domingo, 26 de abril de 2009

Pensamientos frente al mar.


La tarde es primaveral, el sol juega con unas pequeñas nubes y no he podido ni querido reprimir mi deseo de bajar a la playa.

Al llegar a la arena me he quitado los zapatos para sentir el contacto de mis pies con ella.

Hay un grupo de gaviotas que contemplan algo o simplemente descansan y con gran tranquilidad y descaro ni siquiera se apartan a mi paso.

Las olas rompen suavemente en la orilla dejando ese rumor que les acompaña, y yo, me siento a poca distancia de ellas y acerco mis piernas al pecho abrazándolas para en esa postura contemplar la inmensidad del mar.

Pasa el tiempo pero yo no lo noto absorta en la contemplación.

Oigo pasos pero no vuelvo la cara y alguien se sienta cerca de mi, a unos escasos metros. Con prudencia no exenta de curiosidad, giro mi cara y me resulta familiar la imagen, no porque la conozca sino porque su estilo es muy similar al mío: melena suelta, tejanos y camisa por fuera de ellos.

Sus pies descalzos tambien tocan la arena. Dos mujeres frente al mar.

Sucede algo que me hace sentir que una extraña relación me ha unido a ella.

No la miro pero sé a ciencia cierta que las lágrimas están rodando por su rostro. Unas lágrimas que hacen que mi corazón se llene de dolor.

Y así, sin saber como, ni por qué, se estableció un mudo diálogo entre las dos. Hasta mí llegaban sus por qués y su necesidad de consuelo, y de mí salían las palabras que leí algún día en algún lugar y que en su momento habían tocado mi alma utilizándolas yo ahora para consolarla.

" Jamás permitas que tus ojos derramen lágrimas por alguien que nunca te hará sonreir.

No permitas que tu tiempo sea desperdiciado con alguien que nunca tendrá tiempo para tí.

Jamás creas que alguien pueda volver cuando nunca estuvo presente.

Jamás permitas que tus pies caminen en dirección de un hombre que solo vive huyendo de tí.

Jamás te permitas estar horas esperando a alguien que nunca vendrá aunque te lo haya prometido.

Jamás permitas ponerte linda y maravillosa a fin de esperar un hombre que no tendrá ojos para admirarte.


Y sobre todo, jamás permitas perder la dignidad de mujer"

Sus lágrimas cesaron y se oyó un profundo suspiro que me hizo sentir en paz. Las olas seguían trayendo su rumor y las gaviotas graznando elevaron el vuelo hacia el cielo.

Se levantó, se sacudió la arena de los pantalones y se ahuecó la melena. Me miró por primera vez y me sonrió.

No pude contestar. No pude moverme. La imagen que me sonreía...era yo.


Malena

51 comentarios:

Adrisol dijo...

hola malena!!!!!!!

que bonito tu relato!!
hasta no llegar al final, no imaginé cuál sería...........me encantó!!
besis y buen domingo

Prometo dijo...

Bello y hermoso relato, toda una declaracion de bellos principios y alma humana y valiente...me encanta el mar, no en balde naci a su vera, mo dormia con su arrullo y mis primeras fiestas fueron en la arena de la playa.
orgullo y humanidad, valentia.
Un fuerte abarzo.

El antifaz dijo...

Que bonita forma de pensar en ti.
Un beso mi dama oriental.

Noelplebeyo dijo...

Me alegro que la paz gire en torno a esa playa, y que se expanda al menos en torno al paisaje.

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Jamás te permitas estar horas esperando a alguien que nunca vendrá aunque te lo haya prometido."


Pues yo no se si es tontuna... pero yo no dejo de esperar...

Saludos

Annick dijo...

Que final mas bonito por inesperado!

Abrazos desde Malaga.

fgiucich dijo...

Es una delicia leerte y muy reconfortante. Abrazos.

SOL dijo...

Me ganaste de mano en el final MALE... sabia que eras tu misma.. o esa otra parte de ti que te acompañaba a pensar en ese maravilloso lugar.. EL MAR!!!
Que bueno es tener cerca el mar para poder estar unos minutos ahi contemplandolo y pensando... eso inspira.. supongo que los que meditan en general deben usarlo como fuente de energia, por que sera que cada vez que estamos frente a el .. no da por algun pensamiento, en voz alta, o en voz baja.. pero esta bueno!!!
La realidad y el fin de este post... las unicas lagrimas que deberian verse en una mujer tendrian que ser las de FELICIDAD!!!
Ojala asi sea siempre!!!
Besos cielin, llenos de luz para ti!!!
Que comiences un bello lunes!!!

