencia
En este momento
ni su paz puede contra la ùnica inquietud que tengo
Mis dos hijos
te agradezco este texto
es oportuno,amiga mìa
como siempre.

María Narro dijo...

voy a irme para allá un rato a ver si se me pasan los pinchazos en un pie -cambio del tiempo- que me están dejando la paciencia bajo mínimos.

un beso.

Jesús Arroyo dijo...

¿Cómo puedo plantar un jardín así en mi casa?
Besazos.

Soledad Sánchez M. dijo...

Yo lo tengo precioso, y procuro obligarme a pasar por allí todos los días. No puedo elegir lo que me ocurra, pero sí cómo voy a encararlo... y con quien.
Y me gusta que tú estés, aunque sea en la distancia material, para acompañarme.

¡Qué gusto leerte!

Un beso.

Soledad.

Nine dijo...

Yo suelo evadirme a "mi Manderley" que tiene un jardin precioso aunque no es zen y allí me suelo encontrar conmigo misma y con la niña que fui.

Otras veces me siento en el patio de mi casa paterna, bajo el cielo protector de Ceuta y allí encuentro muchas de las respuestas a las preguntas que me hago constantemente, recuedos canciones antiguas que cantaba mi madre, oigo la radio con la imaginación...


Besos Malena.

Willow dijo...

Los "goldfish" me cautivan pues su lenta y majestuosa velocidad por debajo del agua me transmite lo que a tí tu mantra.
Me ha encantado tu mensaje, Malena. Te espero en el silencio.
Un abrazo fuerte

Gárgola dijo...

Por increíble que pueda parecer, para mí una de las maneras más fáciles de llegar a este jardín, es en contacto con la roca, colgada sobre el abismo: escalando. Es cuando mi mente está totalmente concentrada en el próximo paso, en el siguiente segundo. La naturaleza y yo como un bloque compacto y cómplice. Pero hay momentos, que en medio del temporal diario, tenemos que hacer el viaje hacia dentro y llegar allí: para mí no es nada sencillo y muchas veces me pierdo en el camino. Hay que recordar y ejercitar.

Gracias por tus palabras.

besos

Mi Chica dijo...

Me gusta sentarme conmigo misma...aunque sea para llorar...

Un beso Malena

Amaya dijo...

El Jardín Zen está dentro de mí, de tí y de cada uno de nosotros.., pero hay personas que por sí mismas son un Jardín Zen para todos los demás.., y tú eres una de ellas
Un fuerte abrazo mi querida Malena

©Claudia Isabel dijo...

Un tema muy interesante y reflexivo...creo que andamos siempre en una busqueda, pero estamos bastante delineados, en cuanto a lo que somos y debemos cambiar...
Gracias por encaminarnos!
Un abrazo inmenso

Raquel dijo...

Lo buscaré en mi interior.

Un beso.

El perro andaluz dijo...

De seguro tengo el mío pero necesita una buena regada y más cuidado de mi parte.
Un gran abrazo, Male querida.

alkerme dijo...

Buena recomendación, he de ponerme a buscar uno adecuado para mí... parece bueno el tuyo...

Besos, Malena

salvochea dijo...

El sendero te busca o tu lo encuentras a él, al final el camino es ese.



He buscado refugio,
asilo, en el silencio,
llevo mucho tras ello
pero aún no lo logré.

No hay refugio tan bello
que sea capaz de ofrecer
la paz de ese sosiego,
la magia intemporal
que ofrenda tal placer.



Saludos desde El Bierzo.

Ariam Ram dijo...

Increíble MALENA, realmente das con el dedo en la yaga. Llevo meses buscando ese lugar, ese jardín, para mi quizás sea la brisa marina... "Soy equilibrio" me tocó repetir en clase y por desgracia acabé quedándome dormida.

No sé qué técnica utilizas, yo comencé hace 1 mes con el yoga y me hace entrar en una comunión de paz interior y energía que nunca sentí antes por mí misma.

Rondando y rondando temas, aquí y allá, en vuestros comentarios, en vuestras entradas... Cada cosa me va llevando a un puerto distinto pero todos están en la misma playa: la mía.

Y es bien cierto que es en nuestro interior donde debemos encontrar la calma porque de seguro seremos nuestros sempiternos compañeros de viaje, si no estamos en una mediana paz con nosotros mismos jamás podremos regalarla a nadie.