Gárgola dijo...

Estar cerca de nosotras mismas, pero poder mirar desde fuera hacía dentro y de dentro hacía fuera. Así crecemos y nos conocemos mejor. ¡Qué sabia manera de explicarlo, Malena!

Besos y feliz semana

NOVA dijo...

Esos momentos para reflexionar y poder encontrarnos, vernos reflejados y comprender tantas cosas. Lo difícil luego es actuar.
Me encanto.
Un besin
NOVA

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Hermoso relato Malena.

Por un momento pude sentir la húmeda arena, el salitre del aire, el sordo rumor de las olas tibias arretiendo dulcemente contra la orilla.
Pude sentir el viento y en él ver como tus palabras dibujaban tus pensamientos y se hacían así visibles para mi.

Contigo, no sólo estabas tu con tus recuerdos y tus pensamientos. Estaba también yo y tantos otros cuyos ojos se pierden cada día en ese mar imaginario que sin poder ver sentimos tan fuerte dentro de nosotros.

Siento cada una de tus afirmaciones. Jamás es una palabra rotunda, da seguridad, invita a la fortaleza...Pero por lo general, la cambiamos por un quizás...o "ya veremos"...tantas excusas...

Me alegro que tu pudieras sacudirte resueltamente esa arena, símbolo e imagen de tu resolución.

Besos amiga y siento no ser constante, pero no puedo...

Isabel dijo...

Precioso y profundo el relato. Un beso

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

el mar da mucho juego para la reflexión...besos

Victoria Caro dijo...

Me parece un relato de tintes orientales por su forma de desencadenarse, viene de muy dentro, más que una reflexíon como he leido en algún comentario que te hacen, me parece más fruto de una meditación.

Besos y discúlpame por no visitarte como quisiera, estoy muy escasa de tiempo.

azul dijo...

Siempre he dicho que un libro malo con un buen final me convence y un libro bueno con un final malo no me gustará nada.

Tu post es un relato bueno,con un final impactante de los que me gustan ....es precioso

Además es legible y visual, te he visto ...pero tanto,tanto que he oido las olas del mar.

Una maravilla, un saludo

ETDN dijo...

Hola, Malena. Gracias por tus felicitaciones. Sí, fue mi cumpleaños. Y creo recordar que el tuyo se acerca también.

Tengo poco tiempo para comentar todos los blogs que me gustarían, pero no me olvido de los que estáis ahí desde el principio.

A veces os leo en silencio, aunque no comente.

Un beso muy fuerte. Espero que todo te vaya bien. Cuidate, que sigues siendo mi hermana mayor.

Mi Chica dijo...

El mar inspira...qué bien tenerlo tan cerca,me da envidia,:)

Un beso Malena

TriniReina dijo...

Es que cuanso salimos al encuentro de esa que somos y las circunstancias se confabulan, y la hallamos, bien poedemos mantener una conversaciónm asaz coherente y aclararnos cientos puntos que nos hieren...

Besos

Cálida Brisa dijo...

Malena
Te leo y saco mi conclusión.
Me ayuda a pensar, que las palabras son hermosas pero a veces no retratan la realidad.
Por eso mi niña vengo y prefiero no contestar.
Hoy el tema pudo más jajaja
Un abrazo

Elsa dijo...

Aun en la dulzura, fuerza Malena. Fortaleza.
Mil besos.

Adolfo Payés dijo...

en el mar encontramos el reflejo mismo de la vida. muy sentidas tus letras..

te dejo mi saludos fraternos de siempre
un abrazo

Anónimo dijo...

Saludos desde la distancia, estando a los pies de un mar que va muriendo poco a poco cada día(Benidorm).

Un placer leerte esos hermosos textos, que transmiten la paz del arrullo de las olas.

Saludos desde (Benidorm)de Salvochea

Marinel dijo...

Qué profundidad...tanta como el mismo mar que mece ese momento íntimo y personal, en el que tu reflejo y tú tomáis conciencia la una de la otra...
Preciosas palabras,que a fuerza de tenerlas guardadas,casi olvidas...
Pero el mar con su poder, ha sabido hacerlas externas...¡tanto!
No las olvides nunca,pues tienen mucho trasfondo,ya sabes...
Como el mar...
Besos y rosas.

Soledad Sánchez M. dijo...

Una hermosa manera de reflexionar, frente al mar, siendo capaz de descubrir la tristeza oculta en tí, con un bello relato.

Un beso.

Soledad.

María Narro dijo...

pues debe ser la hora, o que estoy un tanto abobada, pero me creí lo de la otra mujer...

lapsus aparte, el mar invita a reflexionar y a no sentirnos solas.

un abrazo.

Wara dijo...

Cuando una se encuentra a sí misma frente a frente y puede dialogar y decirse cosas y aconsejarse y recordar algo que quizás ha olvidado, como el no perder la dignidad, por ejemplo... sin duda es un magnífico día.

Un abrazo, Malena. Encantada de caminar por la arena de esta playa.

Juan dijo...

Malena

Maravillosa reflexión
acompañada de las olas del mar
de las amigables gaviotas
y de tus íntimos pensamientos.

Se podría escribir todo un tratado con cada uno de tus pensamientos.

Inmejorable, amiga.

Un fuerte y fraternal abrazo.

Juan Antonio

TORO SALVAJE dijo...

Que tendrá el mar que en los momentos más tristes nos atrae como si fuera un imán?

He pasado tardes y anocheceres en su orilla como esperando un milagro o como mínimo algo de paz.

Besos.

nuria dijo...

Malenita...inmejorables reflexiones...como siempre.

Yo en vez de mar me miro a mis montañas...

Mil abrazos.

musa dijo...

Querida Malena:
Que bonitos pensamientos, y tan
bién expresados.Me parecía estar
alli.
Que suerte tener el mar tan cerca.
A mi me encanta y siempre que estoy frente a él me pongo a re-flexionar, casi siempre , pensamientos positivos, como no
le veo mucho, tengo que aprove-
charlo.
Muchos besos.

azul dijo...

Hola Malena

Tienes una cosita para ti en mi blog ...un saludo

Patry dijo...

Creo que mi paréntesis ya se ha acabado....aunque puede que haya sido demasiado largo...Un besazo.

©Claudia Isabel dijo...

Querida Malena, muy buenas las reflexiones de tu relato...me recordaron mucho a la historia personal de una amiga.
Creo que todos debemos ponernos frente a ese espejo y cuestionarnos.
Un abrazo inmenso

Soñadora dijo...

Malena, que relato tan bello, lleno de pensamientos valiosos que solo la tranquilidad de contemplar el mar acompañada de ti misma pueden crear.
Besitos

roxana dijo...

Malena que bello y que fuerte y que cierto y que duro y que bueno darse cuenta que uno puede pensarlo y decirlo!!!!!!!!!!!!!
Creo que estuve aca en tu blog en allgun momento, ahora parece que es el momento de que vuelva asi lo siento. Gracias, un beso Roxana

roxana dijo...

Malena ¿Como me engancho a tu blog? para tenerte cerca, no veo los seguidores. me podes decir en mi blog como hacerlo, desde ya gracias!
Roxana

IGNACIO dijo...

El mar, tanto en femenino como en masculino, sirve para los dos géneros, los hombres también lloran, aunque algunos les molesta que les vean, a mi nó.

He sentido tu relato como propio, mientras te leía llegaban los ecos del romper suave las olas contra la arena.
Besos Malena.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

MALE
NO LO PUEDO CREER
ESTA MAÑANA LEÌA A MARINA LANDAU
EN
"DONDE LO HABRÈ DEJADO"
Y ME EMOCIONABA CON UNA CONEXIÒN DIFERENTE ENTRE DOS MUJERES
EN ESTE CASO
SIENTO
HE SENTIDO
ESA TU CAMINATA HACIA EL MAR
Y ESE FINAL...
LO DICHO
EL MAR LA ARENA
LA INTROSPECCIÒN
SIEMPRE DEPURAN
Y POR FAVOR
CUMPLÌ Y HACÈ CUMPLIR ESTAS HERMOSAS PREMISAS
YO NO LO HICE DURANTE UN TIEMPO
Y ASÌ ME FUE
HOY CAMINO REINA POR LA VIDA GRACIAS A QUE LO HE APRENDIDO
TE QUIERO,GALLEGA.
PD LOS ARGENTOS LES DECIMOS GALLEGOS A TODOS LOS ESPANIOLES,POR FAVOR,ES MUY CARIÑOSO AQUI.

♥♥♥ M @ r Y ♥♥♥ dijo...

Mi queridisima Malena son hermosas como siempre tus palabras.
Paso a visitarlos de a poco y agradecer a los verdaderos AMIGOS como vos que han estado conmigo en mis momentos de crisis.
Te dejo mi cariño mi querida.

LUISA M. dijo...