Preciosa la entrada, esta noche me estáis dando muchas buenas lecciones que espero llevarme a la cama junto con el cansancio del día y el sueño que me repare.

Un beso enorme y mucha brisa fresca para tu hermoso jardín.

Mar.

Marisa dijo...

Totalmente de acuerdo contigo.
Mirar con los ojos del alma.
Escuchar lo que toda Naturaleza
transmite.
Escuchar el silencio de nuestro interior y saberse acompañar de él.

Un gran abrazo.

Durrell dijo...

Muchacha sabia donde las haya, eso eres Malena. A veces mi jardín Zen cierra sus puertas enrejadas y hay que esperar al sereno (serenidad) para que aparezca con la llave.

Esta mañana miraba la gente de mi alrededor mientras caminaba por Manuel Girona, podría haber sido casualidad ¿verdad? pero no. Alguna vez, tal vez...

Un gran beso.

Soñadora dijo...

Malena, gracias por el paseo que me has permitido dar por tu jardin zen, intentaré encontrar el mío. Cómo bien dices, cada quién debe hallar su propio remanso de paz.
Besitos y que tengas un lindo fin de semana!

Prometeo dijo...

El rincon secreto, el ultimo refugio...dificil en este mundo tan liado y comprometido cuando estamos atentos a tantas cosas, los crios, las amistades, los compromisos...hay que buscarlo si no se tiene y abandonarse un tiempo en el. Antes era la playa solitaria de arenas blancas de mi Vigo natal, lo añoro...
un fuerte abarzo.

TORO SALVAJE dijo...

Me gustó ese jardín zen virtual.
Cuando vengan malos momentos me iré a pasear por él.

Besos.

Calle Quimera dijo...

Pues claro que acepto la invitación.Que maravilla de jardín y que buena la compañía.SALUD¡¡¡

Fragmentos Betty Martins dijo...

._________querida Malena




la Naturaleza es el más grande jardín más moderado de todas las fuerzas positivas. en los modera y en el revigoriza para la vida. para embarcármelos en el "viagem" en busca de l' equilibrio


preciosas tus palabras.


______________________///



.no sé lo que la razón que mío blog no pone al día míos posts - j' ya intentaron de todo - pero aún n' ¡a no descubierta la razón!¡!





besos con cariño

ElPoeta dijo...

Un maravilloso modo de relajarse, meditar y reencontrarse... Besos, amiga y gracias,
V.

Adolfo Payés dijo...

saludos fraternos con mucho cariño.
paso a dejarte y a desearte lo mejor para esta semana

un beso
y abrazo muy grande

Adrisol dijo...

no tengo dónde dejar comentarios en el último post, pero te lo dejo acá....ya sábes cómo soy.............si leo, tengo que escribir!! jajajajja

ojalá que lo hayas pasado bien y aquí estamos esperándote....

besitos, reina

TriniReina dijo...

Bonito homenaje el tuyo al gran Poeta, nuestro admirado e inimitable Benedetti.

Besos

azul dijo...

No se donde ponerlo porque más arriba no veo lugar para comentarios....igual estoy tonta hoy

Pero no lo he estado cuando te he dejado hoy en mi blog algo para ti

Cuando puedas pasa

Isabel dijo...

Precioso el poema que has elegido de Mario Benedetti. Te contesto desde esta entrada, porque en la entrada Mario Benedetti. In Memoriam, no me da la opcion de comentar. Un beso

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Igual que Isabel, Bello el poema de Benedetti...No tan bella la muerte pues yo francamente le tengo miedo.

Besos amiga

Juan dijo...

Malena

Qué precioso poema de Mario Benedetti.

Es muy adecuado para este momento de su despedida. Esas son preguntas que algunas veces nos hacemos. O tal vez cuando nos acercamos demasiado a la hora de partir.

De todas formas, el mundo seguirá girando, pero siempre quedará su esencia en sus poemas, que nos acompañarán en nuestro camino, y en el camino de cada una de las generaciones venideras.

Un abrazo.

Juan Antonio

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Melnìsima
No puedo comentar los dos ùltimos posts
Pero no importa
Dejo mi huela aqu÷i
emocionada
tu m÷usica me calma
tu letra me llena el alma.