Precioso y emotivo relato, Malena, que, sí, me sorprendió al final.
Cuentas de un modo muy bello ese diálogo contigo misma frente al mar. A mí también me gusta mirar al mar y pasear junto a él; a veces, me transmite fuerza, otras veces, tranquilidad...
Gracias por seguir visitando mi blog, a pesar de que últimamente publico poco, y por preocuparte por mí.
Besos y sonrisas.

La Gata Coqueta dijo...

Que forma tan genial de estar habando contigo misma todo el rato...

Lo has llevado y tocado con una delicadeza extraordinaria, tanto es así, que cuando voy a sitios... y veo la extensión ya me pongo a temblar, pero aqui sucede siempre lo contrario, espero más por lo que me llena y transmite.

Feliz puente, que como dicen aquí es un acueducto.

Un besazo para ti.

Sergio dijo...

Mi querida amiga gracias por preocuparte de mí, aquí en mi amado país toda una movilización por la gripe porcina, parece ser que está un poco exagerado, solo se ha confirmado 88 casos y 8 muertos, pero eso sí todo paralizado, sin clases en las escuelas y restaurantes cerrados y las demás actividades a medias (yo en estos caso prefiero la exageración) primero para que no se propague a más gente y países y segundo para que el cerco funcione.

Aquí mucha gente tilda de exagerado al gobierno y yo digo QUE LE EXAGERE MÁS.

Mi familia bien, aunque tengo a todos enclaustrados, pobres ya no se aguantan, pero vale el sacrificio.

Por otra parte esta hermosos tu pensamiento, la forma en que lo despliegas y concluyes es extraordinaria. Pero lo que se desprende de ello no me deja buena impresión, da la idea de que de alguna manera sufres por alguien y no lo deseo, quiero ver a mis amigos gozando de felicidad.

Un abrazo

Mar y ella dijo...

Mi Dulce Male.....Soy una penelope,siempre esperando en el anden de la vida....pero tienes toda la razón...lo verdadero jamás te hara esperar.....es bueno saber también..que Cada uno da lo que tiene el corazón.Cada uno recibe con el corazón que tiene....un besito garnde cuidate siempre.

Mariella

Alimontero dijo...

Ay Male, que ganas me dieron de estar ahi...caminar juntas por esa playa, escuchar la dulce melodía del mar y su entorno, vida misma!
Tener estas oportunidades, de estar con uno misma nos produce esto que cuentas...esto que sientes. Lo importante es que pudiste charlar "con tu yo" y asi serenarte...Nada mejor que estar con uno misma, frente a esa riqueza que es el mar, fuente de energía inagotable!!
Me resonó esta frase:
"Jamás creas que alguien pueda volver cuando nunca estuvo presente."

Un gran abracito y que pases un lindo "puente"....
Ya disfrutaremos de esa playa...y podremos charlar, como la última vez...;-)

Linda, te quiero mucho, nos vemos!

Ali
p.d. gracias por tu comentario con lo de Carlos...;-)

anamorgana dijo...

Estupendo relato. Me ha echo añorar algo que ya no puedo hacer. Aunque me conforme con mirarlo de lejos. Frases acertadisimas. Besops
anamorgana

Nine dijo...

Estoy completamente de acuerdo con el poema que recordaste junto al mar Malena, hasta la última letra, no te quedes ni un minuto junto a la persona que no te quiera y menos aún si te hace sufrir, porque el que te quiera debe hacerte feliz.

Esta es norma me vale para los amigos o los que se dicen amigos y nos están clavando puñales por la espalda con la mayor sutileza, pero no hay que olvidar que los amigos son una elección y si nos hacen daño lo mejor es apartarnos y olvidarse de los que no nos quieren.

Sin embargo a veces resulta muy difícil hacerlo porque además de ser los dañados podemos quedar mal nosotros.

Un relato perfecto, lleno de símbolos, para reflexionar y comprender muchas cosas.

Besos Malena.

Dashina dijo...

Es precioso, Malena. Hay veces en que lo mejor es hablar con una misma, vemos las cosas claras aunque a veces tengamos los ojos cerrados.

Besos y un enorme abrazo.

alkerme dijo...

Creo que ésas son las mejores conversaciones, de las que sacamos más cosas en claro...

Besos, Malena

Abril Lech dijo...

Malena,
me llevo las palabras,
creo que las necesito.

Amaya dijo...

Un relato bellísimo, doloroso y esperanzador
Nos vemos en la playa

Besos, mil

El perro andaluz dijo...

Pues si hay dos Malenas, ya el mundo es mucho mejor.
Besos.